Actualizado: 23:13 CET
Jueves, 17/10/2019

Editorial Jaén

Cada uno a lo suyo

La demagogia y el cinismo deberían guardarse en el cajón para hablar de lo que Jaén necesita y espera


Dejemos la Semana Santa al margen y no caigamos en la demagogia con declaraciones como que la Diputación cerró las puertas a Nuestro Padre Jesús en Fitur. Lo primero, respeto de unos y de otros. Si la presentación del cartel de la Semana Santa de la capital hubiese sido el único acto que se negó en el espacio habilitado por la Administración provincial para tal fin, podría entenderse, pero esa circunstancia ni es singular, ni es nueva, según lleva muchos años denunciando el Ayuntamiento cuando gobierna el PP, algo que no sucedía en la etapa de Carmen Peñalver. La denuncia debería, en cualquier caso, ir hacia la discrecionalidad de la Diputación para facilitar a la capital de la provincia los espacios habilitados para las presentaciones. También deberían cumplirse los plazos y comunicar con el suficiente tiempo la intención de presentar una actividad para elaborar el programa que se presenta 15 días antes. Por tanto, solucionemos el problema en próximas ediciones, pero dejemos al margen a Nuestro Padre Jesús y a la Semana Santa y apartémosla de gresca política. No todo vale, porque si este va a ser el nivel de confrontación entre quienes quieren dirigir el Ayuntamiento ya podemos ir haciendo las maletas. Los problemas de Jaén son otros. Muchos. Llamemos al pan, pan y al vino, vino; y cada uno a lo suyo.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
La Rural convoca un concurso para su imagen corporativa
chevron_right
Roban las pantallas de espera del hospital de día de Oncología