Actualizado: 12:48 CET
Jueves, 21/11/2019

Jaén

Salud Anguita (Vox): "El PP ha traicionado a sus votantes"

La candidata de Vox dice que "el Ayuntamiento no puede ser la mayor empresa de colocación de Jaén"

  • Salud Anguita, candidata de Vox a la Alcaldía de Jaén

Salud Anguita Verón (Viella, 1973) encabeza la candidatura de Vox tras liderar en 2015 la de Cs.

¿Por qué Vox?

–Me atrajo sus ideas muy claras sobre la unidad nacional, la defensa sin tapujos de la fuerzas de seguridad del Estado o el sentirse orgulloso de decir que eres español.

¿La unidad nacional está en peligro?

–Sí, y lo estamos viendo ahora  mismo durante el juicio del Procés. Y lo peor es que el problema no está sólo en Cataluña, sino que hay riesgo de que el independentismo se extienda al PaísVasco o Valencia.

¿Y que ofrece Vox frente al resto?


–El PP, por ejemplo, compartía mucho el ideario nuestro, pero lo ha ido abandonando y traicionado a sus votantes. Vox es un proyecto que llega para servir a los ciudadanos, y no para servirse. No vamos a engañar a nadie, y lo que digamos en campaña lo vamos a mantener, no como otros partidos que ya hemos visto el giro que ha dado tras las elecciones generales.

¿Y después del 26-M?

–Después hablaremos con el resto  de fuerzas, dependiendo del lugar en el que los jienenses nos pongan. Lo que no haremos es hablar ni con el PSOE ni con la izquierda radical, con los que se sientan con separatistas o con terroristas. Y tampoco vamos a poner un cordón sanitario, como ha  hecho Cs, a quien hay que recordar que si Juan Marín es vicepresidente de la Junta es porque Vox apoyó  la investidura.

¿Qué hacer ante la ruina municipal?

–Sobre todo, gestionar bien y poner las cosas claras encima de la mesa. Hay que mirar el Ayuntamiento no como una empresa sino como la casa que gestiona la vida municipal, por eso hay que coger eltoro por los cuernos, quizá con medidas que pueden ser impopulares.De entrada es fundamental plantear  una quita, luego hay que revisar las concesiones con empresas privadas y dejar atrás los amiguismos  y, en cuanto a la plantilla, es preciso una  reorganización de la misma para raconalizarla mejor. Y proponemos que los ediles asuman responsabilidades de tipo político, igual que las hay de tipo patrimonial.

¿Y para crear empleo?

–De entrada, cambiar el chip y pensar que el Ayuntamiento no puede ser la mayor empresa de colocación de Jaén. Hay que apoyar y mimar a los empresarios y no ponerles trabas.

Sobre el tranvía.

–Tranvía sí, pero así no. Para hacerlo más rentable, defendemos una estación intermodal en Vaciacostales, uniendo tranvía, ferrocarril y autobús, y desde allí impulsar un billete de trasbordo.

¿Por qué rechazan la violencia de género?

–Es que no es violencia de género, es violencia intramiliar, pues también la hay contra el hombre o contra los hijos. La igualdad debe ser real, todos los tipos de  maltrato son igual de condenables.

 

PERFIL DE LA CANDIDATA 

No se sabe si Vox será el último tren que  cogerá Salud Anguita en su carrera política. “Por fin he encontrado algo que me convence realmente, hay que ser valiente para estar en Vox y decirlo”, presumía en junio de 2017 cuando fue presentada como fichaje rutilante de la formación de extrema derecha en presencia del líder nacional del partido, Santiago Abascal.  Pero antes, Anguita,  que nació en el Pirineo catalán por el destino profesional de su padre, un guardia civil de Fuensanta de Martos, venía de coquetear con Libres, un partido  de corte liberal, con el que no llegó a formalizar relación alguna pese a llegar a admitir públicamente que le gustaba mucho.  Y antes de todo eso, Anguita, Licenciada en Derecho por la UNED, aterrizó en la política local al frente de la candidatura de Ciudadanos al Ayuntamiento de Jaén en 2015, aunque antes también había colaborado con su amigo Javier Checa, el alcalde andalucista de Torredonjimeno. La formación naranja dio la sorpresa con tres ediles en el Pleno jienense, pero los tres acabaron fuera del partido apenas nueve meses después. El detonante fue la subida de sus retribuciones que les ofreció el alcalde popular, y que contravenía el mandato de la dirección de Cs. Claro que, según Anguita, tanto ella como sus otros dos compañeros,  con los que también acabó peleada, pidieron la baja en el partido naranja (criticaron la falta de democracia interna) antes de que se les comunicara el expediente de expulsión.

Desde entonces, Salud Anguita ha venido actuando como muleta del PP en el Pleno,  el mismo partido al que ahora critica por haber “traicionado” a sus votantes. Y su despacho municipal ha sido, en la práctica, la sede local de Vox, con un gran cartel de Santiago Abascal para que nadie de llame a engaños. Hizo gala  de ser el primer Pleno donde se aprobó una moción a favor del artículo 155 en Cataluña y, sobre todo, han sido muy controvertidas sus últimas decisiones en contra de la violencia de género, en línea con lo que predica Vox en la Junta de Andalucía. Ahora, al frente de la lista de Vox, Salud Anguita sigue buscando su hábitat político.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
UPA y COAG se echan a la calle por los precios de "ruina" del aceite
chevron_right
PP y PSOE estallan por las ayudas a La Magdalena