Actualizado: 03:00 CET
Miercoles, 19/02/2020

Jaén

Jaén, al calor de sus lumbres

El barrio de San Juan recupera la lumbre institucional y la I Can-caminata moviliza a centenares de personas con sus perros

Lumbre de San Juan

1

En la lumbre de San Juan.

2

I Can-caminata en la plaza de Santa María.

3

Bendición de animales en la parroquia de San Juan.

4

La capital jiennense ha celebrado este jueves el encendido de diez lumbres, organizadas por asociaciones vecinales federadas en ‘Objetivos Comunes’ (OCO), mayoritariamente, después de tres años en los que han mantenido su ‘apagón’, en protesta de la restricción del Ayuntamiento, que sólo permitió encenderlas el sábado, junto a la Carrera Urbana Internacional Noche de San Antón.

La ciudad ha olido este 16 de enero a fuego, a madera quemada, a rosetas y a vino, a ganas de pasarlo bien en compañía de familia, vecinos y amigos. La capital prendió sus primeras lumbres, las de asociaciones y particulares que defienden la permanencia de la celebración la tarde-noche de la víspera de San Antón (17 de enero), patrón de los animales, que han sido protagonistas con la I Can-minata San Antón.

Organizada por la concejalía de Promoción Económica dinamizó los barrios y las lumbres por los que discurrió y puso en primera línea a los animales, especialmente a los perros, con los que numerosos jiennenses se pasearon por la ciudad.

La caminata con perros buscó su itinerario, aportando a la víspera de San Antón uno de los momentos más simpáticos  y animados en las calles. Centenares de personas pasaron por la plaza de Santa María, por calles del casco antiguo  para llegar a la plaza de San Juan, que se quedó pequeña ante la respuesta de los jiennenses que no quisieron faltar a la lumbre institucional, organizada por la Asociación Torre del Concejo y el Ayuntamiento. En la iglesia del barrio, sede parroquial de San Antón, se celebró la bendición de los animales, con la que los jiennenses pidieron la protección de sus mascotas. La caminata finalizó en el barrio de Santa Isabel.

En el barrio de San Juan, todos se volcaron con su hoguera, que no se encendía desde 2016, aplaudiendo así la recuperación de la emblemática plaza como espacio de encuentro vecinal en torno a la lumbre de San Antón.

Se quemó lo malo y se dejó paso a lo bueno, con el ramón del olivar, madera y una escultura efímera en forma de lagarto, de tres metros de alto, realizada por los alumnos de primer curso de los Ciclos de Técnicas Escultóricas y de Mobiliario de la Escuela de Arte y Oficios José Nogué. Fue el ‘pelele’ de la lumbre oficial, una apuesta que recordó que Jaén mantiene viva sus leyendas.

Los grupos de folclore ‘Lola Torres’, ‘Panaceite’ y ‘Oro Viejo’ animaron el ambiente de la lumbre con sus melenchones. Chirris y pastiras bailaron formando corro en torno a la hoguera, haciendo sonar letras populares y manteniendo viva una de las tradiciones más enraizadas en las costumbres jiennenses.  Sus sones hicieron que los vecinos se arrancaran al cante de letras en las que no faltaron la ironía, la crítica e incluso la picardía, divirtiendo a quienes participaron de una fiesta que es patrimonio de todos. Una de los romances interpretados decía así: “Comió la carne el lagarto. Engañado por su fiebre y comió pólvora negra. La pólvora de su muerte. Hasta en Córdoba se oyó el reventón de su vientre. La mañana amaneció libre ya del miedo verde y los chiquillos cantaban alrededor de la fuente. Lagarto, lagarto feo, lagarto, lagarto verde, del lagarto garto garto, ya no nos comen, los comen los dientes”.

También se encendieron lumbres en El Tomillo, Belén y San Roque, la plaza Luz del Valle, Peñametécit, Pilar del Arrabalejo, Punte Jontoya, Puente Ibérico, Cerro Molina y en el Polígono de Los Olivares. Passo no la ha realizado por falta de personal para su organización.

La permisibilidad municipal este año para encenderlas el 16 ó el 18 de enero ha sido la fórmula que más ha contentado a los colectivos, un total de 34 entre ambos días. La mayoría ha elegido el sábado para encender su hoguera y harán de Jaén una ‘bella ciudad de luz’ por el fuego de las lumbres y las antorchas de la carrera.

Este 16 de enero se ha puesto en práctica las primeras medidas de seguridad, que volverán a establecerse el sábado, para el control de las 24 lumbres.

La Jefatura de la Policía Local movilizó 150 agentes y el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, dispuso tres escuadras listas para intervenir en cualquier momento.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La I Can-minata recorrerá lumbres y cuatro barrios
chevron_right
Francisco Reyes: “Con la Junta de derechas, en Jaén se vive peor”