Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 14/06/2021

Jaén

“Desde la sencillez, transmito la belleza de los detalles”

En Cultura VIVA, la delineante, diseñadora gráfica, pintora y experta en lettering Toñi García Rayo (Jaén, 1981)

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Toñi García Rayo.

La sensibilidad como artista plástica de Toñi García Rayo (Jaén, 1981) se plasma en su trabajo, en cada obra de pintura y dibujo artístico que realiza, y en la técnica del lettering o el arte de dibujar letras, que la ha posicionado en Jaén como una de las creativas más demandadas.

Estudió en la Escuela de Arte José Nogué, donde primero cursó un módulo de Proyecto y Dirección de Obra de Decoración y, más tarde, el Grado Superior de Diseño Gráfico, siendo alumna de la primera promoción de estos estudios (2012). Continuó con su formación, escogiendo la línea técnica, convirtiéndose en delineante, de lo que ejerce profesionalmente desde hace quince años. Nunca dejó atrás ni la pintura ni el arte.

“Pinto desde que era niña. Mis primeras clases fueron en la Universidad Popular, con 13 años, en un taller que dirigía Paqui Porras. Estuve años aprendiendo de su mano y empapándome del ambiente artístico. También con pintores increíbles como Francisco Quero. Aprendí a retratar con David Padilla”, recuerda. Centrada en la pintura de naturaleza con la técnica de acuarela, es una pasión que comparte con acuarelistas jiennenses, de la mano del pintor malagueño Luis Terrones (WildLife Art). Y es que está aprendiendo a captar luces, el agua, las aves, las plantas y cualquier detalle de la naturaleza.

“Es una rama artística bastante desconocida a la vez que bonita, que puede aportar mucho a la sociedad. Me permite dar a conocer la diversidad natural que tenemos. La única forma de conservarla, es mostrándola y la pintura es una herramienta para enseñar lo bonito que tenemos. Jaén es un lugar que inspira y tiene rincones naturales que ya quisieran otras ciudades. Me permite transmitir”, confiesa.

Está en constante aprendizaje con la pintura de naturaleza. “Investigo y descubro. Todo lo que pinto, queda grabado en mi memoria y me ayuda a conocer la diversidad”, explica. Para un lienzo en blanco, no es capaz de elegir un lugar favorito que plasmar. “No hace falta irse muy lejos. La luz de Jaén es muy especial. Es acogedora, dulce, sencilla, no te deslumbra”, valora.

Especializada en rotulaciones por su faceta de diseñadora gráfica, supo ver que en las letras “también hay arte” y apostó por la escritura con pincel. Realiza láminas, rotula escaparates, logos e identidades corporativas, además de realizar murales. “Es una técnica que te permite humanizar cualquier espacio. El arte de dibujar letras es un sello diferenciador, no se puede copiar. El carácter y las connotaciones que imprimes son únicas. Te permite expresar, no ver sólo letras. No es lo mismo que la tipografía”, defiende.


En la misma línea, reconoce: “La pintura y el arte implican expresar emociones y transmitir ideas. No es copiar o fotocopiar, para eso está la fotografía”. Y así lo transmite en los cursos de lettering que imparte, bien en negocios o en asociaciones de vecinos o de mujeres. “Enseñar es muy enriquecedor porque aprendo muchísimo”, reconoce.

Está preparando un taller de lettering en Úbeda y pendiente de concretar uno en la capital. “Hay muchas ganas porque hay demanda”, agradece. Y es que “lo hecho a mano, afortunadamente, se está empezando a valorar”.

Desarrolla su faceta artística sin presionarse. “Prefiero ser más libre”, dice. Las redes sociales son su soporte para la promoción de sus creaciones y la respuesta cada vez es más activa. Es la plataforma donde deja ver su sello: sencillez y expresividad. “Me gusta transmitir la belleza de los detalles y de las cosas sencillas. Veo la belleza en una flor pequeña que nace en el borde de una carretera, en un ave que picotea y en la forma fluida de una letra bien escrita”, apunta.  

Precisamente por su sensibilidad, con la técnica del belly painting se ha ganado la confianza de más de una futura mamá, creando en la barriga de una embarazada motivos creativos. Lo mismo participa en un concurso de pintura rápida que se echa a la calle para  para situarse ante una fachada antigua e “inmortalizar el patrimonio que se va perdiendo”.

Su versatilidad no la encorseta. “Lo creativo es muy estimulante para los sentidos. Es terapéutico. No hay que perder nunca la ilusión en lo que haces, poner corazón y transmitir. Lo más bonito es que se emocionen al ver tu trabajo”, termina.

COMENTARIOS