Actualizado: 02:16 CET
Miercoles, 17/07/2019

Jaén

Vampiros en la Noche de San Juan

El espectáculo "Serpentis" sorprende al público de la mano de los actores de 'Delirium. Laboratorio de Artes Escénicas".

Un momento del espectáculo de 'Delirium' en la plaza de San Juan

1

El espectáculo discurrió desde la plaza de Santa María a la plaza de San Juan

2

La magia inundó las calles del casco antiguo durante la Noche de San Juan

3

El casco antiguo de Jaén volvió a vivir una Noche de San Juan muy especial y llena de magia. Tras la V Carrera Nocturna que movilizó a más de 1.500 corredores, las calles del conjunto histórico cobraron vida de  la mano de ‘Delirium. Laboratorio de Artes Escénicas’,  que puso en escena “Serpentis”, un espectáculo itinerante e interactivo  que siguieron centenares de personas desde su inicio, en la plaza de Santa María, hasta la plaza de San Juan, epicentro de la apoteósis final.  Fue el segundo año en el que la prueba deportiva y la obra escénica se fundieron para alumbrar una Noche de San Juan inolvidable promovida por el programa ‘Jaén Genuino. El pasado sí tiene futuro’ de VIVA JAÉN. “Serpentis” recreó una propuesta escénica que era una especie de vía crucis de misterio y de vampiros para dar la bienvenida a la Noche de San Juan. Una veintena de actores de todas las edades, muchos de ellos entremezclados entre el público con el fin de sorprenderles, protagonizaron este espectáculo basado en la historia de una joven que vaga desorientada por la ciudad en busca de su hija, supuestamente perdida entre las intrincadas calles del casco antiguo. Desesperada, la mujer  asegura que ha visto en sueños una silueta de grandes fauces, lengua y ojos de serpiente, una monstruosidad de manos descomunales, que ronda los alrededores de la plaza de San Juan.

El espectáculo, dirigido por Julio Ángel Olivares, arrancó en la plaza de Santa María y se prolongó, casi sin interrupción, por la calle Maestra, plaza de la Audiencia, Martínez Molina, plaza Rosales y plaza de San Juan. Un montaje que buscaba la complicidad del propio público, partícipe en muchas ocasiones de las bromas que proponían los actores. Y no sólo el público  que seguía a la cruz de madera que presidía el cortejo disfrutó del espectáculo. También lo hicieron los viandantes y  los  usuarios que a esas horas llenaban las terrazas del casco antiguo Ya en la plaza de San Juan ‘Delirium’ escenificó el desenlace de “Serpentis” y, como es habitual, el público escribió sus deseos y quemó los malos augurios. No es la primera vez que ‘Delirium. Laboratorio de Artes Escénicas’ sorprendía al público con este tipo de propuestas para la Noche de San Juan.En  2018 fue el Vía Crucis ‘La noche de las confesiones’, inspirado en los siete pecados capitales, y en 2017, organizaron un aquelarre en la plaza de San Juan

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Todo listo para el Día del Lagarto de la Magdalena
chevron_right
La digitalización, clave para acortar los plazos de licencias de obra