Actualizado: 00:04 CET
Martes, 26/03/2019

Jaén

“El Carnaval es un altavoz y aumenta la autoestima de Jaén”

Alberto Rueda (Jaén, 1984), compositor, letrista, contralto y activo carnavalero jienense, miembro de la Asociación 'El Revuelo'

  • Alberto Rueda.

Escuchó las primeras letras de Carnaval siendo un niño, en un viaje junto a sus tíos, de los que bebió la afición, y desde entonces descubrió en esta “fiesta cultural” una oportunidad para resolver su inquietud como compositor de letras, con las que expresar el amor por su ciudad.

Alberto Rueda (Jaén, 1985) es compositor, letrista de chirigotas y comparsas, uno de los rostros más conocidos del Carnaval de Jaén, un impulsor y defensor de esta fiesta, la voz de contralto en su comparsa. “El Carnaval es la voz del pueblo. Lo que cantamos nace de una opinión colectiva generalizada a la que nadie le da voz. Cuando nadie hace de altavoz, el Carnaval sí. Es necesario porque es una forma de denunciar”, defiende.

Más cercano a la comparsa que a la chirigota, Alberto Rueda ha trabajado desde sus inicios por las agrupaciones carnavalescas. Comenzó a armarse como letrista mandando temas al proyecto ‘La Chirigota Virtual’ que impulsó el Carnaval de Cádiz en el año 2003.  Ahora capitanea una comparsa que por segundo año consecutivo ha sido la única de Jaén en subirse al Gran Teatro Falla.

Su comparsa ‘El viejo verde’ ha conseguido el puesto 23º de entre las 71 participantes. Se clasificaron 19. “Ha sido el mejor resultado histórico y la mejor puntuación de una agrupación de la provincia de Jaén”, agradece. El día 24 participará en la semifinal del Concurso de Carnaval de Jaén, en el teatro Darymelia. “La chirigota perfecta es la que divierte hasta el punto de hacer reír y la mejor comparsa, aquella que emociona”, dice.

Apostó por el Carnaval de Jaén y hoy es uno de los carnavaleros más activos y preocupados por el Concurso de la capital, miembro de la Asociación ‘El Revuelo’.

En  2004 comenzó escribiendo para ‘El Chiricoro del Goya’, para luego iniciar un camino en solitario del que nació una comparsa masculina (año 2007), otra femenina (2011) y una mixta (2014). Con su comparsa actual lleva cuatro años de concursos de Carnaval.  “El Carnaval me ha ayudado a ser menos tímido y a tener más amigos. Donde hay música, siempre hay gente. Me transformo al componer y actuando en el escenario”, confirma.

Además de escribir letras para sus agrupaciones, lo ha hecho para otras de la provincia, teniendo ya un nombre. Su sello recuerda al Carnaval más añejo y sus sones son aflamencados. Ahora su proyecto es “aprender de Jaén, descubrirla aún más como ciudad” para con sus letras, crear “una comparsa exclusiva de la capital, donde desde la primera palabra a la última, hable de la ciudad”. Y es que “el Carnaval puede llegar a descubrir la capital a muchas personas y permite defenderla”.

Como carnavalero dice: “Estamos tan enamorados de la ciudad, que como agrupaciones nos cuesta ver lo malo. Escribo piropeando, pues somos altavoz para llegar a muchos. El Carnaval aumenta la autoestima de Jaén”. Del Carnaval de Jaén de sus inicios al de ahora, la diferencia es que ha cambiado “para mal”, pues “antes había un gran pasacalles por el casco antiguo y un concurso de disfraces y ahora se ha perdido disfrutar de las agrupaciones en la calle”.

Desde 2016, el Ayuntamiento organiza el Carnaval, tras el trabajo de una Federación a la que agradece que perdonara, por la supervivencia del Concurso, que los premios de 2011 no se cobraran. “Las agrupaciones somos constantes y crecemos, pero donde no existe constancia es en la organización. Así es difícil que los grupos vengan a la ciudad. Se acaban de cobrar los premios de 2018. Las agrupaciones eligen concursos donde pagan más y abonan antes los premios. Hasta última hora no sabes si vienen”, explica. De ahí que no pida más que “una correcta organización” y que “se dé difusión al Concurso”.

Piensa que si se recuperara la calle, “Jaén respondería”, señalando “la necesidad de mover el Carnaval en el entorno universitario, pues tendría más vida”.

Aprecia que las agrupaciones “no están respetadas” entre el movimiento cultural. “Aún nos quieren pagar con copas cuando queremos actuar. Así no se paga a los músicos”, lamenta. Desea que “algún día se valore el trabajo” de las agrupaciones. “Ojalá se traduzca en cantar más de lo que lo hacemos, que la gente disfrute del Carnaval en la calle, de una fiesta que es una tradición y sería una lástima que se perdiera”, espeta. Todo ello cuando las agrupaciones jienenses han comenzado a tener peso en la provincia.  “Salir y competir te hace querer ser mejor”, termina.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Diputación forma en Galicia a expertos en AOVE
chevron_right
Jaén, plató del VII Rodando

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.