Actualizado: 23:34 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

“El teatro es una construcción artística del mundo, sin dogmas”

En Cultura VIVA, el actor y director jiennense Paco Gómez (1982), uno de los dramaturgos más premiados y que más suenan en el inicio de temporada teatral

  • Paco Gámez.

Actor, dramaturgo y director, en los últimos cinco años ha recibido cinco premios por su labor en el teatro, habiéndose convertido en uno de los nombres que más suenan en este inicio de temporada, un jiennense afincado desde hace nueve años en Madrid que ha hecho del teatro su forma de vida y de expresión.

Paco Gámez (1982) acaba de recibir el premio de la Asociación de Autores y Autoras de Teatro ‘Jesús Campos’. “Es un premio con el nombre de un jiennense que este año ha recaído en otro jiennense, por lo que siento mucho orgullo. Te lo dan los compañeros y eso es bonito y te hace ganar en seguridad.  Es un aliento y un impulso para seguir creando”, reconoce.

Prepara el estreno para diciembre de ‘Inquilino (Numancia 9, 2º A), texto ganador en 2018 del premio Calderón de la Barca, una producción propia del Centro Dramático Nacional, una historia autobiográfica con la que acerca la realidad social de su generación y denuncia las dificultades de acceso a la vivienda. La ha escrito, la interpretará y la dirige. También será publicada. “Es un texto del que se enamoraron y que ha despertado interés en otros países”, reconoce.

Está dirigiendo el montaje ‘Everlasting Love’ para la violista clown Maite Olmedilla, que se estrenará en 2020, y su texto ‘Katana’ cuenta con una residencia y estreno en el teatro Pavón Kamikaze (del 8 al 12 de enero de 2020).

Paco Gámez es natural de Pozo Alcón, aunque se declara jiennense de la capital porque llegó a esta ciudad siendo muy pequeño. En ella ha vivido y de ella sigue disfrutando porque en Jaén están sus orígenes teatrales. Lleva haciendo teatro desde los 12 años y su escuela fue la compañía jiennense La Paca, co-dirigida por su hermana, Mª Carmen Gámez, con la que aprendió a ver el teatro como “algo muy natural”. Dudó en hacer del teatro su dedicación profesional por las “dificultades laborales” del sector, pero comenzó a coger técnica y se involucró para difundir el teatro como “una construcción artística del mundo”, un género que invita a la “diversión, reflexión y a cuestionar el género humano”.

Dice: “El teatro te ayuda a comprender realidades que no entenderías desde otra perspectiva. Es una construcción artística del mundo y el espectador es una parte activa. Ése es el valor del teatro, que pone en tela de juicio a la sociedad y te permite sacar conclusiones porque no hay dogmas”.


Empezó a escribir hace cinco años. “En la escritura aplico lo que he aprendido en la interpretación”, dice un dramaturgo que respeta al público infantil, con un “teatro para la infancia” con el que busca ofrecer a este espectador menudo “el prisma para cambiar el mundo, para madurar”.

Cuando escribe teatro su objetivo es que la obra permanezca “viva en el tiempo”, que cuando eche la vista atrás, “reconozca en ella temas que siguen vivos hoy, que preocupan a los espectadores”.

Es un dramaturgo “cambiante” que crea textos que cuentan realidades sociales, experiencias personales e historias que le han impactado, para mover conciencias y emociones. Hoy su carrera como dramaturgo es “sólida y seria”, forjada por su “constancia y tesón”. Su visión escénica del teatro se la ha dado su formación como actor y éste, reconoce, es su año de inclusión en la dirección teatral. “Me siento cómodo en las tres facetas. Siempre me ha interesado todo”, dice.

Como director, agradece que ha pasado de llamar a puertas a recibir las llamadas. “Todo está sucediendo como un proceso natural, no algo espontáneo”, apunta. Investigador teatral, publica desde hace cinco años en la revista ‘Primer Acto’, donde tiene la oportunidad de entrevistar a directores y dramaturgos, empaparse de la realidad de otros creadores. “Es un momento de mucha producción teatral en España, pero éste es un país con pocas opciones”, dice.

Su meta es “seguir escribiendo y poder vivir del teatro”, ya que hasta hace meses ha compaginado su carrera teatral con la impartición de clases como profesor de inglés. Es licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Jaén y posgraduado en Ciencias del Espectáculo por la Universidad de Sevilla.

No se plantea montar una compañía teatral. “Es una opción muy interesante que responde al objetivo de hacer teatro, que es crear un equipo sólido”, reflexiona.

Acude a Jaén con asiduidad y conoce su realidad cultural. “Hay talento y se está produciendo y creando mucho. Hay un boom de gente muy buena”, termina.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La UJA evidencia el prisma universal de la Catedral
chevron_right
Habitar La Mar toca este viernes