Actualizado: 10:56 CET
Domingo, 22/04/2018

Jaén

“El teatro es vida, tiene que contar cosas y echar una mano”

Mª Carmen Gámez es actriz y dirige desde 1992 la empresa cultural 'La Paca', pionera en Jaén, y hoy más viva que nunca, tras 26 años de teatro "para todos"

  • Mª Carmen Gámez.

El lema de su compañía es ‘Nos vemos en el teatro’ y en el teatro la llevamos viendo a ella desde que era una niña y, profesionalmente, desde finales de los ochenta, cuando la Asociación Cultural La Paca le abrió las puertas como actriz, para más tarde convertirla en una empresa cultural, en una compañía teatral que dirige y con la que lleva 26 años haciendo teatro para todos.

Mª Carmen Gámez (1968) nació en Pozo Alcón, pero hizo de la capital jienense su lugar de residencia siendo adolescente. A los nueve años leyó La Celestina y ha vivido una infancia en la que hacer teatro le permitió aprender y salir de la monotonía. “Hago teatro desde que tengo uso de razón. Desde pequeña entendí que el teatro necesitaba un compromiso. Me lo tomaba muy en serio”, recuerda.

Y tan en serio que con 17 años llegó a La Paca para cumplir su deseo de ser actriz. Se formó con maestros como Isidro Rodríguez y Juan Manuel Titos, siendo éste último el que le abrió las puertas de la que ahora es su casa. Y es que en 1992, junto al reconocido dramaturgo Tomás Afán, cuando La Paca estaba llamada a desaparecer, la convirtieron en una empresa cultural, siendo pioneros en Jaén. “No podíamos estar a medias tintas. Dejamos todo para hacer teatro, que era lo que nos desaconsejaba todo el mundo. Fuimos un poco locos, pero ha merecido la pena”, reconoce Gámez, que entonces era técnica de la Diputación Provincial.

Hasta los 39 años se ha subido a los escenarios y asegura que con el clown se lo pasaba muy bien. “Me gusta la mirada al espectador, notarlo cerca”, afirma.

En la última década se encarga de la dirección, producción y distribución de las obras, desde Jaén para el resto del país. “La Paca no es sólo Jaén. Estamos en Jaén porque hemos querido. Apostamos por un proyecto cultural que queríamos que funcionara y lo hemos conseguido, aunque ha sido difícil”, recuerda. Y

es que los apoyos de los inicios han ido embebiendo en época de crisis. Dar empleo a 12 personas, tener en activo 20 producciones entre Jaén y otras ciudades y seguir reinventándose es fiel reflejo de su labor incansable por el teatro.

Y aunque en un año llegan a representar alrededor de 250 funciones, La Paca sigue innovando. ‘Payasos de hospital’ será el próximo proyecto para una compañía que también quiere llevar el teatro a los castillos, sacarlo a la calle y hacerlo con personas con discapacidad. “El teatro tiene muchas vertientes y todo el mundo es válido en un escenario”, defiende.

En estos 26 años ha puesto en marcha programas que han hecho que ‘La Paca’ se convierta en la escuela de todo jienense que ha demostrado afición por el teatro, pero también en maestra de quienes hoy son reconocidos actores. “Siempre confié en Jaén. Me apetecía crear una cultura de base. Hoy todo Jaén es un poco La Paca y eso es positivo. Hay que valorar más lo que se hace en Jaén y tener el hábito de ir al teatro”, afirma.

Pero no todos son halagos. También ha habido “puñaladas”. Gámez reconoce que se sienten “injustamente criticados”, a la vez que parafrasea a don Quijote: “Ladran, luego cabalgamos”.

El secreto de seguir es “ofrecer calidad”. Le preocupa que haya buen público, personas con ganas de volver a ver teatro “siempre”. Afirma que una empresa cultural no sobrevive un cuarto de siglo “si no es con trabajo y éste no puede ser malo, porque el público no es tonto”. Mujer curiosa, viaja porque “cuanto más sabes, más te das cuenta de que hay que seguir aprendiendo”, y reconoce que el teatro es “frescura allá donde vayas”.

Para Gámez “el teatro es vida, está vivo, tiene que tener un papel en la sociedad, contar cosas y echar una mano”. Colaboran con fines benéficos y, sin estar a favor de la gratuidad, mantienen una entrada “asequible a todos”.

La Paca tiene sello propio, el de una dramaturgia que pone en escena adaptaciones “accesibles, cercanas e interactivas”. Sus obras profundizan en valores como la solidaridad, el trabajo en equipo, la paz, el amor y la igualdad, y con ellas acercan el teatro a todas las generaciones, invitándolas a ir juntos. Especialmente al Darymelia, su segunda casa, donde este 20 de marzo se estrena ‘La bella y la bestia’ en inglés (campaña de teatro escolar).

Y como ‘maestra’, confirma que los niños entienden el teatro como “un juego”, los jóvenes encuentran en él la forma de “superar inhibiciones y trabajar en equipo” y los adultos “derrochan energía”.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad Ai Andaluca Informacin