Actualizado: 23:56 CET
Martes, 25/09/2018

Jaén

Los “no” árboles de Correos

Me he encontrado que un dirigente vecinal ha preguntado que cómo es posible que nuestro alcalde, vicepresidente de las Ciudades por el Clima, no haya sembrado..

  • Juanma Camacho

Me he encontrado que un dirigente vecinal ha preguntado que cómo es posible que nuestro alcalde, vicepresidente de las Ciudades por el Clima, no haya sembrado un mísero árbol en la calle de Correos (Eduardo Arroyo). Y el propio alcalde responde que "no es posible porque pasan todas las conexiones, y era obviamente nuestra intención plantarlos", cita textual. Pues dudo que desearan sembrar árboles, discúlpeme. Era cuestión de haber desviado esos servicios y conexiones a los que alude,  y aprovechar el ensanchamiento de aceras para sembrarlos. Imagínense, por ejemplo, la calle Arquitecto Berges sin árboles, ¡cómo cambiaría a mal! Tenemos el ejemplo en el Paseo de la Estación, en cuya parte superior se desviaron los servicios del subsuelo para dejar huecos libres donde implantar los contenedores soterrados que hoy día hay. Cosa que no se hizo del parque hacia abajo, porque ahí se ahorraron esos desvíos. En la calle de Correos ha pasado igual, es una reforma aparente, colocando además un pavimento de granito (material que van a prohibir en Córdoba porque aumenta la temperatura en varios grados, a diferencia de los pavimentos anteriores). Un suelo gris al que se le pega la mugre y los restregones, como vemos allá donde está. Pavimento que incumple la normativa Pepri, en pleno centro y puerta del casco histórico donde habría que procurar suelos nobles con mosaicos y guijarros (estilo calle Cerón o el de cuadrículas típico de Jaén como vemos en calle Maestra), así como flores y árboles que refresquen, oxigenen y den vida a las calles. Maneras ellas de embellecer para atraer turistas y clientes a los comercios. Entonces, que no nos vengan con milongas de que "no se pueden sembrar árboles". Desviar servicios es una inversión, pregúntenle a la alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula, la cual  va a reformar una vía principal y, como hacen siempre, aprovechan para desviar todos los servicios y así DEJAR HUECOS PARA SEMBRAR ÁRBOLES Y ESCONDER LA BASURA BAJO TIERRA. Aquí siguen llenando todo de pavimentos sucios que van haciendo, del centro y casco histórico, una ciudad gris, triste e impersonal. Pero que encima nos cuenten que no se pueden sembrar árboles, es como ponernos una etiqueta de que hay que tragarse todo. Actuar en estas calles (y Carrera de Jesús, y Deán Mazas, etc.) requiere de embellecimiento. No sólo podemos vivir de llenarlo todo de gris y gris monótono y sucio... queremos árboles y belleza. La vegetación existe y no pueden acallarnos con unos cuantos maceteros y un puñado de flores. Tratan de darnos explicaciones que ya resultan ofensivas. Y, como creo que no será la intención, no me queda más que pensar en que vivimos en una eterna improvisación y en una ciudad que carece de planificación y gusto. 

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Andaluca Informacin Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluca Informacin
chevron_left
Los conservatorios, sin licencia municipal ni suelo
chevron_right
La Caja Rural se viste con el color de la solidaridad