Actualizado: 02:25 CET
Jueves, 23/05/2019

Jaén

Felipe Sicilia (PSOE): "A Jaén siempre le ha ido bien con el PSOE"

El candidato socialista por Jaén admite que hubo exceso de confianza el 2-D y llama a la movilización para evitar los efectos del gobierno de la derecha

  • Felipe Sicilia, cabeza de lista del PSOE de Jaén al Congreso de los Diputados

Felipe Jesús Sicilia Alférez (Lopera, 1979) es actualmente el político jienense con mayor proyección. Este policía en excedencia ha dado el salto  como cabeza de lista del PSOE de Jaén al Congreso tras destacar como uno de los parlamentarios más brillantes en la última legislatura. Hombre de confianza de Pedro Sánchez (lo ha situado al frente del comité electoral del partido) presume también de ser un valor del PSOE  jienense y andaluz,  es decir, un político sin etiquetas.

Aporte algunas razones de por qué hay que votar al PSOE.

–Básicamente, por dos razones. La primera porque cuando ha gobernado el PSOE a Jaén siempre le ha ido mejor, pues ha sido cuando han llegado las mayores inversiones a la provincia y también cuando mayor dotación han tenido los Presupuestos del Estado para Jaén. Por ejemplo, los últimos PGE, que no llegaron a salir, preveían 204 millones frente a los 112 del último presupuesto del Gobierno del PP, o los 80 millones del año anterior. Y eso a pesar de tener un ministro y un secretario de Estado de Jaén, insensibles con su provincia.

¿Qué ha hecho el Gobierno de Pedro Sánchez en estos nueve meses en Jaén?

–No hay más que pasar por la A-32 para ver lo que se ha hecho. Y hay que recordar que en los PGE de 2016-17 se presupuestaron 85 millones de euros para la autovía y apenas se ejecutaron 10 millones, según reconoció la propia Subdelegación del Gobierno. Nosotros estamos demostrando que esas obras se están ejecutando y que van a buen ritmo en los tramos desde Úbeda a Villanueva del Arzobispo y hay un compromiso claro del ministro de Fomento mantener viva la tramitación del resto de tramos entre Villanueva y el límite de la provincia de Albacete, cuyos proyectos habrá que volver a realizar porque han quedado obsoletos después de tanto tiempo.

¿Qué siente al ver como la provincia se está desangrando demográficamente?

–Mucha preocupación. Nosotros lo venimos diciendo desde hace tiempo y la Diputación lleva mucho alertando de esta cuestión. Es un problema importante que debemos abordar y que el PSOE es consciente de ello. En los últimos meses se ha puesto en marcha un Comisionado para el estudio del fenómeno de la despoblación y el resultado de ese estudio debe derivar en un plan nacional que ataje ese problema. Es cierto que Jaén no está en la misma situación de otras provincias como Soria o Teruel, aunque sí hay zonas de la provincia donde el problema es mucho más grave. Y entre las medidas hay que  poner en valor políticas que tienen el sello socialista y que se demostrado que han servido, como el tan denostado PER (ahora Pfea), que ha servido como un complemento a las rentas para la gente del campo y ha servido para fijar población. Un PER, por cierto, que ahora están estudiando implantar en otros territorios donde antes se criticaba y donde se hablaba de una panda de subsidiados.

¿Jaén ha sido la hermana pobre en materia de infraestructuras?

–Pero no todos los gobiernos se han comportado por igual. Por ejemplo, el Activa Jaén fue una apuesta del PSOE, que ahora nos comprometamos a recuperar, y que nos permitió, por ejemplo, la nueva autovía por el paso de Despeñaperros. Pero es evidente que hay que hacer una especial incidencia en nuestro territorio.

¿El ferrocarril es la asignatura pendiente?

–Sí, es un análisis en el que coincidimos todos y el propio Consejo Económico y Social (CES) de la provincia lo refleja en un informe muy serio y exhaustivo.  No creo que se haya perdido la batalla del ferrocarril. De hecho, nosotros criticamos cuando se cambió el proyecto de conexión a Madrid, para que tuviéramos una plataforma con dos vías, para viajeros y mercancías. Pero es verdad que en los últimos años se ha invertido más en otras infraestructuras y el ferrocarril siempre ha quedado más atrás, en parte por el hachazo que le dio el PP paralizando el intercambiador de Alcolea o frenando la inversión de la conexión con Madrid. Queremos impulsar la conexión de Jaén con Granada, porque tendremos muchas oportunidades y más tráfico para que Jaén no sea un punto final de trayecto.

En el olivar, ¿hay resignación ante el posible recorte de ayudas comunitarias?

–No, resignación nada. Sabemos la realidad de lo que se está planteando en Europa y eso nos permite poder actuar contra esa realidad.  Vamos a pedir un mayor compromiso con la agricultura, una mejor redistribución de los recursos y poner en marcha una verdadera política fiscal europea que nutra este tipo de políticas. Es un tema que nos va a tocar pelear en los próximos meses. El olivar, más allá de su valor económico, tiene otros beneficios tan importantes. En Europa ya hay una línea cada vez más apoyada para que prime al agricultor por el beneficio social que genera a través del cuidado del medio ambiente o la protección de la biodiversidad.  

¿Volverá la provincia a no fallarle al PSOE?

–Confío en que los ciudadanos de Jaén vuelvan a confiar mayoritariamente en el PSOE, con quien se ha avanzado en derechos y libertades. Estoy convencido de que va a ser así, porque el PSOE no le ha fallado a los jienenses, más allá de algún fallo, problema de gestión o de que se podía haber hecho un esfuerzo mayor en infraestructuras.  

¿Se va a producir la movilización de todo el partido que faltó en las anteriores elecciones andaluzas?

–Yo creo que los ciudadanos han visto lo que supone quedarse en casa y que han visto que el riesgo está ahí. Aunque hay encuestas que dicen que el PSOE va a ganar, también es posible que se puedan dar los números que hagan posible un gobierno de las tres derechas, la más extrema de Vox, la derecha rancia del PP y otra derecha que va de moderna pero que es igual de rancia que es Ciudadanos. Y como la derecha sume, se juntará, y si se juntan, gobernarán, y el PSOE es el único que puede parar a esa derecha. Por eso la llamada a la movilización.

¿Pero está el partido unido o se mantiene la fractura interna?

–No creo que sea una cuestión de fractura interna. Mucha gente pensó que la derecha no iba a sumar, el fenómeno de Vox nadie lo vio y ante eso no hubo una reacción, y seguramente hubo un exceso de confianza. Hubo gente que votó a Vox porque era una manera de mostrar cierto hartazgo con un proyecto o con un partido. Pero, además, el PSOE tiene que hacer una reflexión de por qué 700.000 votantes se quedaron en casa, a lo mejor no los incentivamos lo suficiente para ir a votar. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
5.200 electores menos en Jaén pero se dispara el voto por correo
chevron_right
Trece listas, dos más que en 2015, optan a gobernar Jaén