Actualizado: 23:36 CET
Martes, 24/04/2018

Jaén

Tristes tiempos, tristes gentes

Reproches continuos entre administraciones, políticas para salir del paso y continuas paradojas se suceden a diario en esta provincia

  • Interior del Museo Ibero

Tristes tiempos los que les toca vivir a esta ciudad y esta provincia, con tristes gentes con mando en plaza. De poco sirve frotarse los ojos por si se tratara de un espejismo, de una confusión, de un malentendido. No es así. Son simplemente tristes tiempos. Ayer la Junta cargaba contra el Ayuntamiento de Jaén porque aún no tiene la licencia para abrir el Muso Ibero, reproche que no estaría carente de razón si no fuera porque lo que de verdad le debería preocupar y sonrojar, es que después de haber terminado la obra, aún no sea capaz ni de abrir las puertas del Museo con la exposición temporal que anunció para primavera, ahora trasladada a otoño, y por el continuo, e histórico ya, desprecio  que la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ya ex y ahora de Justicia, hace a esta tierra, a Jaén. Es cierto que tres meses para que el Gobierno central elabore el informe solicitado para la licencia es mucho tiempo, pero cada palo que aguante su vela. Tristes tiempos también de fotos de concejales, unos enseñando las baldosas que ponen y las flores que plantan y otros metiendo el pie en los socavones para medir el diámetro de la ruina. Y tristes tiempos cuando las administraciones competentes en materia de infraestructuras y desarrollo en esta provincia son las impulsoras de foros sobre la logística y el transporte, que no deja de ser una triste paradoja, en esta triste tierra de tristes gentes.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad Ai