HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:08 CET
Domingo, 07/06/2020

Jaén

“La satisfacción que da la escritura no la da la lectura”

En Cultura VIVA, el periodista, escritor y presidente de la Asociación Cultural 'Másquecuentos', Juan de Dios Valverde

  • Juan de Dios Valverde.

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga, Juan de Dios Valverde (Mancha Real, 1974) ejerce la profesión de periodista desde el año 1997 y, desde hace 20 años, es el jefe de sección del servicio de Comunicación de la Diputación de Jaén. Atraído por la Literatura desde niño, su gusto por la escritura creativa y con el afán de invitar a la lectura, en el año 2015 creó la Asociación Cultural ‘Másquecuentos’.

“Todas las personas tenemos muchas capacidades, pero nos autolimitamos y quedamos en lo cómodo. Es la filosofía de vida que he aprendido a raíz de poner en marcha la Asociación. Me gusta leer y escribir y quería fomentar entre los creadores el relato interactivo, pero, finalmente, hemos impulsado distintas iniciativas. Hemos hecho más que cuentos”, explica el presidente.

Habla en plural porque consiguió reunir a un equipo de profesionales y aún hoy es un proyecto al que se va sumando gente. “Me ilusionó e ilusioné a otros con ganas de hacer cosas distintas”, dice.

Se refiere a concursos literarios de los que han surgido, hasta ahora, tres libros de relatos. “En tres ediciones, hemos tenido más de 350 participantes, de 20 países. El peso de los autores de Jaén es de entre un 10% o 15%. Tenía claro que el Concurso Literario tenía que ser sobre Olivar y Aceite de Oliva. No es fácil porque la temática exige un esfuerzo extra, pero ha sido un acierto, pues la Literatura te permite viajar y sugiere”, explica. Es uno de los guiños que hace a Jaén y su provincia.“Recibir tantos relatos en el que el aceite y el olivar es el protagonista, me enorgullece”, confiesa.

En la misma línea, apunta que a los autores de Jaén se les reconoce por su argot. “Demuestran que conocen el terreno. Los autores de fuera juegan más con la imaginación, la fantasía y la ciencia ficción. Hemos tenido relatos en el que el olivo ha sido un árbol que ha sobrevivido a viajes interestelares”, dice entre risas. En este tiempo, se han encontrado con “relatos con un lenguaje maravilloso sobre el aceite de oliva” que ha sorprendido al jurado.   

Hasta el 30 de septiembre está abierto el plazo de presentación para el III Premio Internacional de Relato Corto sobre Olivar, Aceite de Oliva y Oleoturismo, con más de 2.500 euros en premios y con un jurado presidido por el reconocido escritor jiennense Salvador Compán.

Ha convertido la Asociación en un espacio “interactivo”, donde los internautas tienen “voz y voto”, y donde los creadores muestran su obra al mundo. “Los relatos se publican en la página web. No sólo fomentamos la escritura, también la lectura. Los autores saben que su relato no se queda en un cajón y eso, como autor, me agrada. Para muchos, es su primera publicación y tienen esa satisfacción”, aclara.

Hay autores que han tenido “vida propia” tras el concurso. “Hay cuentos convertidos en guion de cine y nos sentimos orgullosos”, valora.

Reconoce que las personas están “más acostumbradas a leer que a escribir”, pero que “la satisfacción que da la escritura no la da la lectura”. Crear un cuento, un relato corto “no es sencillo, pero con un poco de esfuerzo se puede hacer y es muy satisfactorio”, reconoce. No ocurre lo mismo con la novela.

Ganador de concursos de relatos cortos, consiguió el Premio de Autores Noveles de Diputación de Jaén en 2005 y tiene publicado ‘La memoria del agua’. Como autor, ha querido dar un paso más y lleva años inmerso en la que será su primera novela (histórica). “Un relato corto es como un sprint en atletismo y la novela, una maratón. Para el sprint estamos todos preparados”, dice, reconociendo que la larga carrera hacia su novela le está resultando “una experiencia intensa, que requiere de un esfuerzo ímprobo, mucha disciplina”. Avanza que “va a ser hija del coronavirus”, tras diez años de trabajo, pero dos meses de confinamiento que le han permitido avanzar en paginación.  “La escritura me satisface, alegra y divierte”, confiesa.

Ha comprobado el trabajo que supone la edición y publicación de un libro. “Un buen editor es aquel que no se limita a darle el barniz ortográfico y poner una portada bonita. Es el que te aconseja y dice dónde fallas. Todo el que quiera publicar tiene que buscar un editor que le ayude a mejorar, que le dé más visión”, dice, señalando que la Asociación ha encontrado este perfil en la editorial Líberman. La Asociación ha coeditado su primera novela, ‘Mujeres en la tormenta’, de la autora argentina Laura Mayo. 

Otro proyecto apoyado por la Asociación ha sido el cortometraje ‘Love AOVE’, recientemente galardonado con el 2º premio local del Certamen ‘Decortoán’ de la capital. El próximo proyecto será cinematográfico, con la promoción de la película ‘Mandylion’, con la que volverá a trabajar con el director jiennense Luisje Moyano. “En Jaén se rueda poco y, con el objetivo de hacer algo potente, apoyaremos la película”, dice.

Y todo desde Jaén para el mundo. “Parece que en Jaén no se hace nada, pero se hace mucho, aunque cuesta. Más bien es que no se conoce lo que se hace”, termina. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Fallan el XIII Premio de Artes Plásticas La Rural
chevron_right
Un herido tras quedar atrapado por el derrumbe del techo de su casa