Actualizado: 01:37 CET
Miercoles, 14/11/2018

Expositor

Ruido de banderas

Publicado: 04/11/2018 ·
22:50
Actualizado: 04/11/2018 · 22:50

Un cómico, en La Sexta, parodia, con vulgaridad e histrionismo, el fingido despiste de sonarse los mocos en una tela que resultó no ser un trapo cualquiera...

Un cómico, en La Sexta, parodia, con vulgaridad e histrionismo, el fingido despiste de sonarse los mocos en una tela que resultó no ser un trapo cualquiera, sino nada menos que la enseña nacional, la bicolor, el símbolo que unió a los constitucionalistas de este país, antes incluso de aprobarse el 6 de diciembre de 1978 la Carta Magna, cuando hasta el primer acto público del PCE recién legalizado, en abril de 1977, estuvo presidido por la rojigualda, la bandera de España. La reacción de quienes todavía se creen depositarios del sagrado deber de la defensa de la indisoluble unidad de la patria, empezando por sus símbolos, merece un psicoanálisis descarnado. Pocas horas después de la polémica emisión de ‘El Intermedio’, la cuenta de Twitter de la Guardia Civil publicaba un mensaje pidiendo respeto: “No hacerlo no es humor, es ofender gratuitamente a los que la sienten con orgullo y a los que han entregado su vida y esfuerzo en pos de los valores de paz y libertad que representa”. Así, en caliente, resurgía aquel soniquete cacofónico de que “todo quedará atado y bien atado bajo la guardia fiel de nuestro Ejército” para demostrarnos que el espíritu guerracivilista que anida en los patriotas que reclamaban hace trece meses la invasión militar de Catalunya es el mismo que han usado, históricamente hasta el abuso, los usufructuarios del Movimiento. Haciendo suya la bandera -mucho más suya que de un resto sospechoso de concomitancia rojo-separatista-, alejáronla de la vanguardia intelectual que con mayores dosis de sensatez acostumbra a abogar por el entendimiento con los nacionalismos, poniendo de paso al Ejército en el lugar que constitucionalmente le corresponde. Ni vigía de Occidente ni centinela de la cristiandad ni niños muertos. Y de esos polvos de apropiación indebida, sin cabeza, a estos lodos de humorismo provocativo de pésimo gusto.

Noche de vísperas de Todos los Santos. El Ayuntamiento de Jaén no autoriza la instalación a los pies de la Catedral del ‘Cementerio de los monumentos olvidados’, una obra efímera a base de cartón y materiales reciclados con la que la asociación ‘Iniciativas, andamios para las ideas’ pretendía rendir homenaje al patrimonio jienense perdido o en riesgo. El Consistorio ha  negado el permiso, dando como única respuesta “La Plaza de Santa María está reservada para otro tipo de eventos”. Un prestigioso torneo itinerante de pádel o los reconocimientos anuales para consumo interno de un periódico local y de los cuerpos y fuerzas de seguridad  del Estado en las fiestas de sus respectivos patronos, en cambio, sí lograron el plácet de la administración local y  la bendición episcopal. Jactanciosamente de derechas, es decir, todavía hay clases. Desprovistos de categorías y prerrogativas terrenales, desclasados, los muertos del viejo cementerio de San Eufrasio, BIC, parecen, otro 1N, dejados de la mano de Dios. La compilación de monumentos jaeneros olvidados del colectivo ‘Andamios para las ideas’ habría podido comenzar por esta necrópolis, erigida en 1829 en el Camino de las Cruces, y recorrer al detalle todo el amplio muestrario de deterioro y abandono que se apodera asimismo del nuevo camposanto de San Fernando, donde los trabajos de mantenimiento se redujeron –tiempo ha, por mor de la crisis- a su mínima expresión.

2D. La composición de las candidaturas que concurren en Jaén a las elecciones andaluzas contienen mensajes cifrados. Por ejemplo, en el PSOE, para munícipes destacados que no figuran –como Fernández Palomino y ciertos alcaldes/as con proyección-,  pese a considerarse amortizados en el ámbito consistorial, aguarda la gloria de las futuras delegaciones territoriales de la Junta. Paciencia y cara de póker. En el PP, dado el castigo infligido a la dirección demoyista, las cañas se volverían lanzas si el secretario general, Paco Palacios, número cuatro en la lista, alcanzara el escaño. En Adelante Andalucía, la dirigencia de IU centrará sus esfuerzos en dar a conocer a la segunda en liza, Mamen Barranco, que es su primera, de Torredonjimeno como el coordinador provincial, nada que ver con el primero del listado, José Luis Cano, cuña de su misma madera, hoy podemita, de quien ahora recuerdan el papel jugado, a mandoblazo limpio, en la tumultuosa asamblea del 1 de diciembre de 2007 en Torredelcampo. En Ciudadanos, el éxito de su política de implantación en la provincia, dirigida hoy por el alcalde de Porcuna, Miguel Moreno –secundado por su fiel lugarteniente Marian Adán- se consagraría de lograrse el segundo parlamentario, plaza ocupada precisamente por su hijo Enrique. El plus de la escisión pepera de ‘Jaén Adelante’, para el staff de Cs, sería conseguir dos. Nada es casual. Ni el puesto en una lista ni el crepitar de los insultos ni el ruido de banderas.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Expósito

Manuel Expósito es director general de Medios Jienenses así como director de Multimedia Jienense

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana centrada en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 04/11/2018 ·
22:50
Actualizado: 04/11/2018 · 22:50
Andaluc�a Informaci�n Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PP asusta con el impuesto del ‘vagonazo’ del PSOE al tranvía
chevron_right
Tres victorias en la semana