Actualizado: 01:20 CET
Jueves, 01/10/2020

Jaén

Reyes: "Si queremos avanzar hay que tratar a los territorios de manera desigual"

El presidente de la Diputación asegura que la pandemia y la crisis no puede ser una excusa para dar un paso atrás en derechos y en políticas sociales

  • Francisco Reyes, presidente de la Diputación Provincial

Dice el presidente de la Diputación de Jaén que nos hubiera ido mejor a todos si todas las Administraciones hubieran tenido un comportamiento  similar al que los alcaldes y alcaldesas de la provincia han tenido durante la pandemia. Ahora, añade, le preocupa que esta crisis la aprovechen algunos para recortar en derechos laborales y en políticas sociales. Francisco Reyes demanda también una discriminación positiva hacia Jaén, algo que, según recalca, no se produce desde la igualdad, sino con políticas  que favorezcan a los territorios más desfavorecidos.

¿Cómo ha sido el comportamiento de los jiennenses durante la crisis del Covid? ¿Es Jaén una provincia segura?

–La provincia de Jaén ha dado una lección de responsabilidad durante la pandemia, salvo casos puntuales, y han sido conscientes de la gravedad del momento. Ha sido algo digno de elogio el comportamiento de muchos sectores, como los sanitarios,  los agricultores o el de muchos voluntarios. Y se ha demostrado también que Jaén es un territorio más seguro que otros territorios frente al Covid, pues estamos muy por debajo de la media andaluza de contagios. Pero hay que seguir siendo  cautelosos porque la movilidad de los últimos meses hace que ya casi no haya municipios sin ningún contagio.

¿Y el papel de los ayuntamientos y de los alcaldes?

–Ha sido espectacular la labor de todos los alcaldes y alcaldesas, de todos los colores políticos. Si en el resto de Administraciones se hubiera actuado como en el ámbito local, donde la pandemia no se ha utilizado como un elemento de desgaste político, posiblemente nos hubiera ido mejor en general.

¿Qué es lo que más frustración o impotencia le ha causado en esta pandemia?


–Por un lado, la falta de información que hemos tenido en muchas ocasiones. No queríamos saber los nombres de los afectados, pero durante muchos meses los alcaldes no han tenido información sobre si en su pueblo había o no contagiados para trasladar más tranquilidad a sus vecinos. Impotencia también cuando nos pedían mascarillas y no teníamos, y preocupación porque cuando compramos un millón de mascarillas tardaron más de un mes en llegar desde Turquía. Pero la mayor frustración ha sido no poder despedirnos de muchas personas que nos han dejado en este tiempo.

¿Teme que Jaén se empobrezca más con la actual recesión económica?

–Sí, y me preocupa sobre todo porque esto puede ser una excusa perfecta para quienes no han creído en determinadas políticas ahora den un paso atrás en derechos laborales y en políticas sociales. Habrá que sacar recursos de donde sea necesario. Y en esa tarea la Diputación de Jaén  va a estar al frente.

¿Por dónde irán los Presupuestos de 2021?

–No se va a dar ningún paso atrás en servicios sociales, un sector que genera mucho valor añadido y mucho empleo. Y apostamos por la inversión, por inyectar dinero en la economía, y otro reto fundamental será la creación de empleo pese a no ser nuestra competencia directa. Ya le hemos pedido ayuda a la Junta. Nosotros hemos pasado de dos a más de siete millones en planes de empleo intensivo, y nos consta que la Junta en ocasiones no ha sido capaz de gastar su propio presupuesto. Desde Diputación trasladamos seguridad y celeridad en las ayudas. Por último, seguiremos con el apoyo a los ayuntamientos, sobre todo en su lucha contra el Covid.

¿Pero eso supondrá detraer dinero de otras partidas?

–Claro, habrá que reprogramar. Hay partidas que no se han ejecutado, en ferias como la del primer aceite, en circuitos culturales, etc. El problema es a partir del año que viene donde hay una inseguridad en cuanto a los ingresos. Estamos deseando ver los PGE y cuáles van a ser las transferencias a las Diputaciones provinciales, que no tenemos capacidad de recaudar. Es clave saber si vamos a disponer o no de los mismos recursos, pero llegará el momento en que tengamos que establecer prioridades.  Por ejemplo, estamos exigiendo a la Junta un incremento de la hora en la ayuda a domicilio, ya que llevamos 13 años sin actualizar el precio y eso está echando hacia atrás a las empresas. También nos hemos comprometido a no dar un paso atrás en Cultura, que ha sido el miembro pobre en muchas Administraciones..

Los Presupuestos del Estado son este año más determinantes que nunca, ¿no?

–Evidentemente, más que nada porque ahí hay 140.000 millones de fondos europeos que tienen que formar parte de los PGE en los próximos años. Es clave que haya Presupuestos y quien intente utilizar su no aprobación para convocar Elecciones lo pagará en las urnas, no se puede anteponer los intereses partidistas para mantener una actitud en un momento complicado como este. Este país no entendería que con las oportunidades que tenemos con los fondos europeos alguien no apruebe los Presupuestos pensando solo el rédito electoral. Quiero hacer un llamamiento a la responsabilidad.

Con el actual escenario, ¿sigue vigente la petición de un plan de empleo en Jaén?

–Sí, yo entiendo que tiene que haber una discriminación positiva para los territorios que lo necesiten. El propio presidente de la Junta ha pedido que el reparto de los fondos estatales se haga con tres criterios, población, PIB y empleo. Yo solo pido el PIB y el empleo. Si queremos avanzar y que la gente se iguale no hay que tratar a los territorios de manera igual, sino tratarlos de manera desigual, porque si se aplican políticas igualitarias se están ampliando las desigualdades

La ITI se vendió en su día como una panacea para Jaén, pero lo cierto es que aún seguimos a la espera.

–De la Junta solo hemos visto hasta ahora muchas reuniones, pero aún no hay nada contante y sonante. Y, aunque es verdad que los plazos se han ampliado, espero que cuando los Presupuestos se reactiven el Gobierno de la nación y la Junta hagan ese esfuerzo por la ITI de Jaén.

¿Está preocupado por el desarrollo de la campaña de la aceituna?

–Temo una situación complicada. No quiero que se repita lo que ha ocurrido en el inicio del curso escolar, con todo el mundo preocupado e inseguro. Es necesario sentarse con tiempo suficiente para programar las actuaciones, y yo le he trasladado al presidente de la Junta de Andalucía que no puede haber un protocolo genérico para 26 cultivos, sino que el olivar necesita un plan específico. Qué va a pasar si hay un contagio en una almazara o en un tajo, o qué va a pasar con los alojamientos y con los albergues (donde se han recortado en más de la mitad las ayudas a los ayuntamientos). Por qué no se hacen PCR a los temporeros como han hecho en La Rioja o Navarra. Hay que anticiparse y programar los distintos escenarios, es fundamental la coordinación entre las Administraciones.

El campo y el olivar tienen otros retos pendientes, como los precios de ruina en origen o los recortes en la PAC.

–El Covid es un problema, pero también puede ser una oportunidad. El campo y la agricultura deben salir fortalecidos, su labor durante el Covid ha sido espectacular. La agricultura es un sector estratégico y esencial y por eso creo que debe ser especialmente mimado por los gobiernos. Pero al mismo tiempo es una actividad que debe tener sus beneficios, y en Jaén hay una parte del olivar tradicional que no es rentable y no es susceptible de transformar. No basta con la Ley de la Cadena Alimentaria, también los agricultores deben cambiar algunas maneras de hacer las cosas. Hay que seguir reivindicando precios justos para el olivar y tiene que haber una discriminación positiva, no puede haber las mismas ayudas para el olivar intensivo que un olivar de montaña, donde los costes se triplican. Estoy contento porque el presupuesto comunitario para la PAC se haya mantenido pese al Brexit, pero ahora lo importante es el reparto nacional de las ayudas. En el anterior marco Jaén perdió 272 millones de euros y quienes cobraron menos de 300 euros dejaron de cobrarlo. Esta es una oportunidad para que la gente siga viviendo en el medio rural, máximo cuando no hay otras alternativas en esos territorios.

¿El reto demográfico, no?

–Vamos a seguir apostando por el reto demográfico, este año con un presupuesto de 5,5 millones, y vamos a exigir a otras Administraciones que tomen medidas. No puede ser que un sanitario o un maestro en un pueblo de la sierra se vayan al primer año, hay que dar incentivos económicos y a través de la carrera profesional. La crisis está suponiendo la vuelta de mucha gente a los pueblos,hay que convencer al Gobierno de que los ayuntamientos gestionemos una parte de esos 140.000 millones de fondos europeos para equilibrar los territorios. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Junta acota la Ciudad de la Justicia de Jaén, pero sin plazos ni presupuesto
chevron_right
Descansos y comidas escalonadas en la campaña de la aceituna