Actualizado: 23:30 CET
Viernes, 15/11/2019

Jaén

Las reliquias de Ruiz Amezcua

El poeta jiennense ha publicado ‘Las reliquias de un sueño’, su 14º poemario

  • Manuel Ruiz Amezcua.

Manuel Ruiz Amezcua (Jódar, 1952) acaba de publicar ‘Las reliquias de un sueño’ (Huerga&Fierro editores), un nuevo poemario con el que el escritor presenta un “fresco histórico”. Se trata de su 14ª obra y en este poemario incluye 33 poemas que tratan de “abrir voces” y con los que Ruiz Amezcua aborda el “fracaso que ha tenido muchas veces en la Historia el pensamiento ilustrado”.

El poemario diferencia cuatro partes: el ‘sueño de la vida, el sueño de la conciencia, el sueño de la razón y el sueño de la memoria. “Es un libro con muchas capas, como la cebolla, que requiere una lectura pausada”, asegura. Como ha ocurrido antes en su prolijo trabajo literario, en este poemario hacen acto de presencia el sarcasmo y la reivindicación, dejando sitio a lo personal y lo colectivo, a símbolos que constituyen lo más valioso de la vida humana. Para ello, Ruiz Amezcua mezcla es sus versos sentimientos y pensamientos.

Poemas como ‘El instante eterno’, ‘El alimento de los dioses’, ‘Romance del desengaño’, ‘Auschwitz’, ‘La soledad de la víctimas’ o ‘Aquel deseo nuestro’ invitan al lector a adentrarse en un “fresco de lo universal”. En este sentido, Ruiz Amezcua afirma que “siempre” ha tratado de “universalizar” lo que le rodea. “La cultura sirve para expresar un mundo y otro y a partir de ahí, universalizarlo”, afirma.

La capital está presente con el poema ‘Paseo por el cielo’, sobre los bombardeos de 1937; y Úbeda, con dos poemas, uno sobre el amanecer en la plaza de Santa María, “uno de los lugares más bonito de Europa”.  

Es uno de los autores jiennenses más reconocidos a nivel nacional, por una pluma con la que plasma versos realistas, sociales, lejos de modas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
“En el escenario soy una marioneta en manos de la música”
chevron_right
La Feria se salda con 206 incidencias “sin gravedad”