Actualizado: 01:28 CET
Jueves, 24/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jaén

Adiós a la maldición

El golazo de Migue Montes pone fin a una mala racha fuera de casa que da tranquilidad al equipo

  • Encuentro del sábado

El Real Jaén ganó, no sin sufrimiento, a un recién llegado a Tercera como el Melistar, que ofreció una gran imagen ante los de David Valenciano. Al equipo blanco le costó superar la portería local y no fue superada la hora de partido cuando Migue Montes firmó el tanto de la victoria. Un gol, o más bien golazo, que a su vez pone fin a la mala racha fuera de casa de los jienenses y que da tranquilidad de cara a los próximos partidos.
Sobre el papel, se presentaba un envite desigual. Por un lado, el cuadro local, un CDE Melistar debutante en la categoría, con la ilusión de quien estrena zapatos nuevos por bandera, conocedor de sus límites y a su vez, incapaz de resignarse a ser el sparring del Grupo IX. Por el otro, un Real Jaén al que la Tercera debería quedarle pequeña y que sin embargo ya ha podido observar que para salir del infierno deberá trabajar mucho, con más calma que nervios.
El Melistar, farolillo rojo, llegaba al encuentro después de encadenar dos derrotas consecutivas. La de la primera jornada, por 0-4 ante El Palo, y la de la semana pasada, en la que los hombres de Felipe Sánchez encajaron un doloroso 7-1 ante el Antequera. Sin embargo, el técnico azulón reconocía horas previas al encuentro frente al cuadro blanco que no descartaban sorprender al Real Jaén. El preparador auguraba un partido intenso por parte de los suyos. Y así fue.
No sé notó apenas las diferencias que la teoría presagiaba. La práctica, el verde, dejó claro que la Tercera División no será para los hombres de David Valenciano un camino de rosas, como ya se demostró en el duelo inaugural y como quedó patente también la jornada pasada. El Jaén, además, se enfrentaba a una pésima racha de casi un año y medio sin conocer la victoria a domicilio, algo que el equipo blanco quería romper en La Espiguera y que finalmente consiguió. Sobre el césped artificial del feudo melillense el Jaén salió atascado, un estado que prolongó demasiados minutos y que cerca estuvo de causarle un serio quebradero de cabeza. Sin ir más lejos, la primera ocasión que podría denominarse clara la tuvo Migue Montes al cuarto de hora después de rematar fuera un centro desde la banda de Juanlu. Le costaba más de la cuenta a los de Valenciano llevar las riendas de la posesión y generar peligro en el área local. Cerca de la media hora, el Melistar inquietó la portería de Emilio Muñoz, pero el colegiado anuló el gol de Amín en la que fue la aproximación más peligrosa de los de casa en el primer acto. El portero local apenas tuvo que emplearse a fondo ante un adversario al que le costaba superar líneas para generar oportunidades de gol. Una de ellas la tuvo Manolillo, que superada la media hora remató con la testa un centro de Migue Montes.


Fue entonces cuando el Jaén trató de despertar de su letargo y tratar de perderle el respeto a un rival muy bien plantado sobre el rectángulo de juego, serio en tareas defensivas y que no se privaba de buscar algún contraataque con el que sorprender a los de Valenciano. Así, Migue Montes, de lo más destacado del Jaén, volvió a rematar de nuevo desviado un centro de Rubén Peces. El partido comenzaba a ganar en emoción y el gol parecía que no tardaría en llegar. Sin embargo, tras una buena triangulación, Jonathan Rivera no fue capaz de encontrar portería tras una buena dejada de Rubén Peces a la que precedió un centro de Víctor Armero. La réplica, en los instantes finales del primer tiempo, la protagonizó el local Amín, cuyo remate superó a Emilio Muñoz y cuando se cantaba el gol del Melistar, Juanlu logró sacar el balón prácticamente bajo palos. Con un fantástico lanzamiento de falta de Manolillo al que Jesús respondió con una mano prodigiosa y con los locales reclamando penalti sobre Cassano se llegó al descanso, con todo por decidir.


Tras el paso por los vestuarios, estaba claro que algo debía de cambiar para que los tres puntos se los llevaran los de Valenciano. No en vano, el colegiado señaló la conclusión del primer acto cuando al fin mejor fútbol y ocasiones se veían tras unos primeros 45 minutos de mucho respeto, duelo físico a más no poder y sobre todo, igualado. Así las cosas, la igualdad siguió reinando en el electrónico hasta que por fin, Migue Montes encontró la manera de desatascar el choque.
Antes, pero, había avisado Manolillo con un disparo que despejó Jesús cuando se llevaba disputado una hora de juego. En el 64’ fue cuando el Real Jaén se puso por delante gracias al tanto de su killer, que no desaprovechó la ocasión para superar en un mano a mano a Jesús y lograr el que a la postre sería el tanto del triunfo. Y es que a pesar de que el Melistar trató de reaccionar por medio de Sidi, con paradón incluido de Emilio, y que Fragoso y Jony (con un disparo al palo) tuviesen en sus botas la oportunidad de sentenciar en el tramo final, el marcador ya no se movería por suerte visitante, que se llevó tres puntos ante un rival que para nada puso las cosas fáciles y que luchó hasta el último suspiro.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Camino de la capitalidad
chevron_right
Agosto acaba con 807 parados más en la provincia