Actualizado: 01:23 CET
Martes, 22/09/2020

Jaén

Nuevo míster y victoria

Víctor Armero, con un auténtico golazo, dio la victoria en el primer partido de García Tébar

  • El Real Jaén venció por la mínima

Un solitario gol, o más bien golazo, de Víctor Armero de falta, fue suficiente para que el Real Jaén hiciera bueno el dicho popular que reza que aquello de “entrenador nuevo, victoria segura”. El conjunto jiennese superó por la mínima al Guadix en la primera de las once finales que tiene por delante el cuadro dirigido por Andrés García Tébar, que llegó y besó el santo. Un triunfo vital que pone fin a la mala racha de cinco encuentros seguidos sin conocer la victoria de los blancos y que de nuevo les permite soñar con llegar con opciones de estar entre los cuatro primeros a final de curso. El envite en el Estadio Municipal de Guadix era una inmejorable oportunidad de empezar una nueva etapa con ilusión. Los jugadores lo sabían y desde el principio se dejaron la piel sobre el terreno de juego para traerse a Jaén los tres puntos. Enfrente había un duro rival, sumido en puestos de descenso y, aunque por distintas razones, necesitado de puntos como el comer. Además, los locales llegaban al envite con una dinámica positiva que le había llevado a conseguir siete de los últimos nueve puntos en juego. Una baza, la psicológica, que jugaba a priori en contra de los blancos. Lo que se vio sobre el verde, sin embargo, fue un equipo, el Real Jaén, voluntarioso y con ganas de sacar el choque adelante desde el principio. Los elegidos por García Tébar tenían clara cuál era su misión, que no era otra que tratar de llevar las riendas del encuentro y aprovechar las ocasiones de las que dispusieran para avanzarse en el marcador. El primer susto que se llevó Alex, portero del cuadro granadino, se lo dio un Pedro Beda que con un disparo a los tres minutos puso a prueba sus reflejos. La intensidad y la brega era la nota predominante en un Jaén que no daba opciones al rival. Así, en el minuto 11 fue Migue Montes quien no aprovechó un buen centro de Víctor Armero para desnivelar el electrónico. La réplica llegó instantes después con un tímido disparo que no sorprendió a un atento Arellano, que tuvo que emplearse a fondo en algunas fases del enfrentamiento. El Jaén se encontraba cómodo y conseguía hilvanar buenas jugadas ofensivas que no se traducían en gol. Higinio colgó un balón que Migue Montes, de nuevo, remató desviado. El atacante blanco fue de los más activos de su equipo y superada la media hora pudo otra vez lograr el primero tras un centro de Pico. El balón se resistía a entrar y el Guadix, esperando atrás, no renunciaba a salir al contraataque. Pedro Beda, con un zapatazo desde la frontal del área, estuvo cerca del objetivo del Jaén, que sin embargo pudo irse al descanso con el resultado en contra si el golpeo de Chinchilla, tras una buena jugada individual, no se hubiese estrellado en el larguero cuando faltaban tres minutos para el intermedio. Finalmente se llegó a la caseta con empate a cero pero con claras ocasiones para los visitantes, que perdonaron en exceso y que a punto estuvieron de pagarlo al final.

Segundo tiempo

Tras el receso reparador, el plan inicial del Real Jaén continuó por sus derroteros. Avisó en el minuto 50 Migue Montes con un gol que el colegiado, a instancias de su asistente, anuló por fuera de juego. El cerrojo accitano se rompería, al fin, dos minutos después cuando en un precioso lanzamiento de falta ejecutado por Víctor Armero, llegaría el ansiado 0-1. Un brillante lanzamiento que quitó las telarañas de la portería de Alex y que fue clave en la moral de los lagartos, quienes en la siguiente jugada de ataque casi logran la sentencia. Corría el minuto 57 cuando un gran disparo cruzado de Mario Martos desde lejos golpeó en la madera y dejó en agua de borrajas el 0-2 que hubiese sido definitivo teniendo en cuenta lo que vendría instantes después. Y es que en el minuto 72, Sergio Moreno vio la segunda tarjeta amarilla y dejó en inferioridad numérica a los de casa, que aun así, en ningún momento bajaron los brazos y con diez jugadores pusieron en aprietos a los lagartos, que debían serenarse y manejar mejor el envite teniéndolo todo de cara. El 1-1 estuvo cerca por momentos, pero Corral y Jorge, con la pólvora mojada, no encontraron el camino del gol. Tampoco Pedro Beda a falta de cuatro minutos para el epílogo pudo cerrar el choque tras una gran jugada individual. Pero tras cuatro minutos de tiempo de añadido con los nervios a flor de piel, el tanteador finalmente no se movió. El golazo de Víctor Armero fue más que suficiente para sumar tres puntos vitales para encarar el tramo decisivo de la temporada desde la tranquilidad que otorga un triunfo. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Tres derrumbes y cuantiosos daños urbanos por el temporal
chevron_right
Detenido por una presunta agresión sexual grupal a una menor en Jaén