Actualizado: 12:51 CET
Domingo, 16/12/2018

Editorial Jaén

La cita de los brazos caídos

La posibilidad de formar Gobierno da al traste con quienes trataban de recuperar al Fernández de Moya al frente del PP de Jaén

Más allá de los pactos y las cábalas sobre el próximo gobierno de la Junta de Andalucía, la campaña electoral ha dejado al descubierto la oscura y sucia guerra que existe aún en el PP de Jaén. A nadie que sigua la actualidad política en esta provincia se le ha escapado el boicot de la actual dirección del PP de Jaén a la campaña de Juan Manuel Moreno, arropado por el líder nacional Pablo Casado y por su delfín en Jaén, Javier Márquez. Ambos, además, se han dado cuenta de la falta de movilización de las bases por parte del aparato, que ni siquiera se ha molestado en buscar apoderados e interventores para el día de las elecciones. La intención, urdida por Miguel Contreras y Francisco Palacios, principalmente, al dictado del mayor beneficiario, no era otra que arrojar tras las elecciones los datos provinciales a la ejecutiva regional y aprovechando la presumible salida de Moreno Bonilla del PP, convocar un congreso extraordinario para volver a alzar a Fernández de Moya a la presidencia provincial nuevamente. A pesar de los malos resultados, la debacle no ha sido mayúscula y el alcalde, como valido de Casado y Moreno en Jaén está legitimado para acabar con la etapa más negra del PP en la provincia y con uno de los políticos que más daño ha causado a esta tierra.  

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
El jornal del vareador de la aceituna se firma en 53,42 euros
chevron_right
El ciberacoso afecta a dos de cada tres universitarios