Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Agricultores y ganaderos miran el año 2023 “con mucha incertidumbre”

Esperan que haya más lluvia, aunque tienen que seguir lidiando con unos altos costes de producción

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las lluvias de las últimas semanas salvaron varios cultivos. -

El año 2022 se cierra como un período “desastroso” tanto para el campo como para la ganadería. Las asociciaciones agrarias como Asaja y COAG  hacen balance de un año realmente complicado coincidiendo en que ha habido dos factores claves que se han juntado para dificultar las labores como son la subida de precios de los costes y la sequía.

Para Miguel Pérez, presidente de la COAG, este 2022 ha sido “el año más complicado de la última década”, en el que además de lo mencionado anteriormente “veníamos arrastrando los efectos de la pandemia, unos problemas que se han recrudecido a raíz de la guerra en Ucrania. Y los precios que, aunque han subido en supermercados de forma desmesurada, a nosotros no se nos repercute proporcionalmente. Nuestro margen sigue siendo más pequeño”. Por su parte, Pedro Gallardo, presidente de ASAJA Cádiz, apunta igualmente que ha sido “un año para olvidar”. Destaca que el aumento de los costes ha sido “brutal los fertilizantes han aumentado un 300%, la energía un 270%, fitosanitarios un 48%, 46% de los plásticos, el 40% en lospiensos, agua un 33% y semillas un 19%”.

Uno de los sectores más afectados, coinciden también en que es la ganadería. Desde COAG apuntan a que ha sido “desastroso sobre todo para la leche. Ha habido que sacrificar muchas vacas y eso es lo más doloroso para un ganadero”. Desde Asaja hacen “especial mención para este sector que lo ha pasado francamente mal, y donde el número de explotaciones en la provincia no deja de descender. Ha sido un año muy marcado tanto por el incremento de los costes de producción como por la dificultad para repercutir esos costes en el precio de venta del producto ganadero. Un año también marcado por la profunda sequía que ha propiciado una gran falta de pastos en la provincia y que ha repercutido en un mayor consumo de pienso pese a estar los piensos por las nubes”. Eso sí, Miguel Pérez entiende que las lluvias de las últimas semanas “aseguran los pastos para el invierno”.

Por otro lado, el presidente de COAG mira el año 2023 con “mucha incertidumbre La dinámica sigue siendo la misma en cuanto a costes. Hay esperanza en que sea un año lluvioso y no haya ningún tipo de inicidencias en el campo. Un año por lo menos normal. La otra incertidumbre es la aplicación de la PAC que es muy injusta sobre todo en Andalucía porque perdemos dinero”. Y en este sentido Pedro Gallardo recuerda que la provincia de Cádiz va a perder unos 120 millones de euros en los próximos años 2023-2027, cifra que en muchas de las explotaciones será de más del 25% o 30%. No entendemos cómo con la que está cayendo, nuestro Gobierno de España, se empeña en impulsar una PAC que va ser menos productiva, donde va a primar los aspectos medioambientales y donde los agricultores y ganaderos no hemos sido parte de las negociaciones y acuerdos, es una PAC malparida o mal nacida. No se puede ser verde cuando los números están en rojo”.

Este pasado año lo que se ha visto más afectado, según Miguel Pérez es “la flor cortada. Está muy mal y han ido cayendo hectáreas siendo nosotros el principal productor de España. En el cereal el coste de producción ha sido incluso el triple. El olivar ha subido el precio, pero la producción es históricamente baja y tampoco compensa los ingresos con los costes. En definitiva está todo mal. No hay ninguna alegría”, explica el presidente de COAG. Asaja pone la vista en plantaciones como el arroz, el olivar, el girasol o los cereales así como el regadío que no solo ha disminuído, sino que se han perdido explotaciones como el aguacate.

Las lluvias de las últimas semanas han venido bien para dar una pequeña subida al año, aunque todavía se está “muy lejos” de la media histórica, “en torno a un 30% menos”. En los 10 embalses de Cádiz, según apuntan en Asaja, “el pasado año a esta fecha el volumen embalsado suponía 544,86 Hm3, al día de hoy el volumen total embalsado supone 555,68 Hm3, representando el 30,63% del volumen total embalsado sobre un total de 1814 Hm3. Las lluvias de este mes de diciembre se han visto mejorada sobre todo en los embalses de menos capacidad de volumen. El embalse de Guadalcacín II y Zahara -El Gastor ha supuesto pocas aportaciones teniendo en cuenta que actualmente estos embalses un déficit de 20 Hm3 con respecto al año pasado. El actual volumen embalsado en la cuenca del Guadalete es de 424 Hm3 y su capacidad es de 1372 Hm3 que representa el 30% del volumen de agua embalsada, casi diez puntos mas que a principios de mes”.

Buena aceptación de la bajada del IVA y de mantener el descuento en carburantes

Ambas asociaciones ven con buenos ojos la bajada del IVA en los productos de primera necesidad, aunque Pedro Gallardo apunta a que “se podría haber ampliado esa reducción a otros elementos como carne, pescado o aceite de oliva, ya que “no entendemos que no se consideren de primera necesidad”. Igualmente esperan que las cadenas de distribución no se aprovechen de la bajada para mantener los precios”, como dice Miguel Pérez, que espera que “no hagan triquiñuelas”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN