Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 29/09/2022  

Jerez

Vecinos del centro histórico de Jerez reclaman más seguridad tras la agresión al sacerdote

La presidenta de la AVV Vecinal Centro Histórico dice que lo ocurrido es “la gota que colma el vaso” de los problemas de despoblación y movida de la zona

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La plaza del Mercado, corazón del barrio de San Mateo.

La presidenta de la Asociación Vecinal Centro Histórico de Jerez, Tamara Jiménez, echa en falta más presencia policial en San Mateo y sus inmediaciones. Para la representante vecinal, la paliza que recibió ayer el sacerdote Juan Carlos Mancebo a primera hora de la mañana en la calle Cordobeses “es la gota que colma el vaso” de un problema de inseguridad que llevan meses acusando y que ese ha recrudecido en las últimas semanas.

“Los vecinos llevan tiempo quejándose y en las últimas semanas amanecemos con las papeleras reventadas, las señales de tráfico arrancadas…”. Unas circunstancias que achaca también al retorno del botellón en la zona de jueves a domingo, coincidiendo con la reapertura de una conocida discoteca en las inmediaciones de la plaza del Mercado.

La dirigente vecinal también pone el foco en la despoblación que sufre este enclave, una de las reivindicaciones “históricas” de su asociación, y en el envejecimiento de la población que queda en la zona. “Hay barrios absolutamente vacíos”, señala tras referirse expresamente a las calles Liebre y Justicia, y “la poca vivienda disponible es turística”. A este respecto, deja claro que no tienen “ningún problema con el turismo”, pero sí que “prime la protección del ciudadano antes que la actividad económica.

Asimismo,  sitúa el punto de inflexión en la pandemia, tras el traslado en 2020 de la Comisaría de la Policía Nacional de la Plaza del Arroyo a La Asunción.  En su defecto, la oficina policial instalada en la calle Larga, a juicio de Jiménez, resulta "insuficiente" para disuadir a la zona de Intramuros de sucesos y episodios como el que se vivió ayer tras la brutal paliza al religioso. “Funciona más como una oficina, hacen falta más efectivos en la calle, eso es lo que necesitamos”, manifiesta.

El hartazgo ha llegado a tal extremo que ha habido vecinos que han pedido recuperar las patrullas de barrio que ya llevaron a cabo en 2013 y 2018 por las zonas de la movida. No obstante, de momento, tal y como apunta Jiménez, se plantean otras actuaciones antes, por lo que reactivar las brigadas ciudadanas “sería lo último”.

En este sentido, a lo largo de la mañana de hoy la presidenta de la Asociación de Vecinos Centro Histórico de Jerez ha recibido una llamada de delegado de Seguridad, Rubén Pérez, para abordar los últimos acontecimientos y se han emplazado a mantener una reunión a corto plazo que Jiménez espere que derive también en una visita al barrio para comprobar su  estado “in situ".

 

TE RECOMENDAMOS