El tiempo en: Andalucía
Lunes, 23/11/2020

Jaén

Los derechos históricos agitan la nueva PAC

El Consejo Provincial del Aceite reclama un papel relevante de Jaén en el nuevo reparto nacional de las ayudas PAC

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Reunión del Consejo Provincial del Olivar y el Aceite de Olivar, ayer en Diputación

Rueda de prensa posterior al Consejo del Aceite de Francisco Reyes y Fernando Miranda

El Consejo Provincial del Olivar y el Aceite de Oliva se reunió ayer en la Diputación Provincial en vísperas del inicio de la campaña de la aceituna, aunque con un tema primordial sobre la mesa: la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y su impacto en el territorio jiennense. La provincia de Jaén es la que más se juega en el reparto nacional (un montante de unos 320 millones anuales), un reparto que tendrá que ordenarse en el plan estratégico que deberá elaborar el Gobierno de la nación en colaboración con las comunidades autónomas. “Vamos a hacer un plan estratégico común que se adapte a la realidad de cada territorio”, afirmó, de entrada, el secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, que animó a los miembros del Consejo del Aceite a ver la nueva PAC “como una ocasión y motivo de optimismo”.

Y en ese diseño del reparto nacional Miranda avanzó, aunque sin concretar demasiado, que el olivar tradicional (mayoritario en Jaén) “tiene que tener algún reflejo” tanto en las ayudas básicas (60% del presupuesto)  como en los ecoesquemas o pagos verdes (20% del reparto) por el papel que juega en las zonas desfavorecidas de la provincia. También el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, reivindicó el papel de Jaén en la nueva PAC: “Andalucía y Jaén tienen que jugar un papel importante en el diseño del plan estratégico que España tiene que presentar a la UE, porque aquí somos especialmente conscientes de la importancia de esta actividad para nuestra economía, el empleo y la forma de vivir que tenemos”. Reyes valoró que en el acuerdo suscrito en la UE se haya introducido una reducción de las ayudas directas a partir de 60.000 euros, por entender que eso beneficiará al modelo de explotación familiar, mayoritario en Jaén.

Pero, quizá el elemento más controvertido y que puede hacer tambalerar la nueva PAC (que no entrará en vigor hasta 2023) será la posible eliminación de los derechos históricos que agricultores y ganaderos tienen asociados a sus ayudas. En Jaén, buena parte del sobre provincial proviene de esos derechos históricos en el olivar.  Ayer, Fernando Miranda confirmó que habrá cambios en estos derechos, tal y como los conocemos desde 2006. El objetivo, dijo, es “dar más transparencia “ al sistema y, en especial, al mercado de compraventa de fincas rústicas. Y añadió que habrá un “control estricto” para que esos derechos vayan a parar “solo a agricultores y ganaderos” profesionales. Eso sí, el número dos del Ministerio de Agricultura minimizó el impacto de esta modificación (habló de un “efecto neutro”) ya que, según precisó, antes de su eliminación deberán arbitrarse otras ayudas compensat0rias, que no concretó. Tambien descartó una disminución de las subvenciones ya que el sobre nacional se repartirá entre menos activos en el campo.

En relación a la campaña de recolección de la aceituna, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, compartió la “preocupación” que le están trasladando muchos alcaldes porque la Junta de Andalucía, tal y como se comprometió, no está haciendo los test  a los temporeros que ya están llegando a los pueblos. “Los test hay que hacerlos cuando os temporeros lleguen a Jaén, si se hacen cuando llevan aquí tres o cuatro días no sirven para nada”, advirtió Reyes, tras reiterar que ni los alcaldes ni los agricultores “tienen instrucciones precisas por parte de la autoridad responsable que es la Junta de Andalucía de dónde se le pueden hacer esas pruebas”. La polémica llegó hasta el Consejo de Gobierno de la Junta, donde el vicepresidente Elías Bendodo, respondiendo a una pregunta de los periodistas, señaló que ya se han hecho “algunos”test de antígenos a temporeros en Jaén “y se seguirán haciendo” en los próximos días. Y subrayó que el dispositivo de los albergues se activará el 9 de noviembre (esa fecha es una recomendación del Foro de la Inmigración, pero no una orden). “Ya estamos preparados”, zanjó Bendodo.

De otro lado, la VII Fiesta del Primer Aceite de Jaén no se celebrará de forma presencial los días 28 y 29 de noviembre en Baeza, como estaba previsto,aunque sí se desarrollará de modo virtual de manera similar a lo que se  ha hecho en el ‘Degusta Jaén’. Lo confirmó ayer el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, como consecuencia del aumento de casos de covid-19 y ante la declaración del estado de alarma. Diputación ya suspendió en su día la salidapromocional  de esta Fiesta a una provincia del país.

COMENTARIOS