Actualizado: 13:43 CET
Jueves, 22/08/2019

Jaén

El Jubileo de la Misericordia abre la puerta de la Catedral

El Santísimo Cristo de las Misericordias presidió el acto de Apertura de la Puerta Santa de la Catedral y la celebración Eucarística

  • El Cristo de la Misericordia.

Ayer, tercer domingo de Adviento, dio comienzo en la Diócesis de Jaén el Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

El Santísimo Cristo de las Misericordias, de la Cofradía de los Estudiantes, presidió el acto de Apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Jaén y la celebración Eucarística con motivo del inicio del Año Santo de la Misericordia proclamado por el Papa Francisco.

Este magno acontecimiento comenzó a las diez de la mañana en la Basílica Menor parroquia de San Ildefonso. La comitiva estuvo encabezada por el obispo de la Diócesis de Jaén, Ramón del Hoyo López y salió desde la Basílica Menor para llegara la Catedral de Jaén con el fin de abrir la puerta jubilar.
Mientras, a las ocho y media de la mañana, el Cristo de las Misericordias fue trasladado desde el Real Monasterio de Santa Clara hasta la Catedral recorriendo Santa Clara, Los Caños, Martínez Molina, Maestra y la plaza de Santa María.

El traslado tomó forma con la Cruz de Guía, dos faroles, los hermanos de luz, el guión de la Cofradía, los ciriales y el Santísimo Cristo de las Misericordias, adornado con flores de Pascua. El hermano mayor de la Cofradía, Juan Carlos Moreno y su junta de Gobierno participaron en el cortejo, junto al Vicario General, Francisco Juan Martínez. Detrás del Cristo fueron el capellán de la Cofradía, Juan Jesús Cañete; y el párroco de Santa María Madre de la Iglesia, José López Chica.

Una vez en la Catedral, el Cristo se mostró crucificado, en posición vertical, a la espera de la llegada del obispo desde San Ildefonso. En torno a las diez y media se procedió a la apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Jaén y se procedió al traslado de la Imagen hasta el Altar Mayor del templo catedralicio, donde se ofició la Eucaristía con el obispo de la Diócesis.

Tras la Eucaristía se hizo el traslado desde el templo catedralicio al Real Monasterio de Santa Clara, rezando el Rosario y con el mismo recorrido. El Santísimo Cristo de las Misericordias permanecerá en el Altar Mayor del Monasterio hasta que sea trasladado en Vía Crucis a la parroquia de La Merced para celebrar los cultos de la Cofradía.


 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Plan Comercio Seguro se activará el 18 de diciembre
chevron_right
Espectáculo de luz, fuegos artificiales y música por Navidad