Actualizado: 16:14 CET
Jueves, 13/08/2020

Jaén

Luis Planas defiende con vehemencia su decálogo para el olivar

El ministro de Agricultura participa en el Consejo Provincial del Aceite de Oliva y anuncia la prohibición del almacenamiento de aceite de terceros países

El ministro de Agricultura, durante su intervención en el Consejo Provincial del Aceite

1

Luis Planas y Francisco Reyes, ante los miembros del Consejo Provincial del Aceite

2

Grupos de olivareros se concentraron ante la Diputación durante la visita de Planas

3

 El ministro de Agricultura, Luis Planas, eligió ayer Jaén para realizar su primera visita oficial tras el levantamiento del estado de alarma. Lo hizo para participar en el Consejo Provincial del Aceite de Oliva, un sector que vuelve a estar en pie de guerra tras anunciar que retoman las movilizaciones que dejaron aparcadas antes del confinamiento en protesta por la crisis de precios en origen.   “El olivar motiva mi presencia aquí y me preocupa, porque estos dos años, la situación del mercado del aceite de oliva ha sido muy complicada desde el punto de vista del tobogán de producción y de precios, y muy previsiblemente nos acercamos a una campaña superior a la media de las últimas, en unos precios bajos”, señaló el ministro.

Luis Planas aprovechó su presencia en Jaén para anunciar que el Ministerio de Agricultura ha prohibido el almacenamiento de aceite de oliva procedente de terceros países en las instalaciones del Patrimonio Comunal Olivarero, una medida tendente a frenar el hundimiento de los precios en origen. Se trata de una vieja reivindicación del sector olivarero jiennense, que había alertado de que las importaciones de terceros países eran las más altas en los últimos cinco años en un momento en el que los precios en origen del aceite están por debajo de los costes de producción. En concreto, según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA durante los primeros seis meses de campaña oleícola se han importado 139.300 toneladas de aceite de fuera de España, un 32,2% más que el año pasado. Organizaciones agrarias como UPA o COAG denunciaron que las industrias envasadoras utilizan la importación para forzar aún más los precios a la baja, por lo que instan a paralizar los contingentes y a extremar los controles de la calidad de los aceites que están entrando por las fronteras. Para el secretario provincial de UPA, Cristóbal Cano, “la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero debe velar por los intereses del aceite de oliva español y no permitir el alquiler a empresas que se quieren beneficiar con la importación de aceite no comunitario, mucho más barato, ayudando a hundir el mercado”.

El ministro de Agricultura, que se encontró a las puertas de la Diputación de Jaén con una sonora protesta de algo más de un centenar de agricultores, admitió como algo “ilógico” el comportamiento del mercado oleícola, ya que “no hay correspondecia entre la oferta y la demanda”. El Ministerio ha elaborado un decálogo para intentar revertir la crisis del sector. Sobre la autorregulación  voluntaria de la producción para las cooperativas para inmovilizar hasta el 10% de su producción, Planas admitió que el artículo 167  del reglamento comunitario “no es la solución mágica”, aunque avanzó su disposición a activarlo. Sobre el nuevo etiquetado para el aceite de oliva, que diferencie el virgen extra obtenido a través de sistemas de producción ligados al olivar tradicional, Planas dijo que es una norma similar a la utilizada con el reglamento del ibérico, donde él mismo también participó en su elaboración. Planas dijo también que es preciso aumentar el consumo para dar respuesta a la oferta, que no para de crecer cada año. En esa línea, apostó por aumentar el presupuesto para realizar más campañas sobre todo en la UE (con especial incidencia en Alemania) y en mercados terceros y en Sudamérica. Sobre Estados Unidos, Luis Planas dijo que hay que seguir apostando por ese mercado, “por ser un escaparate mundial”. No se mostró optimista sobre la retirada de  los aranceles al aceite envasado(al menos hasta noviembre, fecha de las elecciones norteamericanas) y dijo confiar en que no se extienda el arancel al aceite a granel. Planas también pidió  el apoyo del PP en la negociación que realice el Gobierno de España en el próximo Consejo Europeo para “blindar” la próxima Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2021-2017.

El ministro reconoció que el presupuesto será “muy difícil de negociar”, pero resaltó que la crisis del coronavirus ha servido para demostrar la importancia de la agricultura. Por eso ha defendiendo una PAC al menos similar a la del último periodo, “dotada financieramente en forma suficiente para los nuevos retos”. “Tenemos que dar respuesta a los problemas de esta campaña si queremos tener un futuro  en las demás. Se trata de  una tarea colectiva, del Gobierno, el conjunto del sector y de las comunidades autónomas”, subrayó Planas, que inició la jornada en los Desayunos de Europa Press.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La licitación del servicio de autobús, pendiente del pleno
chevron_right
La UJA hará el estudio de la cadena de valor del aove