Actualizado: 22:17 CET
Martes, 19/11/2019

Jaén

“Hay que desempolvar la energía que tiene la música clásica”

Daniel Broncano es clarinetista y el fundador y director de ‘Música en Segura’

  • Daniel Broncano.

Es un músico que está emergiendo rápidamente como solista y recitalista y un gestor cultural que ha apostado por su tierra, una Jaén de interior que permite disfrutar de la música clásica con un festival internacional que atrae cada año a más público dispuesto a vivir experiencias musicales únicas en escenarios incomparables.

El clarinetista Daniel Broncano (Orcera, 1986) descubrió la música oyendo a la Orquesta Sinfónica de Galicia en un viaje familiar. “Fue un baño en el sonido que me pareció lo más maravilloso del mundo”, recuerda. Se encaprichó con el oboe, pero con 9 años ya tocaba el clarinete en la Banda Municipal de Orcera.

Hoy, su carrera musical, con un gran peso internacional, le hace compartir trabajo entre Holanda y España, como concertista y promotor cultural. “Tocar y organizar se retroalimentan, al hacer casi un espionaje industrial cuando te subes al escenario como artista, porque te fijas en todos los detalles, y al tener siempre la perspectiva de cómo va a funcionar la organización desde tu conocimiento como músico”, explica.

Es el fundador y director de ‘Música en Segura’, un festival internacional de música que este año celebra su 6ª edición del 15 al 19 de mayo y abre una ventana al otoño, con cinco conciertos del 1 al 3 de noviembre, en Segura de la Sierra. “La música en directo tiene gancho y la clásica, mucha fuerza. Hay que desempolvar la energía que tiene la música clásica, que transmite un rango casi infinito de emociones”, asegura.

“El repertorio de música clásica es magnífico. Hay que creérselo y apostar por ella, conseguir que más gente se tope con la música clásica sin prejuicios, que tengan la mente abierta a dejarse embaucar porque es honesta, sincera y anacrónica”, defiende. Es optimista y dice que la música clásica en España “nunca ha estado en mejor momento”. Argumenta: “Cada vez es más fácil encontrarse con la música clásica. Hay que bajarla del pedestal y conseguir que la gente la trate en un plano transversal, no sólo mirando hacia arriba”.  

Igualmente, recuerda que “la música de cámara no siempre ha estado enclaustrada en los grandes auditorios, que a veces parecen tanatorios” y que “la música en cercanía, en recintos más pequeños, tiene un extra”. Explica que “cada propuesta menos convencional es la que atrae a más gente” y eso deja ver que “hay espacio para productos culturales nuevos y un público hambriento”. Para Broncano, la música tiene una parte endogámica y absorbe muchas energías. “Nos permite relacionarnos y nos lleva a muchos lugares del mundo. Tiene una parte muy agradecida”, afirma.  


Le llena ver “el impacto directo de la música en las personas”, tanto tocando como organizando. “Cuando ves la impresión directa de tu música en las expresiones de alguien, es lo mejor. Se produce en instantes concretos en los conciertos, que valen millones. Como intérprete y organizador, es el oro en la música. Influyen la inspiración musical del momento y la voluntad de quien escucha”, dice.

Como músico, reconoce que el secreto es “trabajar mucho y tener una mente abierta para marcar un camino propio”. Como organizador, encontrar la fórmula concreta para cada proyecto. “No hay fórmula mágica para el éxito. Cada proyecto hay que pensarlo, hacerlo con corazón y trabajar mucho”, reconoce. Coordina proyectos musicales en Madrid y Holanda, siendo el Festival de ‘Música en Segura’ su apuesta más personal. “La cultura siempre es difícil. Si te cierran las puertas, tienes que volver a llamar. Si mi tierra fuera fea quizás no lo hubiera hecho. Pero es que mi tierra no es una cualquiera. Es uno de los pueblos más bonitos de España y en esto tenemos viento de cola en cuanto al marco donde se celebra”, afirma.

Con el Festival contribuye “al bienestar de la comarca, a la transformación social”, a convertirse en un “centro de educación en la provincia”. “Mimamos toda la experiencia de quien llega a Segura con los oídos abiertos y ganas de pasarlo bien”, aclara.

Su próximo proyecto es comprar apartamentos en Segura para que en 2020 estén funcionando como residencias artísticas. “Segura servirá como base creativa para músicos y grupos”, confirma.

Defensor de Jaén como provincia “fuerte en festivales”,  dice que estos “ayudan a perfilarla como destino turístico y cultural curioso, con señas de identidad muy definidas”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Investigado por hacerse pasar por montador de cocinas
chevron_right
Sábado con el Condestable Iranzo