Actualizado: 23:22 CET
Martes, 23/07/2019

Jaén

Gusanos que advierten contra la desertización

Investigadores de la UJA descubren nuevas especies de nematodos que anticipan un bajo riesgo de sequía y erosión en la capital jienense y en las sierras

Joaquín Abolafia, responsable de la investigación, y Alba Ruiz, recogiendo muestras

1

Una huerta en el Puente de la Sierra, donde se han localizado nuevas especies de nematodos

2

Una de las especies de nematodos halladas en el parque de Cazorla, Segura y Las Villas

3

Los nematodos son animales microscópicos con forma de gusano por lo que, en ocasiones, se los conoce como microgusanos. Tienen una preferencia por un tipo de hábitat y tienen unas necesidades alimenticias concretas (bacteriófagos, fitófagos/fitoparásitos, micófagos, depredadores o zooparásitos/entomopatógenos), así como una resistencia o una capacidad de adaptación a los cambios ambientales y, por tanto, se pueden utilizar como bioindicadores   de la calidad del suelo, de la existencia de vertidos o, incluso, del cambio climático. Y es que tienen también la capacidad de adelantarse al futuro y predecir alteraciones en el suelo y en el medio ambiente y así poder adaptarse. Pues bien, una investigación del grupo de Nematología de la Universidad de Jaén (UJA) ha puesto al descubierto nuevas especies de nematodos que vienen a anticipar un bajo riesgo de sequía y de erosión tanto en la capital como en zonas de sierra de la provincia jienense. En el caso de la península ibérica, la cual está considerada como un punto caliente de biodiversidad (lugares de la Tierra con mayor riqueza biológica y con un alto nivel de especies endémicas), el grupo de investigación de la UJA, dirigido por el profesor de Zoología Joaquín Abolafia Cobaleda, ha localizado tanto especies propias de zonas más húmedas, hacia el interior, hacia el noroeste, y especies propias de zonas áridas, hacia la costa mediterránea, hacia el sureste. “La mayoría de especies nuevas que hemos encontrado se encuentran en la zona de Cabo de Gata, especies que presentan unas adaptaciones morfológicas a la aridez, mientras que en Jaén capital  hemos encontrado, por el momento, cuatro especies nuevas de otras familias que no son ya tan resistentes a la sequía, y otras halladas en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas son especies con preferencia de sustratos algo más húmedos”, explica Abolafia, que lleva desde finales de los 90 estudiando los nematodos de vida libre que se convierten en bioindicadores climáticos perfectos. En concreto, en las inmediaciones del Puente de la Sierra de la capital jienense, se han localizado  cuatro especies nuevas de nematodos bacteriófagos asociados a la descomposición de la materia orgánica: Metarhabditis giennensis , que - aparece en madera en descomposición; Myolaimus ibericus, que aparece en compost, nematodo donde los machos carecen de órgano copulador desarrollando otras estrategias reproductoras; Oscheius sa proxylicus, que también se da en la madera en descomposición; y Protorhabditis hortulana, también  en compost y  el nematodo más pequeño encontrado por el momento en suelo/tierra. Asimismo, han aparecido cuatro especies nuevas de nematodos bacteriófagos asociados a gusano de murciélago en cuevas del  Cazorla, Segura y las Villas: Ablechroiulus spelaeus, Aulolaimus cribatus, Aulolaimus labiostellatus y Stegelletina coprophila. Los investigadores de la UJA presentarán a  final de este verano sus resultados sobre el avance del desierto en distintas zonas del país en la XXIII Bienal de la Real Sociedad Española de Historia Natural en Barcelona. Y en otra investigación se han estudiado los nematodos asociados al escarabajo picudo rojo en palmeras de Jaén, donde se  localizaron dos especies que, al parecer, el picudo ha ido transportando desde su migración durante años desde el sur de Asia hasta Europa. También  han realizado un estudio de la diversidad de especies de anisakis en peces que consumimos, y se han hallado tres especies de anisákidos en Jaén. Finalmente, han estudiado los nematodos del río Guadalquivir y su posible aplicación como bioindicadores de la calidad del agua.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Cinco detenidos por la desaparición y muerte de un hombre
chevron_right
Moreno y Millán se trasladan lealtad por Jaén