Actualizado: 23:00 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

El paraíso interior se adormece

Análisis del sector turístico de la provincia, hoy en 'Jaén 2020'

  • Turistas en el castillo de Santa Catalina de la capital jiennense

El turismo sigue adormecido en la provincia de Jaén, pues los indicadores actuales no distan mucho de los que se daban hace algo más de una década. Tomando como referencia 2018, último año completo, la provincia de Jaén tuvo un total de 541.937 viajeros, una cifra similar a la que ya se daba en el año 2001. Eso sí, esa cifra ha ido creciendo de forma progresiva desde el año 2015, que fue cuando la curva empezó a invertirse y a amortiguar la caída que se daba desde 2007, año del techo con 621.732 viajeros. En cuanto a las pernoctaciones, en 2018 ascendieron a 967.831, una cifra similar a la de una década atrás. Y el número total de plazas en la oferta de alojamientos de la provincia era el último año de 25.832. Con todo, la evolución del sector  en las últimas décadas ha sido notable. Basta con recordar que hace 40 años la provincia de Jaén sólo contaba con 88 establecimientos hoteleros y 3.499 plazas  de alojamientos turísticos.  Por lo que respecta a los viajeros y pernoctaciones registradas en este tipo de alojamientos, señalar que en 1984, primer año del que se dispone de información, se contabilizaron 254.324 viajeros y 399.934 pernoctaciones.  Ahora bien, la cuota de mercado no termina de crecer y la población ocupada del sector hotelero es la misma que hace 20 años, en torno a un millar de empleados, y encima con un alto porcentaje de precariedad.  

Quizá el punto de inflexión en el turismo provincial lo puso la marca ‘Jaén Paraíso Interior’ hace ya más de dos décadas. El mercado turístico de la provincia en este tiempo ha sido evidente, pasando de recibir unos 300.000 visitantes a superar el medio millón regularmente cada año y aproximarse al millón de pernoctaciones. La oferta de hoteles es hoy de unos 185 en toda la provincia, con 8.600 plazas. El salto ha sido más grande en la oferta extrahotelera. Si hace tres décadas apenas había un puñado de casas rurales en la provincia, hoy son casi 200 con más de 2.000 plazas. También hay registrados más de 525 apartamentos turísticos, mientras que se mantiene estable la oferta de campings. Y destacar también la treintena de empresas de turismo activo de los parques naturales de la provincia. En el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, la joya del turismo de naturaleza de Jaén, empresarios y ayuntamientos han venido quejándose de la sobredimensión de la oferta de alojamientos. Actualmente, las 8.000 plazas existentes casi triplican a la demanda. Pero, además, alertan de que en torno a un 25% de la oferta es alegal.  “Es el momento de plantear una moratoria en las construcciones para que el turismo en el parque natural sea sostenible, tiene que haber un equilibrio entre la oferta y la demanda”, llegó a indicar el empresario hostelero José Ayala, presidente de la Asociación de Empresas de Alojamientos de Jaén. Por su parte, investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) del Laboratorio de Análisis e Innovación Turística (LAInnTUR), en un estudio del perfil de los turistas que visitan las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Úbeda y Baeza, ofrecen un retrato de turistsa como españoles, satisfechos con el destino, de entre 45 y 65 años, con estudios superiores, ocupados y de un nivel de ingresos medio. “En su mayoría no viajan acompañados, en su mayoría lo hacen por ocio y vacaciones, por primera vez y en pareja, pernoctando entre 2 y 3 noches en hoteles, gastando de media poco menos de 130 euros al día, principalmente en alojamiento, alquiler de vehículo, comida y transporte -por este orden-, importe superior al realizado por turistas en otros destinos”, señala el profesor Juan Ignacio Pulido, director de LAInnTUR.

Estancia media

La baja estancia media de los turistas es uno de los principales desafíos que tiene por delante el sector. En 2018 la estancia media se situó en 1,78 días, casi la misma cifra que ya se daba una década antes.  Para intentar mejorar este indicador, la Diputación Jaén ha promovido el programa Turismo Sénior, dedicado a la financiación de plazas en hoteles de la provincia para personas mayores de 65 años. Este programa cuenta con una partida de 300.000 euros dentro de los presupuestos del ente provincial para 2020, donde la partida para el turismo rondará los 6 millones de euros para acciones de  promoción turística, el desarrollo y la potenciación de productos turísticos. Otro lastre del sector turístico jiennense es su bajo grado de ocupación media de la oferta de alojamientos, que apenas pasa del 30%. Teniendo en cuenta que en Andalucía y España el grado de ocupación supera el 50%, el CES provincial concluye que el bajo índice que se da en Jaén “es un indicador de la fuerte estacionalidad que sufre el turismo provincial, con mayor ocupación durante los meses de primavera y otoño y mucho menor durante el resto del año. Y entre los registros con mejor cara se encuentra el grado de valoración de los turistas que visitan la provincia de Jaén. Según la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía del IECA, el pasado año estaba  situado  en 83,0, con una percepción de notable alto, igualando e incluso superando al grado de satisfacción en Andalucía.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La XX Carrera por la Paz reúne a 1.300 personas
chevron_right
Un aceite de medalla de oro