El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Quien a buen árbol se arrima...

Belleza para la esperanza

¡Qué rincones tan bellos a un paso de Jaén! Vivimos en una ciudad sacudida por la mediocridad de las decisiones, con parámetros macro económicos....

Publicado: 17/11/2020 ·
09:23
· Actualizado: 17/11/2020 · 09:23
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Colas del Quiebrajano
Autor

Manuel Ruiz

Manuel Ruiz es biólogo y ocupa el cargo de presidente de la Asociación Ecologista GEA de Jaén

Quien a buen árbol se arrima...

Cuaderno sobre la importancia de ser responsables medioambientalmente y otras cuestiones culturales y patrimoniales de Jaén

VISITAR BLOG

¡Qué rincones tan bellos a un paso de Jaén! Vivimos en una ciudad sacudida por la mediocridad de las decisiones, con parámetros macro económicos que nos sitúan en unos permanentes últimos puestos de las provincias españolas, olvidados y ninguneados hasta por nosotros mismos, si, todo esto es tristemente cierto, pero ¡qué fácil es encontrarse con lo bello en Jaén!, fuera de la ciudad en montes, pinares trufados de encinas, mágicas peñas, umbrías tapizadas de musgo, riberas con sotos magníficos de ríos que hechizan, campos de olivos custodiados por viejos caseríos y  ribetes de zumaque que prende en estos días con colores del fuego. Y dentro de la ciudad, la belleza se aprecia sin dificultad en numerosos rincones del agonizante casco antiguo, monumentos que salpican el callejero, edificios de todas las épocas rebosantes de arte, parques que ofrecen la presencia amiga de la vegetación.

Percibir la belleza es uno de los actos más humanos propios de nuestra especie. Todos nuestros sentidos ayudan en esa percepción, que desencadena un proceso interior que en la torpeza de nuestro lenguaje no sabemos describir y que muchos denominan enamoramiento: el impacto de la belleza nos atrae poderosamente y acabamos enamorados de paisajes, arte, personas, ideas, oficios, música, en definitiva, aquellas de realidades donde la encontramos.

El concepto de belleza es muy subjetivo, pero una vez que activamos una básica sensibilidad a través de la educación y la experiencia, todos sabemos reconocer lo bello dentro y fuera de nosotros.

Percibir la belleza es abrir una puerta a la esperanza por todas las capacidades y fortalezas interiores que activa, con las cuales sí es posible afrontar cualquier dificultad. Es muy ilustrativo un emotivo vídeo que se ha hecho viral, que muestra la reacción que experimenta una anciana que sufre alzheimer avanzado, cuando escucha la música que danzaba cuando era bailarina profesional en su juventud.

Percibir la belleza perfila los propósitos de nuestra vida y proporciona formas al sentido de nuestro día a día. Confucio decía “¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.”

El contacto frecuente con la belleza estimula el estado de ánimo y vigoriza la propia estima de nosotros mismos. Nos sitúa en una perspectiva donde la realidad se coloca a nuestro alcance: el cansancio se mitiga, la tristeza se desvanece, los sueños se tornan posibles. De igual manera que un ambiente soleado vitaliza nuestro organismo, la vivencia de la belleza lo hace de nuestra vida interior.


Bienvenida siempre la belleza, porque es una de las bases para la esperanza. Y afortunadamente en Jaén, aún disponemos de numerosos recursos para la belleza. A disfrutarlos y protegerlos. 

COMENTARIOS