Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 12/05/2021

Jaén

La técnica e interpretación de Pogorelich suenan en Jaén

El prestigioso pianista croata ha ofrecido el concierto inaugural, en el Infanta Leonor, con un recital que arrancó con dos obras de Chopin y concluyó con Ravel

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El pianista Ivo Pogorelich en el concierto inaugural, en el teatro Infanta Leonor.

El prestigioso pianista croata Ivo Pogorelich ha abierto este jueves la 62ª edición del Concurso Internacional de Piano Premio ‘Jaén’ con un concierto inaugural en el Teatro Infanta Leonor, con aforo limitado por las restricciones sanitarias, deleitando al público con un programa con obras de Chopin y Ravel.  Sus nada convencionales interpretaciones, su asombrosa técnica y su innovador enfoque en la interpretación de la literatura pianística quedó de manifiesto en su recital, que arrancó con la Sonata nº3 en sí menor Op.58 y Tres mazurcas Op.59, ambas de Fréderic Chopin, para finalizar con la obra Gaspard de la nuit de Maurice Ravel.

Nacido en Belgrado en 1958, hijo de músico, Ivo Pogorelich comenzó a estudiar música a los siete años y a la temprana edad de diez años debutó en su primer concierto como solista con orquesta. Tras los primeros escasos años de desarrollo musical en Belgrado, prosiguió sus estudios en Moscú en 1970. Allí pasaría los siguientes diez años, primeramente asistiendo a la Escuela Central Especial de Música del Conservatorio Tchaikovsky, y después estudiando en el Conservatorio de Moscú. Un cambio radical en su desarrollo artístico se produjo cuando conoció a la eminente pianista y pedagoga georgiana Alisa Kezeradze, con quien comenzó una intensa y fructífera cooperación profesional en 1976. Gracias a sus enseñanzas acerca de los fundamentos de la tradición occidental de la escuela pianística rusa, Pogorelich redefine su técnica. La exclusividad de los conocimientos adquiridos confirieron notoriedad a Pogorelich y le garantizaron un lugar destacado en la escena histórica del pianismo mundial.

COMENTARIOS