El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Jaén

El Covid no deja morir la tradición de Todos los Santos

Los dos cementerios municipales mantienen control de acceso, itinerarios y tiempo máximo de estancia

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Calles señalizadas en el cementerio San Fernando de la capital en imagen del pasado 25 de octubre.

En el cementerio San Fernando, turnos para llevarse una escalera.

Ambiente en el camposanto San Fernando.

Los cementerios de la capital están siendo estos días punto de encuentro de jiennenses fieles a la tradición de la festividad de Todos los Santos y la pandemia por el Covid-19 no está impidiendo cumplir  con una de las costumbres más arraigadas entre la población, gracias a las medidas restrictivas y preventivas interpuestas por el Ayuntamiento.

Desde el pasado fin de semana, se han producido visitas escalonadas a los camposantos ‘San Fernando’ y ‘San Eufrasio’, pero desde el 25 de octubre y hasta el próximo 2 de noviembre, se mantienen las medidas de control de acceso, uso de escaleras para los nichos más altos, itinerarios por el interior de los cementerios para evitar aglomeraciones y refuerzo policial para controlar la zona de aparcamientos.

La pandemia ha cambiado la forma tradicional de celebrar esta festividad, pero adecentar nichos y tumbas, colocar flores y rezar en recuerdo de los seres queridos fallecidos es posible, aunque con limitación de tiempo y familiares en una misma visita.

Hasta el 2 de noviembre, los dos cementerios abrirán de 9 a 19 horas, de forma ininterrumpida, una ampliación de horario que está permitiendo un mayor margen de tiempo para programar la visita y no esperar al 1 de noviembre.

Una de las recomendaciones es acudir en grupo de no más de cuatro personas y no permanecer en el interior más de treinta minutos. Las entradas y salidas se están realizando por puertas distintas. Una vez en el interior de los cementerios, los visitantes tienen que seguir un circuito, señalizado con flechas, para evitar que, durante el recorrido por el recinto, se crucen con otras personas.

De hecho, el aforo se ha restringido. El máximo permitido en el cementerio de San Fernando, para garantizar que cada persona disponga de 4 metros cuadrados de espacio, es de 4.400 personas.


En el cementerio viejo, el aforo máximo es de 500 ciudadanos, y permanecerá cerrado pasado el 2 de noviembre. Y es que se ha abierto por la festividad de Todos los Santos, pero por falta de personal, no se abrirá hasta que se incorporen los operarios convocados a una oferta de empleo público lanzada por el Ayuntamiento.

En los accesos hay geles hidroalcohólicos y las personas que necesiten utilizar una escalera, son atendidas por los operarios. Una vez que se apuntan en una lista de espera, tienen que ser llamados para llevarse la escalera, previamente desinfectada por el personal de los cementerios.

Aunque las pilas de agua están funcionando, se recomienda llevar el agua en botellas desde casa, para evitar aglomeración de personas durante la espera para el uso de éstas. Por otra parte, los contenedores de basura se controlarán para que permanezcan abiertos, para minimizar el contacto.

Tanto la Policía Local como Protección Civil están recordando la obligatoriedad del uso de las mascarillas y la necesaria distancia social. Según confirmó el martes la Policía Local, al estar restringida la venta ambulante, los puestos de flores a la entrada de los cementerios también se han prohibido.

Sin embargo, el pasado 25 de octubre, cuando entraron en vigor las medidas anticovid en los camposantos, sí se habían habilitado a la entrada del cementerio San Fernando de la ciudad.

Durante este operativo especial por la festividad de Todos los Santos, una vez completa la zona de aparcamiento de los camposantos, se derivan los vehículos a la explanada del campo de fútbol, al recinto ferial (entrada por Ronda Sur) y al aparcamiento del mercadillo principal. La línea 13 del servicio de autobuses urbano, llega hasta el cementerio San Fernando.

Enterramientos

A lo largo de 2020, se ha mantenido el mismo número de enterramientos que el año pasado, una media de tres al día, siendo mayoritarios los enterramientos en nichos, según confirmó a VIVA el edil de Mantenimiento Urbano, Javier Padorno.  La capacidad de enterramiento en el San Fernando está garantizada. Según Padorno, hay “más de 1.400 nichos vacíos que se pueden reutilizar”, ya  que se están optimizando, con el fin de conseguir un “cementerio sostenible”.

Según la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por prestación de servicios en los cementerios, en el cementerio San Fernando la ocupación temporal de nichos por cinco años tiene un coste de 94,75 euros (adultos) y de 71, 27 euros (párvulos).  La ocupación a perpetuidad de nichos cuesta 641,40 euros (adultos) y 366,5 euros para párvulos. La ocupación temporal de columbarios por cinco años cuesta 71, 27 euros (grandes) y 61,88 euros los pequeños; y a perpetuidad, 366,5 euros (grandes) y 329,69 euros los pequeños. n

COMENTARIOS