Actualizado: 02:25 CET
Jueves, 23/05/2019

Jaén

Oración ante el Resucitado en San Ildefonso

La Junta de Gobierno de la Cofradía del Señor Resucitado y María Santísima de la Victoria decide la suspensión de la procesión por la lluvia

  • Oración ante Cristo Resucitado.

La Cofradía del Señor Resucitado y María Santísima de la Victoria ha vivido un Domingo de Resurrección marcado por la tristeza de no poder salir en procesión de penitencia. La lluvia, que ha sido la protagonista los últimos días de la Semana Santa, impidió que los cofrades abandonaran la Basílica Menor parroquia de San Ildefonso para realizar su manifestación pública de fe.

En el templo se respiraron los nervios previos al anuncio de la Junta de Gobierno de la Cofradía. El Hermano Mayor, Francisco José Jiménez, ocupó el Altar Mayor junto al párroco, Pedro Ortega, y anunció la decisión, tras horas de consulta de partes meteorológicos que anunciaban lluvia a las doce de la mañana. La salida estaba prevista a las 10:15 horas y en ese momento llovía. Aun así, las lágrimas de los hermanos de luz, de las costaleras del Cristo y de los costaleros de la Virgen, de las mantillas y de los miembros de la Junta de Gobierno marcaron el sentir general de los cofrades.

La Pascua de la Resurrección se ha celebrado en el interior de la Basílica. A las 11 horas estaba prevista una Misa y la Cofradía no tuvo margen para poder retrasar la salida en procesión. “Como cofrade te sientes triste porque esperas poder sacar a la calle el trabajo de todo un años, pero el sentimiento también es de alegría porque estamos celebrando la resurrección de Cristo”, dijo Jiménez.

Representantes de las hermandades de Pasión y Gloria que iban a acompañar en procesión a la Cofradía del Resucitado se quedaron en el templo, consolando el sentimiento de tristeza de la junta de Gobierno. Las puertas de la Basílica se abrieron y los jienenses pudieron contemplar las imágenes en sus pasos. Ya estaban en sus capillas las imágenes de las cofradías del Cristo Yacente y de la Vera-Cruz.

El Señor Resucitado y María Santísima de la Victoria mantuvieron encendido sus cirios y ante ellos se rezaron oraciones, predicadas por los miembros de la Cofradía. Igualmente, la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su Presentación al Pueblo hizo sonar una marcha en el interior de la Basílica. Los músicos interpretaron ‘Resucitó’, cuyos sones avivaron las emociones de los hermanos cofrades, que no tenían consuelo.

El año pasado fue el primero para la Junta de Gobierno de Francisco J. Jiménez y el tiempo les acompañó. Ayer la decisión fue difícil, pero desde ese momento aseguraron que trabajan para la salida en procesión del próximo año. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Evacúan al hospital a una joven afectada por el humo en un incendio
chevron_right
La Semana Santa deja un “sabor agridulce”