Quantcast
El tiempo en: Andalucía
18/04/2021

Jaén

El 8M de la pandemia no calla al feminismo de Jaén

Las consecuencias que ha provocado la pandemia del Covid-19 entre la población femenina centraron las acciones por la igualdad, el empleo y contra la violencia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Acciones por el Día Internacional de la Mujer en la capital jiennense.

UGT ante su sede.

La celebración del Día Internacional de la Mujer ha dejado este lunes en la capital acciones reivindicativas presenciales y virtuales, en un 8M marcado por las restricciones por la pandemia del Covid-19, que no apagaron la voz de quienes volvieron a reivindicar, un año más, la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, y una sociedad libre de violencia machista.

En un año de limitaciones, el feminismo tomó las calles de la capital, que se vistieron de morado en una manifestación convocada por ‘Feministas 8M Jaén’, que partió desde la plaza de San Ildefonso, encabezada con una pancarta en la que se leía: ‘Libres, diversas, imparables, siempre’.  

Para cumplir con las medidas de seguridad, prepararon unos separadores que se entregaron en la cabecera de la manifestación, en la que participaron alrededor de 400 personas. Los cánticos y consignas fueron más limitados, usando la megafonía de vehículos y equipos de sonido. Dispusieron de un servicio de orden, advirtiendo de la necesidad de respeto a sus indicaciones. Con civismo y respeto hicieron de la calle un lugar seguro para exigir “justicia para las mujeres”, ya que “siguen liderando las estadísticas de precariedad, paro, pobreza, brecha salarial y de pensiones”, después de “toda una vida de doble jornada laboral”. Denunciaron que con la crisis económica derivada de la pandemia, “las mujeres protagonizan las colas del hambre, la precariedad laboral y la exclusión social”, con tasas de paro intolerables (70% entre la población joven femenina).

El coronavirus lleva un año entre la sociedad, pero “el virus del machismo”, aseguraron, “sigue circulando libre e impune, amenazando con desbocarse alentado por la pandemia”. Manifestaron: “En apenas dos meses de confinamiento, las llamadas al teléfono de atención para la violencia machista aumentaron un 60%”. Y es que la pandemia ha evidenciado la vulnerabilidad de ellas.

Pero el de este año también ha sido un 8M en el que se ha reconocido el papel de las mujeres en su lucha contra la pandemia. Así fue en el acto institucional del Ayuntamiento, celebrado en el salón de plenos, con la presencia de los portavoces del PSOE, PP, Cs y Adelante Jaén Podemos Izquierda Unida.

El alcalde, Julio Millán, tuvo palabras para “aquellas que han sufrido el indecible calvario de convivir con su agresor en un duro confinamiento”, para las que “con un futuro universitario prometedor pelean en estos momentos por hacer valer su condición de mujer en un mercado laboral que aún les vuelve la espalda”, a las mujeres que “han abierto su negocio día a día”, a los servicios sociales que atienden a las víctimas del maltrato y a “todas las que han demostrado con rostro de mujer cuánto peso en esta sociedad soportan en una crisis sanitaria sin precedentes”.  


La lucha por la igualdad continuó en la plaza de San Juan, con la acción urbana ‘La igualdad empieza desde abajo’, desarrollada por el Patronato de Asuntos Sociales, en el marco de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social, y en colaboración con la Asociación Cultural de Acción Social y Arte-Casa Abierta. Las participantes escribieron en el suelo proclamas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y otras expresiones y palabras que aluden a sus vivencias personales, además de leer un manifiesto reivindicativo, para dejar clara la necesidad de acabar con la brecha entre sexos.

El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, participaron en el acto institucional, que este año ha puesto el foco en el papel de hombres y mujeres en las labores de cuidado. Reyes insistió en la necesidad de “tomar medidas” para “defender los derechos de toda la población y lograr una sociedad igualitaria, con políticas públicas que integren la perspectiva de género” con el objetivo de hacer frente a la brecha salarial, el desempleo femenino, la violencia de género y los micromachismos.

“La crisis de la Covid 19, en su triple perspectiva, sanitaria, social y económica, está afectando mayoritariamente a las mujeres” ya que “las ocupaciones con elevada presencia de empleo femenino están siendo las más afectadas, lo cual hace más vulnerables a las mujeres ante una situación de contracción de la actividad económica”, dijo la ministra.

Las mujeres de CCOO celebraron una Asamblea al aire libre y denunciaron la situación laboral de las jiennenses, destacando la brecha salarial (cobran casi 214 euros menos al mes que los hombres), y en las pensiones (se acerca al 24%) en una provincia con casi el doble de mujeres paradas que hombres.

Desde UGT, tomaron la palabra en una concentración ante su sede para pedir un incremento del empleo femenino y que éste sea un de calidad, eliminando los elementos de precariedad e infravaloración.  

Bajo el lema ‘CSIF por la Igualdad. El Covid no nos frena’, el sindicato denunció las situaciones de discriminación, abuso y violencia que sufren las mujeres. Rindieron homenaje a todas las mujeres por su papel crucial en la lucha contra esta pandemia, desde todos los ámbitos de la sociedad.

COMENTARIOS