Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 13/05/2021

Jaén

El gerente de Matinsreg destapa el pago de comisiones al PP en Jaén

El responsable de la empresa Matinsreg reconoció ayer en el juicio “haber inflado” las facturas y que parte de ese importe era para el pago de comisiones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El gerente de la empresa Matinsreg

El empresario responsable de la empresa Matinsreg, G.G.V., reconoció ayer en la reanudación del juicio haber “inflado” las facturas con cargo al Ayuntamiento. El acuerdo alcanzado, según declaró ayer ante el tribunal, pasaba por facturar al Ayuntamiento de Jaén entre 450.000 y 480.000 euros al mes donde se incluían “las comisiones, el coste real, el beneficio y la financiación”, recoge Europa Press.

“Sabíamos perfectamente lo que estábamos haciendo”, apostilló, a la vez que confirmó que las facturas se correspondían con “algunos trabajos realizados, otros no”. El gerente de Matinsreg reconoció que se subieron las horas trabajadas e incluso el precio de los productos y materiales empleados para elevar las cuantías de los importes que se facturaban al Ayuntamiento de Jaén y así poder alcanzar una facturación mensual cercana al medio millón de euros, que era “lo que se había hablado”.

El dueño de Matinsreg informó de que solo por terceras personas, en concreto dos de los acusados que actuaron como mediadores con el Ayuntamiento, supo que la persona de dentro del gobierno local (PP) que supuestamente se encargaría de que las facturas recibieran el visto bueno era el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel García Anguita, quien además, “se llevaba una parte de la facturación”, según le dijeron a él.

Reunión con De Moya

El acusado y propietario de la empresa reconoció haberse entrevistado en una única ocasión con el entonces alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, como responsable de la empresa interesada en hacerse con los trabajos, en un principio durante dos meses. El compromiso era de que cobraría en menos de un año de las arcas municipales y que el Ayuntamiento debería asumir “un coste financiero elevado” por dichos trabajos.

La presunta reunión se produjo en el peor momento económico de la historia del Ayuntamiento de Jaén. La deuda total del Consistorio era a finales de 2013 de 521 millones, según el Ministerio de Hacienda, el doble de la que se encontró Fernández de Moya cuando fue elegido alcalde del PP. Durante esos dos años el exalcalde no paró de repetir en la mayoría de sus comparecencias que estaba “gestionando ruina” y que si el Ayuntamiento fuera una empresa estaría “en quiebra técnica”. Sin embargo, esa situación no fue baladí para que presuntamente se alcanzara el acuerdo de facturar entre 450.000 y 480.000 euros al mes, según declaró ayer el gerente de Matinsreg, en concepto de mantenimiento urbano, principalmente en tratar con cloro y alguicidas las fuentes ornamentales de la ciudad.  La anterior concesionaria, Imesapi, facturaba al mes una media de 26.000 euros por cloro,  mientras que la empresa zamorana Matinsreg presentaba facturas, a las que tuvo acceso VIVA JAÉN (2012-2013), de tres y cuatro días por valor de 39.000 y 49.000 euros, lo que se acerca a la cifra señalada ayer por el gerente de Matinsreg de los 450.000 euros. Todo se complicó, según el acusado, cuando el Ayuntamiento se retrasó en el pago y él se negó a abonar comisiones: “A mí nadie me pagaba”, dijo. “El problema era la legalización de las facturas porque todo era un despropósito y no se atrevían a llevarlas a pleno”.

La Intervención Municipal llegó a advertir el 26 de noviembre de 2013 en una comunicación interna la existencia de facturas que no constaban en Intervención por valor de 2,7 millones de euros y que “podría estar produciéndose un incumplimiento respecto a la normativa”.

El conseguidor

Por su parte, el llamado “conseguidor”, J.M.A. dijo ayer en su declaración al tribunal que se limitó a poner en contacto al responsable de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén y que por ello cobraría una comisión sobre lo que finalmente se facturara. “No sé absolutamente nada de esas facturas infladas” dijo, a pesar de que “su hija, su sobrina y su yerno” trabajaban en la empresa y que, como apunta la agencia EFE, era él quien “se encargaba de realizar las facturas”.

De los nueve acusados que se sientan en el banquillo, solo dos han prestado declaración en el primer día de juicio celebrado después de que el Ayuntamiento de Jaén haya presentado la certificación del pleno donde se acordó su personación en la causa. Está previsto que durante toda esta semana declaren el resto.

COMENTARIOS