Actualizado: 02:25 CET
Jueves, 23/05/2019

Málaga

Denuncian robo de corona y enseres de una virgen en iglesia de Torrox

La hermandad parroquial de la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación también advierte de la profanación del sagrario y la sustracción de su llave

  • La iglesia de Torrox.
  • Además de la corona de la Virgen, adquirida hace dos años, los ladrones se llevaron unos pendientes y la cruz que colgaba del cuello de la talla
  • Rompieron el sagrario para arrancarle dos angelitos de metal dorado y la cruz que lo remataba, y robaron la llave, “el símbolo más importante"

La hermandad parroquial de la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de Torrox (Málaga) ha denunciado ante la Guardia Civil el robo de la corona y varios enseres de la Virgen de los Dolores, así como la profanación del sagrario y la sustracción de la llave del mismo.

La hermandad ha explicado este martes en un comunicado que el robo se produjo en la noche del pasado viernes, y que además de la corona de la Virgen, adquirida hace dos años, los ladrones se llevaron unos pendientes y la cruz que colgaba del cuello de la talla.

Asimismo, rompieron el sagrario al intentar arrancarle dos angelitos de metal dorado y la cruz que lo remataba, y robaron la llave, “el símbolo más importante de una parroquia”.

La hermandad ha detallado que en la iglesia no hay nada de oro ni ningún objeto de valor económico, ya que los enseres están hechos de cobre y bañados con metal dorado o plateado “para dar una apariencia más digna”.

“No se pueden fundir ni vender ni pueden tener una utilización más allá de la que para la que fueron comprados o fabricados, y obviamente, si hubiera algo de oro o plata no estaría al alcance de cualquiera”, precisa el comunicado.

Para el colectivo parroquial, la persona o personas que han cometido el robo “han perdido el tiempo”, ya que nada de lo robado tiene valor monetario, “aunque sí es cierto que el daño sentimental es muy grande”.

La hermandad también ha advertido a los autores de que “nunca es tarde para rectificar y arrepentirse”, por lo que sólo tienen que “ir y dejar las cosas, aunque sea en el escalón si la puerta está cerrada”.

“Dios y todos nosotros sabremos perdonarlos, y en tal caso, retiraríamos la denuncia y todos saldríamos ganando”, han indicado desde la parroquia. 

No se pueden fundir ni vender ni pueden tener una utilización más allá de la que para la que fueron comprados o fabricados, y obviamente, si hubiera algo de oro o plata no estaría al alcance de cualquiera

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
PP y PSOE estallan por las ayudas a La Magdalena
chevron_right
Expoliva, el verdadero liderazgo de Jaén