HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 23:30 CET
Sábado, 16/11/2019

Jaén

El ‘motor’ más melancólico de Jaén

El Archivo Histórico Provincial acoge la exposición ‘Circulando por Jaén’, con Los primeros vehículos que circularon por las calles de Jaén el siglo pasado

Algunos de los vehículos antiguos que se muestran en la exposición

1

María Dolores Torres Puya, homenajeada durante la inauguración

2

El Archivo Histórico Provincial acoge hasta el 28 de febrero de 2020 la exposición temporal ‘Circulando por Jaén’, que se convierte en un viaje retrospectivo sobre el mundo de la circulación en la provincia jienense. La muestra incluye documentos históricos inéditos, fotografías, clotoides, planos, maquetas, teodolito y, lo más atractivo, algunos de las motocicletas o vehículos que fueron pioneros en circular por las calles de Jaén.  Entre las muchas joyas documentales que se exhiben figuran la primera matricula de un automóvil en Jaén, con el número J-1, que se concedió en 1907 a un vehículo Darracq, propiedad del ingeniero linarense Ángel Egea Ruiz. La muestra sirve también para conmemorar el treinta aniversario del traslado del Archivo Histórico Provincial de Jaén a su sede actual,  el antiguo Real Convento de Santa Catalina Mártir, que a partir de 1835, tras la desamortización, sirvió también como Hospicio de Hombres, y que se mantuvo hasta la década de los años 70. Y, al mismo tiempo, la exposición sirve también de homenaje a la que fue la directora hasta 2010 del Archivo Histórico Provincial, María Dolores Torres Puya. Se da la circunstancia de que  Torres Puya es una gran aficionada al mundo de la automoción y también fue una de las mujeres pioneras en la conducción de vehículos en Jaén. De hecho, todavía es frecuente verla conducir por las calles de la capital en un Seat 600, de aquellos primeros que se fabricaron en Barcelona.Un coche que, como ella misma aseguró durante la inauguración de la exposición, se puso en numerosas ocasiones a disposición del Archivo Provincial para trasladar documentación y material expositivo cuando se abrió la nueva sede en el año 1989.  De este modo, María Dolores Torres Puya fue también la impulsora del Archivo Histórico Provincial en su nueva etapa. A ella le corresponde la transferencia de la documentación que formaba parte del patrimonio documental jiennense, de forma que el número de legajos se incrementó notablemente. El traslado y su inmediata puesta en funcionamiento se realizó en julio de 1989, si bien de manera oficial fue reabierto el día 30 de noviembre del mismo año. Desde esa fecha el AHPJ ha triplicado sus fondos, siendo efectiva su coordinación con los organismos de toda la Administración Pública. Es gestionado por la Junta de Andalucía, aunque la titularidad del Archivo y sus fondos pertenecen al Estado. Antes de su llegada a su actual emplazamiento, el AHPJ se trasladó en e1973 a la llamada “Casa de la Cultura”, donde compartía edificio con la Biblioteca Pública del Estado. Sin embargo, la precariedad de espacio obligó a depositar en el suelo la mayoría de los fondos ingresados, de ahí que no fueran accesibles. Esta circunstancia, junto al también colapso en el crecimiento de la Biblioteca del Estado, lleva al Ministerio de Cultura a buscar nuevo y definitivo edificio para el AHPJ. Las gestiones culminaron en la cesión del uso del Real Convento de Santa Catalina Mártir, de la orden de Santo Domingo, propiedad de la Diputación Provincial. Un conjunto de convento e iglesia declarado Bien de Interés Cultural y ubicado en el casco antiguo de la ciudad, y que fue rehabilitado el edificio correspondiente al convento  por el arquitecto Luis Berges Roldán.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los aranceles de Trump ponen en jaque al aceite de oliva de Jaén
chevron_right
Las agresiones atendidas en el hospital se triplican en la Feria