Actualizado: 01:39 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

Le piden cárcel por acosar a su ex con 900 llamadas en dos meses

Ya en enero el acusado fue condenado por un juzgado de úbeda (Jaén) a un año y cuatro meses de prisión por amenazas en violencia de género

  • Teléfono.

El Ministerio Fiscal ha pedido una condena de tres años y medio de prisión para B.M.L.P., por acosar a su expareja, a la que llegó a llamar en más de 900 ocasiones a pesar de tener una orden de alejamiento y de comunicación por una condena firme de amenazas.

Según recoge la Fiscalía en su escrito de calificación, el acusado mantuvo una relación sentimental con la víctima durante un año y cuatro meses. En enero de este año fue condenado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Úbeda (Jaén) a un año y cuatro meses de cárcel por un delito de amenazas en violencia de género. Dicha sentencia contemplaba también la prohibición de acercarse o comunicarse con su expareja.

Añade el fiscal que el acusado "con pleno conocimiento de la vigencia de la pena", se acercó al colegio de la hija de su expareja para intentar comunicarse a través de la menor.

En los meses de enero y febrero de 2019, el acusado "llamó constantemente al número de teléfono de la perjudicada, desde números privados, cabinas de teléfono así como desde su propio teléfono". Lo hizo "perturbando la vida cotidiana y tranquilidad" de su expareja, "quien se vio obligada a cambiar su número de teléfono, al haber llegado a recibir más de 900 llamadas".

Además, el fiscal le acusa de introducir azúcar en el depósito de gasoil del vehículo de su expareja, lo que ocasionó daños valorados en 158 euros y de pasearse por las inmediaciones del domicilio ella.

En marzo de este año, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Úbeda acordó la ampliación de la prohibición de comunicación y aproximación a una distancia de 250 metros, tanto de la perjudicada como de su hija.


Fiscalía ha calificado los hechos como constitutivos de un delito continuado de quebrantamiento y una delito de acoso por los que le reclama tres años y medio de cárcel y cuatro años de prohibición de alejamiento y comunicación con la víctima y la hija de ésta. Además, por un delito leve de daños solicita que se le imponga una multa de 600 euros.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Visibilizan a las mujeres del medio rural
chevron_right
Las aulas de espera, una “chapuza”