Actualizado: 23:44 CET
Lunes, 23/04/2018

Jaén

Boicot estéril

Los que está haciendo la Federación Vecinal Objetivos Comunes es un boicot en toda regla a las lumbres y, al final, a sus barrios y convecinos

  • Lumbre de San Antón

El pregón de Francisco Jiménez, ameno y original, abrió ayer la celebración de San Antón en la capital, donde mañana sábado arderán, tras otra carrera que esperemos que respete la lluvia, 23 lumbres, una más que el año pasado, pero menos de las que se celebraban antes de hacer coincidir los fuegos y la carrera con el sábado más cercano. El motivo es bien sencillo: el absurdo y estéril boicot que la Federación Vecinal Objetivos Comunes (OCO) está haciendo y que lleva dos años dejando a la mayoría de sus asociaciones y barrios sin su lumbre. La defensa de la tradición cuando tiene argumentos tan fundamentalistas y radicales como el “porque sí”, “porque así se ha hecho toda la vida y esa es la tradición” se cae por su propio peso y huele a rancio conservadurismo, máxime cuando, como ya hemos indicado en otras ocasiones, tradiciones del mismo calado e historia, como la romería de Santa Catalina, se celebran el fin de semana más cercano cuando no es festivo sin que estos señores lo hayan cuestionado. Lo que está haciendo OCO es un boicot en toda regla. Apostamos porque se preserven las tradiciones, pero siempre y cuando no se conviertan en una cuestión de fe y no puedan adaptarse a nuevos tiempos. Por tanto, no estaría mal que ante el boicot a las lumbres el sábado de OCO, los vecinos de esos barrios comenzaran otro año a organizarse para hacer, si les apetece, a través de otros canales, sus tradicionales lumbres.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin Andaluca Informacin Publicidad Ai