Actualizado: 23:29 CET
Lunes, 28/05/2018

Jaén

Nueva era para el tranvía de Jaén

El tranvía, que costará 0,82 euros por viaje, pone el reloj en marcha para salir a las calles de Jaén

  • Felipe López, Javier Márquez y Francisco Reyes escenifican el acuerdo sobre el tranvía

La puesta en marcha del tranvía de Jaén ya no tiene marcha atrás. Su salida a las calles de la capital jienense podría culminarse a finales de año o a principios de 2019 una vez que concluyan todos los trámites recogidos en el acuerdo que Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Diputación Provincial han alcanzado para resucitar una infraestructura que, pese a costar 120 millones de euros, permanece oculta en las cocheras de Vaciacostales desde hace siete años, antes incluso de estrenarse. A falta de fijar fecha, sí se sabe ya que cada víaje del tranvía (con una frecuencia de paso de 10 minutos) costará 82 céntimos. Se abre, pues, una nueva era para un sistema de transporte que ha vivido un ostracismo fruto del enconado enfrentamiento político e institucional. Finalmente, y tras varias reuniones discretas, el pasado viernes se anunció el acuerdo por el que la Junta de Andalucía asumirá la gestión del tren ligero y el 75% del coste de explotación, frente al 25% del Ayuntamiento (que la rebaja respecto del 40% acordado en un principio), reservándose a la Diputación otra colaboración económica vía patrocinio. Por eso, tanto el alcalde jienense, Javier Márquez, como el consejero de Fomento, Felipe López, y el presidente de Diputación, Francisco Reyes, coincidieron en calificar de “histórico” el acuerdo , valorando que se ha antepuesto el “interés general” y la “lealtad institucional” a los “intereses partidistas”.

Tal y como adelantó VIVA JAÉN el pasado jueves, el acuerdo contempla, en primer lugar, la declaración del tranvía como transporte metropolitano por parte del Gobierno andaluz. Para ello, el próximo Pleno municipal aprobará la petición formal así como la puesta a disposición para que el Gobierno andaluz se encargue de su explotación a través de un concurso público. Posteriormente, se firmará el convenio, que deberá incluir, entre otras cuestiones, las liquidaciones pendientes entre las administraciones local y autonómica con respecto al tranvía. La Consejería de Fomento lo sacará a licitación a través de la Agencia de Obra Pública, ente que gestiona los metros de Sevilla, Málaga, Granada y Tren Tranvía de la Bahía de Cádiz. Se hará bajo concesión administrativa, siempre bajo la tutela, control e inspección de la empresa pública. Y será la futura firma adjudicataria, según precisó el consejero de Fomento, quien asuma los 2,1 millones que se estiman necesarios para la adecuación de la infraestructura tras años de deterioro, así como la selección del personal, aunque siempre con la “exigencia” en el pliego de que “sea con transparencia y carácter público”. Felipe López señaló que la Junta abordará todas las actuaciones administrativas, técnicas y operativas que permitan, “en el menor plazo posible”, la puesta a punto del sistema tranviario, con la reposición de los elementos que requieran de reparación o subsanación tras siete años sin actividad, así como al posterior inicio de las pruebas dinámicas y pruebas finales en blanco (simulación de marcha comercial sin pasajeros), que constituye el test que antecede a su puesta en marcha.

Por su parte, el alcalde se refirió a la “relación obvia” que, a su juicio, tiene que producirse entre el tranvía y el servicio de autobús urbano, de modo que, llegado el momento, habrá que abordar “obligatoriamente”la conexión y el reajuste en las líneas para que no se solapen y se ofrezca el mejor servicios a los ciudadanos. Cuestionado, además, por si el tranvía en funcionamiento acercaría la estación intermodal en Vaciacostales, Márquez dijo que “no conlleva necesariamente el traslado”. Eso sí, defendió una vez más esa ubicación que se recoge en el PGOU y en el Plan de Movilidad de 2010 y entender que “sería un complemento también para el tranvía, ya que los viajeros que lleguen a la capital podrían utilizarlo para su desplazamiento al centro”.

Cafés y corbatas

Lo dijo el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, en un tono que reflejaba el buen clima político tras meses de trifulcas institucionales: el acuerdo para la activación del tranvía se había gestado en varios cafés que los protagonistas se habían tomado con discreción, alejados de los focos. Una escenografía en la que también tuvieron mucho que ver las corbatas de los responsables institucionales. La del consejero de Fomento, Felipe López, regalada por el exalcalde Alfonso Sánchez cuando se gestó el Ifeja y que el viernes portó como un guiño al nuevo tiempo político. Y la que portaba el regidor jienense, Javier Márquez, de Scalpers, en otro guiño de complicidad con el exdelegado provincial de Fomento, Rafael Valdivielso, un buen aliado suyo para gestar el acuerdo final para sacar al tranvía del túnel.

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluca InformacinAndaluca Informacin
Andaluca Informacin