Actualizado: 23:56 CET
Sábado, 21/04/2018

Jaén

“La mujer está rompiendo moldes en la dirección musical”

Juany Martínez-de la Hoz (1977) es la primera directora de la Banda Municipal y llegó como clarinetista a los 18 años

  • Juany Martínez-de la Hoz Casas.

Le inculcaron el amor por la música su abuelo y su padre, que le regalaron su primer clarinete, con el que se hizo músico y obtuvo su plaza en la Banda Municipal de Música, a los 18 años. Desde hace cuatro años y medio es la primera mujer en dirigir la Banda Municipal de Jaén, la única profesional de  la provincia.

Juany Martínez-de la Hoz Casas (Mancha Real, 1977) empezó a estudiar Música a los ocho años. “Me regalaron el clarinete, aunque no me preguntaron si me gustaba. Mi padre quiso que estudiara y hoy se lo agradezco. Me inculcaron su amor por la música y la música es hoy mi vida”, reconoce. Y la defiende como “parte fundamental” de la formación de todos, en especial de los niños. “A la Música se le debe dar la misma importancia que a las Matemáticas”, espeta.

Se graduó en el Conservatorio Superior de Granada y en la Banda Municipal de Jaén no se despegó del clarinete durante 15 años. Sintió la necesidad de contar con “una visión más general de la música, de saber qué hacían el resto de instrumentos”, y estudió Dirección de Orquesta.

Al graduarse en Málaga, se inició en la enseñanza, trabajando como profesora de Orquesta, Banda de Música y Conjunto Instrumental en conservatorios de Huelva, Sevilla y Granada.  Pero volvió a la Banda y durante un año siguió como clarinetista. Al convocarse la plaza de la dirección, se presentó y la sacó. “Desde que soy directora de la Banda no he tocado el clarinete. Me da miedo ponérmelo en la boca, por si no sale bien”, confiesa.

Convertida en la primera mujer en dirigir la Banda Municipal de Jaén, con más de 100 años de historia, Juany Martínez-de la Hoz reconoce que lo lleva “con naturalidad”. Recuerda que sólo una vez le dijeron que no confiaban en la mujer como directora de Orquesta y quien se lo dijo es hoy su mentor, un gran amigo. “No me veo diferente a un hombre en nada. Nunca he sufrido discriminación de género en la música. La mujer está rompiendo moldes en la dirección musical”, afirma.

Asegura que, técnicamente, un hombre y una mujer dirigiendo son iguales. Sin embargo, en la parte interpretativa, la mujer ofrece “una mayor sensibilidad”. En esta línea dice: “En la dirección, las mujeres impregnamos la música de sensaciones”. Dedicada en exclusiva a la Banda Municipal, ya le ha impregnado su identidad. “La Banda suena diferente según la persona que la dirija. La visión de la obra  es individualizada, la entiendes de una manera muy personal”, reconoce.  

En estos años, la Banda Municipal está “más a la vanguardia de obras originales escritas para banda de música” y el público que los escucha “ha cambiado”, viéndose ahora a más gente joven. “Echo de menos a alumnos y profesores de los conservatorios en los conciertos de la Banda y no lo entiendo. Se están haciendo repertorios muy buenos y están tocando artistas invitados muy reconocidos”, confiesa.

Bajo su dirección, los conciertos son temáticos. “Sitúas al público con lo que está escuchando”, aclara. Su mayor preocupación es “llegar a más público, a un sector más amplio de la población”. Ella disfruta tocando todo. “Me gusta que la Banda suene a lo que pongo en el atril. Me encanta la acústica del Infanta Leonor, pero tengo especial cariño al Darymelia. Un buen escenario exterior es el Palacio de Cultura, pero se queda pequeño”, afirma.

Con 35 músicos bajo su dirección, reconoce que la cuerda de clarinetes y saxofones está “bajo mínimos”. Espera que este año se saquen plazas porque, hasta San Lucas, no pararán de celebrar conciertos. Se siente profeta en su tierra y a veces se plantea si merece todo el cariño que recibe. “La gente me trata maravillosamente bien”, agradece. Tiene ganas de “luchar por dejar la Banda Municipal mejor en cuanto a plantilla y calidad” y su proyecto de dirección contempla también la modernización de ésta.  

Todo ello en una Jaén en la que “hay mucho que cambiar” y en la que se encuentra problemas que seguirán hasta que la Administración “abra la mente y dé a la cultura el peso importante que ha de tener en la sociedad”.

En mayo ofrecerá el pregón de las Fiestas del barrio Loma del Royo, cuya asociación vecinal promovió su nombramiento como Jaenera 2017. Este año, la Banda ha sido premiada por la Federación Vecinal ‘Objetivos Comunes’.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinPublicidad Ai Andaluca InformacinAndaluca Informacin