Actualizado: 11:39 CET
Martes, 14/07/2020

Jaén

La demanda social se dispara en la capital

El Ayuntamiento de Jaén recibe un 560% más de solicitudes de ayudas sociales en los 76 días del estado de alarma

  • Un voluntario de Cruz Roja lleva alimentos a una residencia de mayores

La concejala de Políticas Sociales, Ángeles Díaz, ha comparecido telemáticamente ante el Consejo Económico y Social (CES) de la ciudad con el objetivo de detallar el trabajo del área municipal que dirige para hacer frente a la crisis socioeconómica, sin precedentes, originada por la pandemia del Covid-19. La responsable municipal ha sido clara y ha destacado que esta situación ha disparado las solicitudes para hacer frente a situaciones de vulnerabilidad social con respecto a 2019. Entre el 15 de marzo, cuando comenzó el estado de alarma, y el pasado 30 de mayo,“el incremento porcentual es espectacular, con un 560% más en las demandas y una dotación económica que crece en 505,1%” con respecto al mismo periodo de 2019, remarca Díaz. Es decir, como ha insistido: “Se han multiplicado por cinco las solicitudes en zonas vulnerables, por lo que se ha aumentado la media”. No en vano, ha detallado que, frente a las 1.104 peticiones tramitadas el anterior ejercicio, con una ayuda que asciende a 255.752 euros; los efectos del coronavirus en todos los ámbitos de la sociedad hacen que, hasta el momento, a mediados aún de 2020, ya se hayan resuelto 1.288 solicitudes de ayuda, con una cuantía económica de 268.372 euros. Por ello, la concejala Ángeles Díaz ha aprovechado para agradecer y felicitar, de nuevo, a los hombres y mujeres del Patronato de Asuntos Sociales por su respuesta, que ha definido como “comprometida y muy eficaz. Es un esfuerzo sin precedentes el que hemos hecho para ayudar a quienes más lo necesitan en esta situación”.

En cuanto al perfil de los usuarios y usuarias atendidas, la concejala ha explicado que se ha detectado un nuevo tipo, que son españoles, que  acuden por primera vez a los Servicios Sociales Municipales, procedentes  de sectores de población hasta el momento, en sus palabras, “normalizados”; con edades comprendidas entre los 35 y los 50 años. Se trata de personas anteriormente con ingresos suficientes para la atención de sus necesidades básicas que, como ha apuntado, han sufrido cierres de negocios temporales y o definitivos y expedientes de regulación de empleo, en actividades como la hostelería, el comercio, la construcción, el servicio doméstico y la venta ambulante. También ha sido importante la atención a familias monoparentales, en su mayoría, formadas por madres solas, de entre 30 y 45 años, con uno o varios hijos a cargo. A estos perfiles hay que añadir las unidades familiares, en situación de riesgo o exclusión social, con niños a su cargo; mayores con escasos recursos y parados de larga duración, de entre 45 y 60 años, sin ingresos estables.

Díaz ha sido clara al asegurar que se ha desempeñado por parte del personal de Asuntos Sociales un trabajo de calidad. “Los datos nos avalan, se ha hecho una gran gestión. Por ejemplo, se han reducido los tiempos medios de concesión de ayudas en un 50% respecto a los procedimientos habituales. Pasando de 30 y hasta 40 días a un máximo de 20”, ha dicho, para puntualizar: “No obstante es un esfuerzo del personal que no puede mantenerse en el tiempo, tienen que ver una respuesta por nuestra parte como responsables políticos, para que poco a poco las condiciones se mejoren, pese a que se mantenga la situación de crisis social”. Y es que la concejala ha apuntado que se abre un escenario inédito, a consecuencia de la pandemia, ya que se da el caso de que las zonas no declaradas como vulnerables, es decir, más allá del sur de la ciudad y El Valle, recogen demandas no habituales, es el caso, por ejemplo, de Peñaméfecit. “Lo recuperado desde la crisis 2008 cae hasta niveles mucho más drásticos y de una forma mucho más acusada”, ha reflexionado Díaz ante el CES local. Díaz ha puesto en valor lo fructífero de la reunión con el Consejo Económico y Social ya que, como ha dicho, se han “ofrecido como altavoz de las necesidades de la Concejalía”, ya que están “totalmente sensibilizados”, además de hacer propuestas valiosas para el Ayuntamiento. “Contaremos con ellos para poder completar el Plan Revitaliza que tiene como objetivo la reconstrucción de la sociedad jiennense”, ha adelantado la concejala Ángeles Díaz.

Y es que, en su prospección sobre la realidad socioeconómica de algunos puntos de la ciudad, ha planteado la posibilidad de que, en sus palabras, “la brecha social se agrande, se acentúe la exclusión de los que ya eran vulnerables y se amplíe el número de personas en riesgo de exclusión”. Y, además, ha apuntado otra línea de trabajo fundamental para los Servicios Sociales del Ayuntamiento, ya que, como ha dicho: “lo que esta crisis ha añadido a la brecha social, más allá del factor económico, ha sido el factor digital”. Es por ello, que, como ha afirmado: “Tenemos  que abordar ambos problemas, de manera  paralela. Es absolutamente necesario y el ejemplo lo tenemos con la tramitación actual de la mayoría de las ayuda, en el que se emplea la vía telemática, por lo que carecer de medios no puede ser un factor doblemente excluyente”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Junta y Consistorio acercan el tranvía, pero aún sin fecha de convenio
chevron_right
Suspendida la tradicional ofrenda floral a la Virgen de la Capilla