Actualizado: 22:36 CET
Martes, 16/07/2019

Jaén

Dos años en el dique seco

Dos años después de la visita del evaluador para la declaración de la Catedral como Patrimonio Mundial y tras la retirada de la candidatura, no se han rebatido los argumentos

  • Catedral de Jaén

Han pasado dos años desde que el arquitecto jefe de Monumentos Históricos del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS Francia), Pierre-Yves Caillault, evaluara en Jaén el expediente de ampliación de Úbeda y Baeza a la Catedral de la Asunción. Acompañado por una delegación de ICOMOS España, los días 29, 30, y 31 de octubre de 2013, el evaluador visitó las tres ciudades para después, en el mes de mayo del siguiente año emitir un informe demoledor sobre la candidatura de la Catedral para integrarse junto a Úbeda y Baeza como Patrimonio Mundial. Dicho informe provocó que el Ayuntamiento de Jaén con su alcalde, José Enrique Fernández de Moya, decidiera retirar la candidatura, ya que de concurrir a la cita anual y ser desechada, nunca más podría presentarse nuevamente.


Sin embargo, tras el varapalo que supuso el informe negativo y la retirada, nada se ha hecho para rebatir en estos dos años los argumentos negativos que planteó ICOMOS y que eran de mucho peso. El comité de expertos anunciado y constituido solo se ha reunido en una ocasión con el único objetivo de anunciar un congreso sobre la Catedral de Jaén para la próxima primavera, cuya organización está siendo llevada por el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Jaén, Pedro Galera. A dicha reunión no acudió la autora del expediente que se elaboró, la arquitecta urbanista Rufina Fernández.


Las dos principales causas de la negativa de ICOMOS era que no se justificaba la autenticidad del monumento como obra completa de Andrés de Vandelvira y que tampoco se demostraba que la Catedral de Jaén sirviese como ejemplo y patrón para templos del Nuevo Mundo. Respecto a la autoría, el informe consultado por VIVA JAÉN, decía: “ICOMOS considera que la Catedral no mantiene la expresión del clasicismo renacentista que fue practicada por Vandelvira en la sacristía y la sala capitular y que el templo no exhibe una evolución contenida de las ideas del Renacimiento hasta el siglo XVIII”.


En cuanto a que fue modelo de otras catedrales en Latinoamérica expone: “ICOMOS considera que la justificación propuesta no es la adecuada. De acuerdo con la información adicional proporcionada por el Estado (Gobierno central), la Catedral de Jaén fue dibujada por Juan de Aranda Salazar en 1642, con la construcción de la tercera fase (presbiterio/altar). Es difícil entender cómo la catedral podría ser un ejemplo a seguir en la América española en la segunda mitad del siglo XVI, cuando el presbiterio/altar no se construyó hasta el siglo XVII, y el coro en el siglo XVIII.
También asegura: “No hay pruebas de que haya un plan o modelo o cualquier otro tipo de descripción anterior a la de Juan de Aranda en 1642”.


En cuanto al tratado de cantería publicado por el hijo de Vandelvira y que según el expediente es un ejemplo de la influencia del arquitecto no solo en el desarrollo del templo jienense, sino en el modelo que significó para catedrales americanas, el informe de ICOMOS lo cuestiona también: “Los métodos de piedra de corte de Vandelvira se documentaron y se compilaron en un libro de su hijo Alonso después de la muerte de Andrés durante el período comprendido entre 1575 y 1591. Así, la diferencia de tiempo entre el inicio de las catedrales de América Latina (mitad del siglo XVI) y la fecha de publicación del tratado de cantería es de casi 40 años”.


Otras cuestiones recogidas en el informe de ICOMOS y que han sido cuestionadas por el propio deán de la Catedral, Francisco Juan Martínez Rojas, señalando que se cumple la normativa vigente, es que no había “información sobre prevención de riesgos, lo cual es motivo de preocupación debido a la falta de protección contra incendios en la propiedad”.



Como conclusión, el informe dice que la extensión del expediente de Úbeda y Baeza no es adecuada, ya que “mientras la contribución de Vandelvira a la arquitectura del Renacimiento de España no se discute, se puede observar que la difusión de esta contribución fue parte de una difusión más general de la cultura arquitectónica española” y que el informe no es capaz de “conectar directamente a Vandelvira y la Catedral de Jaén”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Un nuevo tiempo
chevron_right
El Centro Especial de Empleo reclama a la Junta su deuda