Actualizado: 22:52 CET
Martes, 18/02/2020

Spanish coffee

El mal ja estàfet

Publicado: 09/02/2020 ·
10:03
Actualizado: 09/02/2020 · 10:03

El tiempo y las cesiones corren en contra de los que creen que la deriva independentista tiene aún solución


Creo que a pocos analistas se les escapa que la configuración de una mayoría clara del independentismo en Cataluña es cuestión de tiempo. Cada año se incorpora una nueva cohorte de votantes que cumplen sus 18 años y, con ellos, aumenta el porcentaje de los que consideran que España es un país opresor. Según el informe más reciente del CIS catalán, el Centre d´Estudis d´Opinió de la Generalitat, publicado en enero, uno de cada tres catalanes no confía en la Guardia Civil ni en la Policía Nacional frente a menos de uno de cada cinco que no lo hace en los Mossos. La valoración de los militares, que se identifican claramente como símbolo de lo español, cae aún más, ya que aproximadamente uno de cada dos catalanes no les tiene confianza alguna. Apenas llegan al 15% los catalanes que tienen confianza en el Tribunal Constitucional frente al 25% que la tiene en … la ONU. La monarquía es, de lejos, la más institución más dañada por el frentismo catalán siendo solo confiable para uno de cada diez.

Así las cosas, el mantra nacionalista que ha sido cultivado por los independentistas y difundido por TV3 es de tal envergadura que un 50% de los catalanes cree que Madrid y Andalucía son las Comunidades Autónomas más beneficiadas por el Gobierno central frente a solo un 8% que cree que la más beneficiada ha sido Cataluña. Con esta munición electoral las campañas se plantean con enormes dificultades de anclaje para los partidos constitucionalistas. O se alienan con esta idea que sustrae el debate al manido Espanya ens roba o tienen difícil mover electorado más allá. Los políticos no catalanistas apenan tienen capacidad de movimiento, los catalanistas no independentistas han de hacer de su capa un sayo y pedir a Madrid nuevas competencias y cesiones imposibles para un país con tantas desigualdades territoriales. La diana del independentismo está claramente puesta en la capital y en nuestra tierra. Los argumentos de estas acusaciones, lamentablemente, no son los mismos. Los dirigidos a nosotros duelen aún más.

Según el CIS catalán de enero un 49,3% de los catalanes se manifiesta hoy abiertamente independentista. Tres de cada cuatro nuevos votantes, los que van cumpliendo dieciocho años, lo son también. El tiempo y las cesiones corren en contra de los que creen que la deriva independentista tiene aún solución. A más, un 62% de los catalanes creen que su Comunidad tiene aún un nivel insuficiente de autonomía. La respuesta de la mesa de negociación debe responder, en parte, estas inquietudes. La cuestión será ver en el próximo lustro de qué sirve entregar más autonomía a quienes claramente quieren irse de España. Apenas uno de cada tres quiere que Cataluña continúe como Comunidad Autónoma dentro de España. El mal ya está hecho y no tiene solución, y está claro, como canta Rosalía,que el independentismo solo está en el “nomésvullveurebillets de cent..”. Lo dicho.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Juan Miguel Becerra Vila

Doctor en Pensamiento y Analisis Político. Consultor electoral y Director de SW Demoscopia

Spanish coffee

Spanish coffee es un blog en el que el autor analiza la actualidad política del panorama nacional

VISITAR BLOG
Publicado: 09/02/2020 ·
10:03
Actualizado: 09/02/2020 · 10:03
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Un fallecido y un herido en un accidente entre un turismo y un camión
chevron_right
Trece días para ver más de 25 películas inéditas en Jaén