Actualizado: 00:40 CET
Miercoles, 27/05/2020

Jaén

En Jaén el 28-F llegó el 12-A

La provincia jiennense no superó en el primer recuento el 50% de los votos favorables del total del censo, pero la izquierda recurrió por irregularidades

  • El vicepresidente Alfonso Guerra consulta la pizarra donde se publicaban los resultados del referéndum del 28-F

La autonomía no llegó a Jaén el 28-F de 1980. Hubo que esperar al 12 de abril del mismo año para que la Audiencia Territorial de Granada (el órgano judicial a donde llegó el recurso de PSOE, PSA y PCE) confirmase que la provincia jiennense había superado el 50% de los votos favorables sobre el total del censo. En concreto, hubo 234.746 votos favorables a la autonomía de un censo de 468.804, es decir, un 50,07%. Jaén se consideró una provincia clave en el referéndum para la autonomía andaluza del 28-F. Una consulta con unas condiciones muy exigentes (debía prosperar con más del 50% del censo y en todas las provincias andaluzas) que había convocado el entonces gobierno de UCD, que propugnó la abstención o el voto en blanco. “Si el 28 de febrero los andaluces decimos si nos encontraremos con un asalto de los partidos de izquierda –  y se aprueba la autonomía andaluza del frente popular-marxista y del centralismo sevillano, desmantelando nuestras diputaciones y ayuntamientos”, se podía leer en las octavillas propagandísticas repartidas en plena campaña electoral por los afines del partido gubernamental. No obstante, en la capital jiennense, donde gobernaba el socialista Emilio Arroyo (con el apoyo de PCE y PSA, desbancando a UCD que fue la lista más votada) sí que hubo un apoyo explícito al referéndum, como se evidenció con la publicación del boletín “Jaén, tu ciudad ante la autonomía”.

Finalmente, tras una campaña de dos semanas Jaén votó el 28-F con normalidad y sin incidentes, pero los datos que se facilitaron a última hora de la noche arrojaban que los síes no pasaron del 49,37%, es decir, por debajo del 50% del censo exigido para aprobar el Estatuto por la vía del artículo 151 (la vía rápida). Entre las localidades donde no prosperó el si estaba la capital, con 29.728 votos a favor de un censo de 63.491, un 46,8%. Sí que prosperó en otras grandes ciudades como Linares, Andújar, Úbeda, Alcalá la Real, Martos o La Carolina (aquí pese al gobierno local de AP). Pero tras hacerse públicos los resultados por el gobernador civil, Enrique Gómez Palmero, se sucedieron las denuncias sobre posibles irregularidades en el escrutinio. En primera instancia las impugnaciones de los partidos de izquierda llevaron a anular dos mesas de la capital por posibles anomalías, pero aún así los votos favorables eran del 49,77%. Y así fue como el recurso llegó hasta la Audiencia Territorial de Granada, que en un histórico 12 de abril hizo público que Jaén había superado el si a la autonomía andaluza (solo Almería no superó el porcentaje exigido). Una caravana de coches con simpatizantes de PSOE, PSA y PCE recorrió las calles de la capital con banderas andaluzas para dar la noticia a la opinión pública.

Eso sí, Jaén se sacó la espina de ese trance en el referéndum para la ratificación del Estatuto convocado el 20 de octubre de 1981. Votó un 58,05% del censo electoral y el 85,94% lo hizo a favor del Estatuto. El entonces presidente de la Junta Rafael Escuredo que visitó varias veces la provincia durante la campaña electoral fue muy claro a la hora de destacar la importancia de Jaén en el contexto regional: “Andalucía necesita a Jaén más que nunca para desarrollar su autonomía”, dijo.

Ya en las primeras elecciones del mes de mayo de 1982, donde la provincia elegía 13 parlamentarios, el PSOE fue el claro vencedor, con ocho escaños. dos de AP,  dos de UCD y uno del PCE. Los diputados elegidos por la provincia jiennense fueron: Por el PSOE, Antonio Ojeda, Leocadio Marín, Gaspar Zarrías, José María Sánchez Muñoz, Luis Benavides Cano, Jesús Peinado, Juan Carmona y Ángeles Cobo; por el PP, José Rodríguez Fernández y Gabino Puche; por UCD, Fernando Arenas del Buey y José Luis Puche y por el PCE, Manuel Anguita Peragón. El jiennense de adopción Antonio Ojeda (notario en Villacarrillo y Úbeda) fue elegido más tarde presidente del primer Parlamento Andaluz. Y en el gobierno de la Junta (el PSOE ganó las elecciones con mayoría absoluta al lograr 66 de los 109 escaños) el presidente Rafael Escuredo colocó al jiennense Pablo Recio al frente de la Consejería de Salud

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Una semana redonda
chevron_right
“El viaje es el momento en el que soy fotógrafa las 24 horas del día”