Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Smileat compra a la firma sueca BIO Midsona AB su fábrica de potitos ecológicos en Jerez

La reapertura de la fábrica va a generar la creación de 12 nuevos puestos de trabajo en la ciudad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Las instalaciones adquiridas por Smileat en el PTA

Smileat, empresa española dedicada a la alimentación infantil ecológica, ha comprado al fabricante sueco de potitos saludables Midsona AB su fábrica en Jerez. Situada en el Parque Tecnológico Agroalimentario (PTA), tiene una superficie de 1.200 metros construidos y consta, además, de cuatro parcelas que suponen 2.600 metros adicionales. La recién adquirida fábrica se edificó en 2012 y fue hasta 2018 propiedad de BIA Alimentación, fecha en la que pasó a manos de Ebro Foods -al entrar en concurso de acreedores-. Desde 2019 pertenece a Midsona AB, quien se quedó con el negocio BIO de Ebro Foods (a través de su filial 100% participada por Panzani). Tras tres años de operaciones en la comunidad andaluza, Midsona AB ha decidido poner fin a esta etapa para centralizar, a partir de ahora, su base de operaciones en Cataluña.

Smileat ha realizado una inversión total de dos millones de euros que han estado destinados a la reconversión, adaptación de la fábrica y a la ampliación de nueva líneas de producción. La nueva fábrica va a centralizar el 70% de los procesos productivos en la cadena de valor, lo que permitirá llevar a cabo una gestión de recursos más escalable y ganar en eficacia y productividad. Y, además, aportará una visión mucho más estratégica del negocio. Esta operación ha generado la creación de 12 nuevos puestos de trabajo para la ciudad de Jerez.

La dirección general y gran parte del equipo continuará operando desde las oficinas centrales en Madrid y los directores de las unidades de negocio de calidad y producción ejecutarán sus funciones desde la nueva fábrica. Este nuevo esquema empresarial permitirá a Smileat alinear y agilizar sus operaciones.

Alberto Jiménez, co-fundador y socio de Smileat explica “cuando comenzamos nuestra aventura empresarial hace 7 años pensábamos que tener una fábrica propia era un sueño, pero que conseguirlo no sería tarea fácil. Nos pusimos a ello, trabajamos muy duro y hoy podemos contar felices que lo hemos conseguido. Smileat ha entrado en la liga de los grandes. Un hito más en nuestra corta historia que nos da la fuerza y el coraje para seguir avanzando como lo hemos hecho hasta ahora con constancia, transparencia y mucha pasión”.

Smileat, cuya misión es preservar la salud y el bienestar de la infancia, prevé alcanzar resultados de cierre 2022 en torno a 7,5 millones de euros, lo que supondrá un aumento del 59,5% en comparación al ejercicio del año anterior. Las ventas del e-commerce suponen ya un 25% del total y lideran el crecimiento en España y Portugal.

“Disponer de una fábrica propia nos hace ser mucho más autónomos y fuertes para seguir arañando cuota de mercado, retar el statu quo de la categoría de alimentación ecológica en España y seguir afianzando nuestro posicionamiento a nivel nacional. Por otro lado, estamos preparados para dar el gran salto internacional tras haber empezado a operar en 7 países este año 2022”, concluye Jiménez.

 

TE RECOMENDAMOS