El tiempo en: Andalucía
Lunes 12/04/2021

Jaén

Sánchez Tostado arroja luz y verdad a la Transición española

El investigador jiennense hace una incursión en el lado menos amable de la Transición, abordando episodios conocidos, desconocidos e inéditos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Luis Miguel Sánchez Tostado.

El historiador e investigador jiennense Luis Miguel Sánchez Tostado acaba de publicar ‘La Transición oculta. Ni modélica, ni pacífica’ (Almuzara Editorial), un trabajo de investigación que le ha ocupado tres años, con el que descubre episodios conocidos, desconocidos e inéditos con los que arroja luz sobre la intrahistoria de una Transición que “jamás se ha contado”.

En declaraciones a VIVA, el escritor no entiende cómo se puede calificar como modélico “un período en el que hubo casi mil muertos por motivos políticos, tres mil acciones violentas, seis intentos de golpe de Estado, miles de encarcelados, cientos de torturados o doscientas librerías incendiadas por vender libro de autores republicanos”. Dice: “No fue modélica porque durante esos años hubo mafias policiales, represión, manipulación informativa a mansalva, impunidad judicial sobre la ultraderecha y sobre el terrorismo de Estado, que lo hubo, organizado y pagado con fondos reservados tanto de la UCD como del PSOE. Se silenciaron espionajes a ministros, la tutela de la CIA, la influencia vaticana, los manejos de El Pardo, la corrupción y la falsedad en atestados e informes. El Franquismo, la UCD y el PSOE nos ocultaron muchas cuestiones. Sólo se recuerda el 23-F y la matanza de Atocha”.  

Cuarenta años después, sus casi 600 páginas son una incursión por “el lado menos amable de la Transición mítica que se ha vendido como modélica y pacífica y que, ni mucho menos lo fue”. Advierte: “Se ha creado un discurso único de buenismo, de heroicidad. Se ha hecho héroe al Rey Juan Carlos I (emérito), que dicen que nos salvó del 23-F, cuando quien se salvó fue él. Han puesto como héroes de la Transición a figuras tan oscuras y siniestras como Manuel Fraga o Rodolfo Martín Villa, que ordenaron terribles represiones que causaron muchos muertos”.

Defiende que los artífices de la Transición fueron “las personas, el pueblo”. Explica: “La mayoría de las decisiones políticas que se tomaron en la Transición sobre derechos y libertades se improvisaron sobre la marcha por una intensa presión social (movimiento obrero y estudiantil). La democracia llegó como una conquista popular de millones de ciudadanos que soportaron una brutalidad policial extraordinaria, torturas y muertes. De ellos nunca se habla”.

Consciente de que la Transición tuvo sus luces y sombras, reconoce que el mayor mérito de este período histórico fue “contener a un ejército con una tradición golpista de doscientos años”. Al respecto, explica que Adolfo Suárez “hizo un trabajo magistral, de auténtico funambulista político, pues al mismo tiempo que legalizaba a los comunistas, frenaba al ejército e imponía a la Izquierda unas líneas rojas innegociables y que el PC tuvo que aceptar”. Igualmente, reconoce: “Impusieron la bandera, el himno y la Monarquía”.

Entre los capítulos inéditos, Sánchez Tostado descubre cómo las famosas listas de sangre del PSOE las hizo el propio PSOE en Ferraz y eran falsas. En 1982, el semanario ‘Actual’ publicó unos listados que impactaron a España, con tres mil nombres de personas que iban a ser asesinadas en el caso de que hubiera triunfado el Golpe de Estado del 23-F. “Independientemente que la Ultraderecha tuviera sus listas hechas, éstas que se publicaron las hizo el PSOE en Ferraz y eran falsa. La revista fue comprada por el PSOE dos meses antes de sacar la lista, que la publicó para la campaña electoral de 1982, para sembrar el miedo”, apunta un autor cuyos libros siempre han sido una eterna búsqueda de respuestas.  

“Necesitaba saber qué había detrás de los discursos oficiales únicos, porque la historia la escriben los vencedores y eso siempre hay que ponerlo en cuarentena”, termina Sánchez Tostado.

COMENTARIOS