Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 30/09/2022  

Jerez

El XXVI Festival de Jerez entra en una recta final en la que aún aguardan cinco estrenos

El Pipa, que celebra los 25 años de su compañía, Rosario Toledo, El Chorro, Mercedes de Córdoba y Estévez/Paños, darán a conocer sus nuevas creaciones

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Manuela Carpio

El Festival de Jerez ha entrado de lleno en la recta final de ésta su vigésimo sexta edición, en la que ha recuperado su fecha habitual y el cien por cien de los aforos para el público asistente. Por delante, cinco días para seguir disfrutando con esta apuesta por la diversidad del flamenco en la que aguardan aún cinco estrenos absolutos -entre ellos el de Antonio El Pipa, que celebra las Bodas de plata de su compañía artística-, sin olvidar el propio protagonismo de la ciudad, como elemento indispensable y valor añadido a la programación oficial.

Como apunta la directora del certamen, Isamay Benavente, “intentamos buscar el equilibrio a la hora de realizar la programación. Siempre pensamos en la persona que viene por primera vez al festival, de manera que se impregne de la diversidad que tiene este arte, de los contrastes. Un día puede ver a Manuel Liñán con una temática actual, y al día siguiente un baile de raíz de una mujer que lo ha sido todo, como Manuela Carrasco. Está la vanguardia de Olga Pericet por la tarde y por la noche Farruquito. Esa es la grandeza que tiene este arte y lo que pretende que el público capte en el Festival”.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Un Festival que este año cuenta como escenarios paralelos al del Teatro Villamarta, que sigue funcionando como gran eje de la programación, con la Sala Compañía, los Museos de la Atalaya y las bodegas González Byass. “Son lugares que imprimen carácter al propio espectáculo”, resalta Benavente. “Ocurre en la Sala Compañía y ocurre en la bodega. Cuando llegas y te llega el aroma del vino, el cante suena de otra manera, porque el contexto influye”. E incide en la idea de que “Jerez es protagonista del festival. Este festival no podría ser en otro sitio. Tiene que ser en la capital del flamenco”.

El certamen arrancó el pasado día 17 con el Ballet Nacional de España, que presentó su espectáculo con motivo del Centenario de Antonio Ruiz Soler, Antonio el Bailarín, a quien se ha dedicado igualmente una exposición en Los Claustros de Santo Domingo que los propios organizadores confían en que forme parte en el futuro del Museo del Flamenco de Andalucía, cuyas obras están en marcha en Jerez. “Fue un espectáculo que quedará en el recuerdo, porque pudimos apreciar lo modernas que eran las coreografías de Antonio en los años 50”, rememora la directora del Festival para señalar que el listón está cada año “muy alto. Son muchas citas y todo el mundo viene con mucha generosidad. Quedan días muy grandes aún”.

Además de los espectáculos, otro de sus grandes atractivos son los cursos sobre flamenco, ya sea en torno al baile por bulerías, de palmas, compás, castañuelas. “Es un pack maravilloso para los cursillistas que viene cada año. Se instalan una semana, tienen su curso, sus espectáculos. Vienen a hacer una inversión y quieren llevarse lo máximo, ver todo lo que puedan. Es una seña de identidad del festival, y para un público que sabe mucho de flamenco”, subraya Benavente.

Andrés Peña, al frente de uno de esos cursos en la Sala Paúl, recuerda que cuando empezó el Festival él era alumno de baile. “He venido con compañías, y llevo varios años de profesor de iniciación a la bulería. Para darse una pataíta festera, en las peñas, en los rincones de Jerez. Es una forma de ayudarlos. No es una coreografía, sino un lenguaje que tienen que aprender. Lo más complicado -asegura- es bailar de verdad, sin tener que pensar tanto en dar pasos, sino que lo que quieras hacer es que salga con naturalidad, que es lo más complicado”.

Asimismo, la programación de este año ha contado con otra original iniciativa, un recorrido por el flamenco de Jerez de la mano de José Manuel Caballero Bonald. Un paseo homenaje por sus letras flamencas y por determinados rincones de la ciudad donde volvieron a cantarse esas mismas letras, compuestas por “alguien que hizo mucho por los flamencos de Jerez”, apostilla Benavente.

Y, como siempre, la ciudad de fondo, como ocurre con los espectáculos organizados en peñas y tabancos, y que contribuyen a enriquecer la agenda diaria de una ciudad que respira flamenco.

 

1 de marzo

Compañía de Javier Barón. Entre mujeres. Museos de la Atalaya. 20,30 horas

Juan Requena. Cenachería. Sala Compañía. 18,30 horas

2 de marzo

Ballet Flamenco de Andalucía. El maleficio de la mariposa, de Federico García Lorca. Teatro Villamarta. 20,30 horas

3 de marzo

Rosario Toledo. Con Javier Galiana y Alba Haro. Playeras. Museos de la Atalaya. 18,30 horas. Estreno.

Antonio Molina, El Choro. Si Dios Kiere. Teatro Villamarta. 20,30 horas. Estreno

4 de marzo

Joselito Acedo. Triana DF. Sala Compañía. 18,30 horas.

Mercedes de Córdoba. Sí quiero. Teatro Villamarta. 20,30 horas. Estreno

5 de marzo

Antonio El Pipa. Bodas de plata. Teatro Villamarta. 20,30 horas. Estreno

Estévez/Paños y Cía. La confluencia. Museos de la Atalaya. 23 horas. Estreno

 

 

 

TE RECOMENDAMOS