Actualizado: 17:14 CET
Martes, 04/08/2020

Jaén

La carrera profesional agita a la sanidad pública

El edificio Puerta de Andalucía, construido hace una década, vuelve a estar abandonado pese a anunciarse su apertura como refuerzo para pacientes del Covid

Concentración de los sindicatos, ayer junto al Complejo Hospitalario de Jaén

1

Acceso precintado al centro Puerta de Andalucía, cuya apertura de anunció en abril

2

El centro Puerta de Andalucía permanece cerrado una década después de construirse

3

Los sindicatos COO, UGT y CSIF se concentraron ayer junto a las puertas de los principales hospitales andaluces (en Jaén  junto al Complejo Hospitalario) en contra de la oferta del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la mejora de las condiciones laborales, retributivas y asistenciales en el sistema sanitario público andaluz. Estos sindicatos, que movilizaron a más de un centenar de personas en Jaén, reclaman, entre otros asuntos, la implantación de la carrera profesional para técnicos superiores sanitarios, técnicos sanitarios y personal de gestión y servicios, un colectivo que suma alrededor de 45.000 trabajadores, según informó CCOO en un comunicado.  “Se ha retirado la carrera de manera unilateral entre los profesionales sanitarios por parte de la Administración. Se ha vendido una equiparación salarial que no es tal”, indicó Eva Clavero, responsable de Sanidad de CSIF Jaén, durante la concentración en el Complejo Hospitalario de Jaén. Clavero elevó hasta los 60.000 los profesionales afectados en toda Andalucía, También denuncian que la oferta del SAS, que sí ha sido aceptada por el Sindicato Médico, “incumple flagrantemente” el acuerdo de la Mesa de Empleados Públicos de Andalucía de 13 de julio de 2018 para destinar los fondos adicionales del 0,2 % en 2018, del 0,25 % en 2019 y del 0,30 % en 2020 de la masa salarial, lo que representa unos 35 millones de euros. Los sindicatos demandan también una paga extra para los proresionales sanitarios por el esfuerzo suplementario realizado durante la pandemia. Estas movilizaciones continuarán los días 16, 21 y 23 de julio ante los centros sanitarios y el 28 de julio la concentración tendrá lugar en los Servicios Centrales del SAS.

Puerta de Andalucía

Por otro lado, el centro Puerta de Andalucía, cuya reapertura anunció la Junta de Andalucía el pasado 8 de abril para convertirlo en un recurso de atención sanitaria y aislamiento de personas mayores afectadas por el Covid-19 en residencias de ancianos, ha vuelto a dejarse abandonado sin que llegara a abrir sus puertas durante la pandemia en ningún momento. Se trata de un centro que se construyó hace más de una década junto al hospital Neurotraumatológico de Jaén, donde la Junta derribó parte del antiguo psiquiátrico de Los Prados. En un primer momento, este centro, proyectado al albur de la Ley de Dependencia, se pensó como una residencia para grandes dependientes, e incluso al lado del mismo, se construyeron unos pequeños apartamentos de planta baja para que vivieran los familiares de los residentes. Y aunque en 2010 se terminó su edificación y  durante años se anunció su apertura, nunca llegó siquiera a dotarse. Así fue hasta el pasado mes de abril, cuando la Junta de Andalucía anunció que  se utilizaría como  centro de aislamiento para pacientes de Covid. El edificio carecía de los accesos necesarios, por lo que la Delegación Provincial de Salud y Familias invirtió 20.000 euros en el asfaltado de tres viales aledaños que se pavimentaron y que servirán para hacer posible la entrada y salida de vehículos sanitarios. Pero estos accesos siguen precintados y cerrados a cal y canto, como se refleja en la fotografía superior.

Tras una década sin ningún uso, la Junta también anunció otras  infraestructuras y equipamiento para que se pueda autorizar como un centro sanitario. Así, se tuvo que realizar una adaptación y validación del suministro eléctrico. También se pusieron en marcha servicios básicos, como agua y gas, y se habilitaron los ascensores y el sistema antiincendios, que estaban parados. Además se han instalado los gases medicinales de oxígeno y de vacío en todas y cada una de las habitaciones, se pusieron despachos médicos y de enfermería y se habilitaron conexiones informáticas y se equipó con camas, colchones, sillones, mesitas y otro mobiliario necesario para su funcionamiento. Sin embargo, según anunciaron fuentes de la Junta la semana pasada, este edificio aún sin estrenar queda ahora como centro asistencial de emergencia en previsión de posibles rebrotes del Covid (se piensa sobre todo en el otoño). Sus 120 camas van a completar las 40 disponibles en el Hospital Doctor Sagaz, El Neveral, semicerrado tras 86 años de vida

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Másteres y doctorados para alcanzar la excelencia
chevron_right
El incivismo fuerza un plan contra los vertidos incontrolados