Actualizado: 01:23 CET
Martes, 22/09/2020

Jaén

Seis partidos sin perder

Migue Montes y Víctor Armero firman los goles de la victoria del Real Jaén fuera de casa

  • Migue Montes, autor del primer gol

Sigue con su buena racha elJaén tras asaltar el Estadio de los Juegos Mediterráneos y derrotar al Almería B por 0-2. Los goles de Migue Montes y Víctor Armero sirvieron para certificar una victoria de mucho peso que permite al equipo continuar en la zona alta de la clasificación. Ya son seis encuentros sin perder, los dos últimos ganando.


El duelo no se podía poner mejor para los jienenses, ayer de morado, que aprovechaban una de sus primeras llegadas antes del primer cuarto de hora de juego para hacer subir el primero al marcador. Migue Montes, de cabeza, mandaba al fondo de las mallas un balón en el segundo palo tras una falta botada por Cervera. El gol tranquilizó al equipo, que comenzó a jugar con la ansiedad de un Almería B que necesitaba la victoria después de dos empates consecutivos.


Los locales dieron un paso al frente y tomaron las riendas del encuentro, pero el Jaén estaba muy bien plantado sobre el terreno de juego y, a pesar de las aproximaciones del filial, no cedía claras ocasiones. Darío Guti y Sergio fuyeron los que más cerca estuvieron del tanto del empate, pero por fortuna para los visitantes no estuvieron nada acertados en los últimos metros.
El Almería B sacó la casta en la segunda parte e hizo valer su condición de local. El Jaén, por su parte, supo sufrir y aguantar bien las acometidas locales y no permitió, como ya ocurrió en la primera parte, que los rojiblancos pusieran en aprietos a Luís.


El equipo estaba haciendo un buen trabajo defensivo y presionaba desde muy arriba la salida de balón del filial, aunque éste superaba bien, la mayoría de las veces, el dispositivo del adversario. De todos modos, se diluía cuando llegaba a tres cuartos de campo debido al buen posicionamiento visitante.


Supo tener paciencia el Jaén, y fruto de ello llegó el segundo gracias a una brillante acción de un futbolísta que tiene magia en sus botas, Víctor Armero. El extremo zurdo hizo gala de su calidad con un disparo desde la banda izquierda que acabó convirtiéndose en gol. El ex del Espanyol B, entre otros, lanzó a portería desde la posición del lateral rojiblanco en un centro que se fue envenenando y Batalla, que no se esperaba el disparo, se adelantó esperando un centro, recibiendo el segundo y definitivo. Conociendo al zurdo, a buen seguro qeu el esférico iba con la intención de acabar besando las redes rojiblancas.


Restaban 22 minutos para la conclusión del encuentro y el segundo gol pesó como una losa en el Almería B, que perdió frescura. Ello lo aprovecharon los visitantes, que supieron hacer su partido, aprovechando los espacios para tener algunas opciones más. Finalmente, el equipo fue capaz de mantener su portería a cero por cuarto partido consecutivo ante uno de los rivales más potentes de la categoría. Un trabajo de diez de todo el equipo, que trabaja la intensidad defensiva como nadie y en el que todos, desde el delantero hasta el guardameta, defienden con ahínco para lograr tan buenos resultados como el conseguido en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. ¡Qué siga la fiesta!



El próximo encuentro en casa será ante el San Pedro, conjunto que se encuentra fuera de los puestos de descenso pero tan solo por el goal average. El rival de la jornada que viene se encuentra en un momento crítico, ya que no vence desde hace más de un mes y tan solo suma cuatro de los últimos 24 puntos. Un equipo perfecto para continuar con la buena racha y tratar de ampliar la ventaja con el quinto, actualmente el Antequera con un punto menos. El gran objetivo del equipo es disputar el play-off de ascenso y con encuentros como el de ayer, en el que supo sufrir y golpear cuando hacía falta, seguro que lo logra. El entrenador del equipo, Salva Ballesta, tiene muy claro lo que debe conseguir el cuadro jinense, y ha dotado sus pupilos del hambre, las ganas, la intensidad y la garra que él mismo mostraba en su etapa como futbolista, destacando como uno de los mejores delanteros de la época del 2000. A pesar de ello, el míster se mostró algo crítico en rueda de prensa al asegurar que al equipo le costó ´´tener el balón´´ en la primera mitad, pero que tras reforzar el centro del campo en los segundos 45 minutos “hemos sabido jugar con el marcador”. Salva Ballesta y el Jaén se entiende a la perfección y son la combinación perfecta. Que nada se tuerza.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Cruzcampo Especial Navidad trae 6,4 millones de ‘regalo’ a Jaén
chevron_right
"¿A Jaén cuándo le toca?"