HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 21:25 CET
Sábado, 28/03/2020

Jaén

Jaén, 40 años después de la autonomía andaluza

La provincia es hoy un territorio situado por debajo de los niveles de convergencia y donde el sentimiento de agravio sigue instalado en la sociedad

  • Edificio de la Junta de Andalucía en el Paseo de la Estación de la capital jiennense

La provincia de Jaén jugó un papel activo para la consecución del Estatuto de Autonomía Andaluz. Hoy, 40 años después, el territorio jiennense sigue alejado de la convergencia nacional y europea, y donde aún no se ha disipado el sentimiento de agravio, que tiene su  base en datos como que la inversión pública de las diferentes Administraciones era en 2008 de 1.400 euros por habitante, y una década después se situó en 170 euros.  

Población.- La provincia de Jaén viene sufriendo un declive demográfico en las últimas décadas. A finales de 2019 la población de la provincia era de 633,564 habitantes, por debajo de los 648.640 que tenía en 1978, en el umbral de la autonomía andaluza. En las últimas cuatro décadas el máximo se alcanzó en 2010, con 670.761 habitantes. Eso sí, la esperanza de vida  se ha incrementado en este periodo en más de 7 años y ahora casi alcanza los 82. En estas últimas cuatro décadas la provincia de Jaén ha experimentado, como Andalucía y España, una inversión de su pirámide poblacional. El índice de envejecimiento (población mayor de 64 años en relación a la población menor de 16 años) era de un 37,11% en 1978 frente al 122,50% cuatro décadas después. “Esto es fruto del aumento de la esperanza de vida y de la reducción de la tasa de natalidad, que ha pasado de 15,88 nacimientos por cada 1.000 habitantes en 1978 a menos de la mitad en la actualidad (7,68)”, señala la economista Inmaculada Herrador, directora del II Plan Estratégico de Jaén. Donde sí se se nota el salto es en educación. En el año 1980  se contabilizaban un total de 89.520 personas analfabetas en la provincia de Jaén (casi el 14% del total). En la actualidad éstas sólo suponen un 3% de la población. Por otra parte, los jiennenses de 30 a 34 años con formación superior se han multiplicado por más de 5. En 1980 sólo 2.630 jiennenses de esa edad tenían estudios superiores, frente a más de 13.000 ahora.

Mercado laboral.- En el mercado de trabajo, en 1978 se contabilizaba una población ocupada de 180.100 personas. Cuarenta años después el total de afiliados a la Seguridad Social es de  265.629, aunque todavía se mantiene el lastre de más de 42.000 desempleados. Sí que es relevante la distribución por sectores productivos. Así, en 1978 el 36,95% de la población activa trabajaba en el sector agrario y en el sector servicios estaba ocupado el 34,81%. “En estos 40 años hemos asistido, claramente, a la terciarización de la economía jiennense”, sostiene Herrador. En 2018 sólo el 12,05% de la población trabajaba ya en el sector primario (lo que supone que el peso de la población ocupada en el sector agrario se ha dividido por 3) y el sector terciario emplea al 69,06% de la población (su peso se ha multiplicado por dos en este periodo). En 1978 el 79,23% de la población ocupada eran hombres (el 20,77% mujeres) y en 2018 el 57,88% de las personas empleadas en el mercado de trabajo jiennense eran hombres y el 42,12% mujeres.

Aceite de oliva.- Hace 40 años, el aceite de oliva se pagaba a 71 pesetas el kilo. En 1976 el olivar se puso en pie de guerra (tuvo lugar la primera ‘marcha verde’ que luego se repetiría en 1996) por los precios en origen de ruina, el mismo argumento utilizado hoy por el sector  para convocar nuevas movilizaciones y anunciar otra marcha hacia Madrid. Hace 40 años Jaén tenía 454.230 hectáreas de olivar y que en 2017 se contabilizaban más de 580.000. Asimismo, cabe destacar que al comienzo de nuestra democracia sólo el 8,19% del olivar era de regadío y que actualmente más del 40% lo es.

Industria.- En los últimos 40 años, la provincia de Jaén ha asistido a un proceso de desindustrialización de enorme calado, con el cierre de Santana Motor en la década de los años 90 como principal exponente. Sin embargo, el sector industrial aporta unos datos que no dejan de ser sorprendentes: En el último año hubo más personas ocupadas en el sector industrial (unas 30.000) que en el sector agrario, y el peso respecto al PIB de la industria jiennense, del 13,5%, supera incluso a la media andaluza (11,5%). La explicación a esos números tan halagüeños hay que buscarla en la consideración que se tiene de las almazaras (más de 300 en la provincia) como parte integrante del sector industrial.

Turismo.- El sector turístico de la provincia ha dado un vuelco en las cuatro últimas décadas (la creación de la marca ‘Jaén Paraíso Interior’ y la declaración de Úbeda y Baeza como Patrimonio de la Humanidad han sido los principales hitos), pese a los síntomas de agotamiento que viene mostrando en los últimos años. Hace 40 años la provincia de Jaén sólo contaba con 88 establecimientos hoteleros y 3.499 plazas en este tipo de alojamientos turísticos. En el año 2018 el número de establecimientos era de de 174, prácticamente el doble, y las plazas hoteleras 8.445. Por lo que respecta a los viajeros y pernoctaciones registradas en este tipo de alojamientos, señalar que en 1984 se contabilizaron 254.324 viajeros y 399.934 pernoctaciones. En 2018 se registraron un total de 540.751 viajeros y 967.040 pernoctaciones en la provincia de Jaén.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El casco viejo proyecta la ‘smart city’
chevron_right
Satisfacción y cautela en el olivar por las medidas de Planas