Actualizado: 22:57 CET
Lunes, 23/07/2018

Jaén

“En la música, es muy bonito que te bailen lo que cantas”

A Maribel Gutiérrez le gusta cantar al aire libre y considera la calle como el escenario más natural para su jazz y swing, al que suma la dulzura de su voz

  • Maribel Gutiérrez.

Cantaba en la intimidad y decidió subirse a los escenarios para expresarse con la música, la que considera su pasión y guía. Comenzó con el rockabilly en 1996, pero la música ha estado presente siempre en ella, en su forma de vestir, de maquillarse, de peinarse y, en definitiva, en su forma de vida.

Maribel Gutiérrez Expósito (Jaén, 1969) es la vocalista de ‘Merrie Melodies’, una banda que surgió en Jaén en el año 2014 y que lleva cuatro años en la escena musical haciendo jazz clásico, swing y algún tema de blues, con gusto y sensibilidad. “Buscamos que suene a añejo”, reconoce la cantante.

Con un veinticinco por ciento de temas del repertorio que son propios, Maribel Gutiérrez también compone. “Llevo a los músicos la melodía y la letra desnudas, y ellos las visten”, reconoce.  

Como compositora, su objetivo siempre ha sido “enriquecer” el estilo musical que le gusta, especialmente en una ciudad donde no se escuchaba. “Ahora habrá un resurgir del swing porque se ha puesto de moda. Para mi es más que eso, es una filosofía de vida”, explica.

Maribel Gutiérrez dio el paso al mundo de la música en 1996. Cantaba en la intimidad, pero su deseo era hacerlo ante un público al que expresar su pasión. Y se atrevió. Ante un grupo de amigos se arrancó con ‘Walking after midnight’, un tema de Patsy Cline, y quienes la escucharon no dudaron. “Tienes que dedicarte a la música”, le aconsejaron, y ella dio el primer paso. “Sentí una emoción tan fuerte que, cuando terminé de cantar, me fui a llorar”, recuerda.

La cantante asegura que la música siempre ha estado muy presente en su vida. “Me enamoré de un músico, mis amigos eran todos músicos… Así que me decidí”, dice.

Su primera banda se llamó ‘Sweet Bel Combo’ y, aunque su andadura fue de dos años, la experiencia la enriqueció, pues junto a su marido, con el que sigue tocando, el grupo recorrió festivales de ciudades como Málaga o Bilbao. La banda gustaba y hacía justicia a su nombre, por la dulzura de la voz de Maribel. Llegaron las ofertas de gira y hubo que tomar decisiones. Ya era madre y reconoce que se asustó. “En la vida no hay que arrepentirse de lo que uno hace. Lo tuve claro. No me pesó, ni me dolió decir que no”, apunta. Retomó en 2010 con la banda ‘Sweet Bel’, hasta que llegó ‘Merrie Melodies’.

Si entonces le gustaba lo que hacía, hoy por hoy esta jienense está metida en las entrañas de la música, y no sólo como cantante, sino como una apasionada de todo lo que mueve la que ella considera que es “la Medicina del alma”.

Es socia de la ‘Jaén Jazzy’ y reconoce que entró a formar parte de la Asociación más que por la música, por el baile: el swing. Le encanta bailar, pero también que le bailen en sus conciertos. Explica que como músico y cantante “no hay nada más bonito que te bailen lo que cantas” y afirma que el “escenario más natural” para la música que hace es la calle. “No hay nada más bonito que acercarte a un lugar por la música que está sonando en la calle”, afirma.  No obstante, reclama para Jaén salas y espacios públicos donde se pueda tocar sin miedos. “Hemos recibido la ordenanza municipal con mucha ilusión”, valora.

Con la 'Jaén Jazzy' ha descubierto “otras inquietudes en la música” y lo que más le llena es “estar en contacto con otros músicos, con otros estilos musicales y aprender lenguaje musical”. Con su voz emociona al público. No puede evitar cerrar los ojos cuando interpreta un tema y consigue transmitir a quien escucha. Todo ello a pesar de su timidez. “La música me ha ayudado a superar los miedos”, afirma.

Las tablas la han hecho una cantante muy expresiva.  “Lo primero que hago es sentir lo que estoy cantando. Sé lo que estoy diciendo en cada momento, lo vivo muy adentro y procuro que llegue. Cuando lo consigo, es mi mejor regalo como cantante”, confiesa.

‘Merrie Melodies’ seguirá con viola, guitarra, contrabajo y kazoo, y no sumará más músicos a la banda tras la muerte del percusionista ‘Chino’.

No tienen disco en el mercado y este verano se plantean componer algún tema propio más, dar una vuelta al repertorio y atreverse con la grabación. “La gente nos lo pide. Tras los conciertos nos comentan que les gustaría seguir escuchándonos”, agradece.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Andaluca Informacin Publicidad Ai