Actualizado: 10:09 CET
Sábado, 19/09/2020

Jaén

La capital paga el peaje más alto de la crisis

El CES local aboga por la diversificación económica de la ciudad y pide una discriminación positiva al resto de Administraciones

  • Inicio del asfaltado del eje entre Paseo de la Estación-Jardinillos y Millán de Priego, ayer

La ciudad jiennense está siendo la más golpeada en la provincia por la crisis sanitaria del coronavirus. Aquí se han localizado el 30% de los contagiados hasta ahora (543), y el 25% de los fallecidos (44). Y, en sintonía con esa  realidad, la capital es también la más dañada por el impacto  económico y social. La caída en la contratación en un 25%, del paro en un 16,33% o que uno de cada cinco trabajador afectado por un ERTE en la provincia sea de la capital son solo algunos datos que ilustran la dimensión de una crisis que va a poner a prueba la capacidad de supervivencia de un Ayuntamiento que antes de la llegada del Covid-19 ya agonizaba en materia financiera.  

El Consejo Económico y Social (CES) de la ciudad de Jaén analiza en un informe la incidencia del coronavirus en clave municipal y lanza al Consistorio más de cincuenta medidas a adoptar para salvaguardar la salud y el bienestar social de los/as ciudadanos/as de Jaén. La caída en la contratación en el primer cuatrimestre del año ha sido del 25% en la ciudad de Jaén (por encima de la media en Andalucía y en España), pero si se analiza el descenso en los contratos en abril el descenso es del 69%. Por sectores, la bajada ha sigo generalizada, con la excepción de la construcción, que ha sido el que más empleo ha incorporado (un 21%).  En materia de desempleo, desde la declaración del estado de alarma el paro ha tenido un aumento del 16,33%  (11.964 parados más), con una subida menor que la media andaluza pero todavía superior al conjunto del país. Finalmente, en la ciudad se han presentado 1.460 ERTEs que afectan a 5.976 trabajadores, lo que significa que uno de cada cinco afectados por ERTE en la provincia están afectos a centros de trabajo de Jaén capital.

“La actual crisis sanitaria está poniendo de relieve la importancia de la diversificación económica, para que nuestro producto interior bruto no dependa sobremanera del sector terciario, especialmente castigado por el Covid-19; apostando decididamente por la industria y otros sectores productivos que vengan a completar la oferta turística en términos de riqueza. Una ciudad donde 6 de cada 10 contratos se realizan en los servicios y donde casi 7 de cada 10 personas no ocupadas demanda empleo en ese sector, está sobreexpuesta en crisis profundas como la que nos encontramos”, se expone en el informe del CES local. Del mismo modo, el CES señala que la debilidad estructural del tejido productivo local, hacen necesarias inversiones en infraestructuras básicas, sanitarias y tecnológicas como fuente de generación de empleo a corto plazo y, de crecimiento económico a medio y largo plazo. “Una situación disruptiva y global como la actual ha de verse como una oportunidad para  demostrar la cohesión y  la solidaridad interterritorial europea en el apalancamiento de la recuperación económica y social de las zonas más afectadas, dado que lo contrario, como ya se puso de manifiesto tras la anterior crisis, va a determinar que, las zonas muy dañadas, como nuestra provincia en particular, no alcancen el nivel de recuperación deseado, manteniéndose en los umbrales de los indicadores e incluso alargando la brecha existente”, se alerta desde el Consejo Económico y Social (CES) de la ciudad de Jaén.

El CES cree   preciso un esfuerzo de cohesión y solidaridad de las zonas más favorecidas hacia las menos favorecidas, “materializado en un apoyo adicional e incondicional a éstas para efectuar una reconversión de sectores productivos completo, con el fin de reducir la brecha existente hasta ahora no conseguida”. En este sentido, se pide un apoyo adicional al Ayuntamiento jiennense por las Administraciones públicas para hacer frente a la crisis económica y a la inversión pública necesaria para paliar ésta.  Una “discriminación positiva” para la reconstrucción del tejido productivo dañado y la consecuente creación de empleo. “Jaén debe aprovechar las nuevas oportunidades que genera un territorio extenso, con baja densidad poblacional, disperso y con buenas condiciones de seguridad para el desarrollo de la nueva demanda turística que se avecina”, se expone.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Este lunes, obras en calles y cambios de tráfico
chevron_right
La mecha de las obras del PP se acaba tras un año de PSOE y Cs